España

DCN destituye a Antonio Béjar como presidente tras su nueva declaración por el caso Villarejo

El Ejecutivo fue cesado de forma fulminante por BBVA, el accionista mayoritario de DCN, horas después de que Béjar volviera a declarar ante el juez del caso Villarejo y mostrara su disposición a colaborar con la Justicia. Por el momento, no hay sustituto. 

Antonio Béjar, presidente de Distrito Castellana Norte
Antonio Béjar, presidente de Distrito Castellana Norte

Antonio Béjar ha dejado de ser este viernes presidente de Distrito Castellana Norte (DCN), la promotora de la operación Chamartín, apenas unas horas después de que fuera llamado a declarar por segunda vez por el juez de la Audiencia Nacional, Manuel García-Castellón, en relación a su imputación en el denominado caso Villarejo, que investiga la presunta contratación del ex comisario José Villarejo por parte del BBVA para labores de espionaje, y que la Fiscalía Anticorrupción solicitara para él libertad bajo fianza de 500.000 euros.

La decisión ha llegado de forma fulminante, a menos de tres días para que el Pleno del Ayuntamiento de Madrid apruebe de forma provisional el proyecto Madrid Nuevo Norte, como se conoce ahora a la operación Chamartín, un hito administrativo que el desarrollo nunca había alcanzado en sus 26 años de historia. DCN está participada de forma mayoritaria por el propio BBVA.

Béjar, que fuera jefe del Área de Riesgos y Recuperaciones Inmobiliarias del banco, figura como investigado en el caso Villarejo. El ejecutivo fue imputado, junto a otras siete personas, y tras una primera declaración ante el magistrado, en la que fue el único en responder preguntas, García-Castellón volvió a reclamar este viernes su presencia. Tras el interrogatorio, que continuará la próxima semana, la Fiscalía realizó la citada petición que, en principio, fue rechazada por el juez a la espera de que concluyera la declaración.

Sin embargo, la posibilidad de que el magistrado decidiera finalmente imponer una fianza a Béjar para evitar su ingreso en prisión o adoptara alguna otra decisión comprometida para el presidente de DCN (como la retirada del pasaporte) cambiaba su situación de forma significativa, lo que no sucedió con su imputación, según señalan a Vozpópuli fuentes conocedoras de la situación.

Junta extraordinaria e improvisada

A partir de que se conoció la nueva comparecencia de Béjar ante García-Castellón, la tarde se convirtió en un ir y venir de llamadas telefónicas y reuniones para analizar el delicado escenario. Casi entrada la noche, DCN convocó una junta extraordinaria de accionistas, el órgano capacitado para aprobar una decisión de este tipo, para hacer efectivo el cese. 

Según ha podido saber este diario, la decisión ha sido tomada de manera tajante por la entidad financiera, aunque ha sido respaldada en la junta por su socio en DCN, Grupo San José, que ostenta una participación minoritaria (en torno al 27% del capital). La junta no ha tomado ninguna decisión respecto a quién será el sustituto de Béjar, toda vez que, al parecer, no se diseñó un plan de contingencia cuando el todavía presidente de la empresa fue imputado por el caso Villarejo. 

De no mediar una decisión acelerada durante el fin de semana, la tan ansiada aprobación provisional de Madrid Nuevo Norte llegará con la promotora del desarrollo descabezada.

Decisión fulminante

En su día, tras tomar declaración a los ocho imputados (incluido el exconsejero delegado del BBVA Ángel Cano), el magistrado tan sólo decretó libertad bajo fianza para Julio Corrochano, ex responsable de seguridad de la entidad financiera, al que impuso una cantidad de 300.000 euros, que ya ha sido abonada, para evitar la prisión. A Corrochano también le ha sido retirado el pasaporte.

La nueva situación de Béjar encendió las alarmas en el entorno de DCN. Aunque el visto bueno a Madrid Nuevo Norte no corre peligro en ningún caso, la tramitación proseguirá durante los próximos meses con las Administraciones, especialmente el Consistorio capitalino, lo que convertía la posición de Béjar en insostenible si García-Castellón decidiera adoptar medidas contra él.

Esta hipótesis provocaba que en el horizonte apareciera la posibilidad de tener que tomar decisiones traumáticas con cierta urgencia, lo que no se había planteado hasta entonces. De forma un tanto sorprendente, los acontecimientos se precipitaron hacia un final que no era nada descartable pero que tampoco se esperaba con tanta inmediatez. Tan es así, que Béjar ni siquiera tuvo ocasión de presentar su dimisión, en pro del bien de DCN, como señala el breve comunicado distribuido por la sociedad. BBVA se le adelantó.   

Colaborar con la Justicia

Esta misma semana, el diario El País publicó que DCN habría mandado a destruir dos discos duros y 19 CD. El juez estaría investigando si entre esos materiales había documentación relacionada con los contratos firmados entre Villarejo y la entidad.

En la declaración, de este viernes, Béjar negó haber participado en las contrataciones de la entidad al excomisario Villarejo, ya que no tenía capacidad de contratación ni de pago, de acuerdo con fuentes judiciales citadas por Efe. El ejecutivo habría manifestado su intención de colaborar con la Justicia.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba