España

Sánchez se prepara para atrincherarse en el escaño aunque pierda las elecciones

El líder socialista no se dará por vencido aunque vuelva a sufrir un batacazo en las urnas y piensa plantar cara a quienes exijan su retirada.

Pedro Sánchez, sentado en su escaño, junto al portavoz socialista Antonio Hernando.
Pedro Sánchez, sentado en su escaño, junto al portavoz socialista Antonio Hernando. EFE

Pedro Sánchez está acostumbrado a actuar con coraje, como se ha demostrado desde que tomó posesión de la secretaria general en el verano de 2014, y no tiene intención alguna de dejar su escaño, incluso en el caso de que dentro de pocas semanas coseche una nueva derrota electoral. Lo aseguran personas de su entorno y la información ha llegado a los barones regionales, temerosos ante lo que pueda ocurrir el 26J. Las consecuencias de esta decisión serán inmediatas sobre Eduardo Madina, el joven diputado vasco en el que confían algunos dirigentes regionales, Susana Díaz entre ellos, para que ejerza como portavoz parlamentario en la XII legislatura.

Madina se quedó a 5.063 votos de lograr el escaño y si Sánchez no deja el acta de diputado es probable que no lo consiga

A Madina le faltaron en diciembre 5.063 votos para salir elegido diputado, pues iba en el número 7 por Madrid y su escaño se lo quedó el PP. En esta ocasión, Sánchez le ha vuelto a hacer la jugarreta de mantenerle en el mismo lugar de la lista, sabiendo que, probablemente, las únicas posibilidades que tendrá de salir elegido dependