Nuevos audios

Corinna recurrió a Villarejo para ayudar a un político británico enfrentado con Hacienda en España

Actuó para salvar la carrera de Zac Goldsmith, un dirigente de la confianza de David Cameron: “Es muy conocido aquí y, si sale a la luz pública, está muerto”

Zac Goldsmith, Corinna zu Sayn-Wittgenstein y el comisario Villarejo
Zac Goldsmith, Corinna zu Sayn-Wittgenstein y el comisario Villarejo Javi Martínez

Un diputado británico conservador, un abogado socio de Villarejo en la cárcel y una finca en Málaga son tres ingredientes más de la conversación entre Corinna zu Sayn-Wittgenstein y el veterano comisario a comienzos de 2015 en Londres. Aquel encuentro aún guarda detalles desconocidos.

Se sabe que ella buscaba ayuda para frenar la presión que decía sufrir del CNI. Villarejo, datos comprometedores sobre el rey o Sanz Roldán para armarse en el enfrentamiento que mantenía contra el jefe de los servicios secretos. Pero además, según ha podido acreditar Vozpópuli, la examante de don Juan Carlos recurrió a los servicios del veterano policía, actualmente en prisión, para ayudar a un político conservador británico inmerso en España en un conflicto con Hacienda.

Corinna y Villarejo estaban hablando de las cuentas en Suiza atribuidas al rey emérito en la conversación publicada por 'El Español' y 'Okdiario' cuando el facilitador de la cita, el empresario Juan Villalonga, decidió interrumpir. “Oye, una pregunta, ¿pasamos? Porque... cuéntale el tema que es lo importante, Ben Goldsmith”, dijo el expresidente de Telefónica dirigiéndose a la consultora germano danesa. “Ben Goldsmith es hijo de Jimmy Goldsmith, que ya murió, una leyenda de este país”, introdujo Villalonga.

Los Goldsmith

Los Goldsmith son una familia judía de ascendencia alemana muy conocida en Inglaterra, empezando por el financiero sir James Goldsmith, fallecido en 1997. Uno de sus hijos, llamado Ben, acudió a Corinna con el asunto que luego ella le relató a Villarejo. En su afán primaba proteger la carrera política de otro de los hermanos del clan llamado Frank Zacharias Robin. Zac Goldsmith se presentaba a las elecciones generales de mayo de ese año 2015 para conseguir un escaño en la Cámara de los Comunes. Concurría en representación del partido conservador encabezado por David Cameron, quien cosechó una inesperada mayoría absoluta.

Zac Goldsmith junto a David Cameron y Boris Johnson durante su campaña a la Alcaldía de Londres.
Zac Goldsmith junto a David Cameron y Boris Johnson durante su campaña a la Alcaldía de Londres. EFE

Los Goldsmith “tienen una propiedad cerca de Ronda”, le explicó Corinna a Villarejo combinando el español y el inglés con Villalonga haciendo las veces de traductor. “Es una propiedad familiar enorme y al lado de la propiedad hay un pueblo y han hecho como una operación financiera para hacer un desarrollo y la Hacienda de esta zona (sic) les ha puesto un pleito”. De esta proposición de colaboración informó El Español el pasado 15 de julio en una publicación donde aportaba detalles sobre cómo se fraguó la cita. Ahora Vozpópuli aporta los detalles y el sonido del plan que Corinna planteó a Villarejo, quien dijo aceptar "encantado".  

Corinna precisó que los dos hermanos de la familia, Ben y Zac Goldsmith, le compraron su parte de la finca a su madre y a su hermana. Era “la parte cerca del pueblo”, que valía siete millones de euros en 2007. Pero en ese momento no se había hecho la recalificación de los terrenos, que realizó después Hacienda y los tasó en 23 millones. Además, reclamó a la familia impuestos no pagados.

Hacienda les pide 32 millones

La Hacienda andaluza les pedía a los Goldsmith “32 millones” por lo que el clan recurrió “al Tribunal Supremo”, que les dio la razón, siempre según la versión de Corinna. Le aseguró a Villarejo que uno de los hermanos, Ben, había estado en su casa informándole de todo esto sólo unos días atrás. “Su hermano se presenta con Cameron, es un político muy conocido aquí y, si sale a la luz pública, está muerto”, tradujo Villalonga ante el mando policial. No tradujo en cambio las últimas palabras de Corinna, quien llega a mencionar la existencia de una compañía en las “Islas Caimán”, previsiblemente relacionada con los Goldsmith.

Ella expuso que el deseo de los Goldsmith era evaluar la situación unos días, pero que estaban preocupados porque el caso no estaba del todo resuelto y necesitarían ayuda. En concreto, buscaba abogados expertos en la materia que les explicasen los riesgos a los que se enfrentaban y los plazos de tiempo en los que se movían. “Si vienen otra vez, ella debería darle el nombre de este abogado de Stuart and Mackenzie”, terció de nuevo Villalonga, también amigo de Villarejo.

El empresario se refería al despacho de abogados del comisario, integrado en su estructura empresarial con sede en la novena planta de la Torre Picasso, en pleno centro financiero de Madrid. De hecho, en la conversación, el mando policial le facilitó como persona de contacto al letrado Rafael Redondo, su socio y también en prisión preventiva desde noviembre en el marco de la ‘operación Tándem’.

Les dio el teléfono de su socio

Stuart and Mackenzie es una de las empresas en el centro de este caso en el que el juez ya investiga las grabaciones de este encuentro con Corinna. Los fiscales y Asuntos Internos de la Policíapeinan horas y horas de audios incautados en los domicilios del comisario, que ya han generado la apertura de varias piezas separadas en la Audiencia Nacional. Una de ellas es la denominada pieza Iron en la que un despacho de abogados encargó a Villarejo espiar a unos exempleados.

Pactaron 625.000 euros por el trabajo y por el momento los investigadores han detectado 300.000 euros en varios pagos, uno de ellos a través de Stuart and Mackenzie. Villarejo grababa siempre sus citas y en una de ellas se le escucha presumir ante sus clientes de sus contactos con un inspector de Hacienda, que el juez ya ha pedido identificar.

En el marco de su conversación con Corinna, Villarejo no se refirió a ningún contacto con Hacienda y afirmó separar siempre sus trabajos como Policía de sus encargos privados, sin embargo, la Fiscalía lo duda. El Ministerio Público le acusa de valerse de sus contactos en la Policía para impulsar sus pesquisas privadas y cobrar por ello.

Sólo en lo referente a la pieza Iron, los fiscales dicen que “simultaneaba la doble condición de policía y detective privado para realizar trabajos de ‘inteligencia’ para sus clientes, aportando como valor añadido a su empresa su relación directa con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, y desde el momento en que aceptó una retribución económica por realizar uno de estos trabajos, infringió los deberes inherentes a su condición policial”.

Candidato a la Alcaldía de Londres

Finalmente el político británico Zac Goldsmith logró revalidar su escaño en la Cámara de los Comunes en 2015. Con el apoyo de Cameron se presentó un año después como candidato del partido conservador a la alcaldía de Londres, pero perdió ante el representante laborista Sadiq Khan, de origen paquistaní. Meses después rompió con su partido, una consecuencia del apoyo de los conservadores a la ampliación del aeropuerto londinense de Heathrow, un proyecto al que Goldsmith se opuso.

En consecuencia, se mantuvo como independiente y acabó recibiendo el respaldo de los eurófobos del UKIP.  En las elecciones generales de junio de 2017 volvió a presentarse con los conservadores, liderados en esta ocasión por Theresa May. Goldsmith logró su escaño por la circunscripción de Richmond Park por una exigua diferencia de 45 votos.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba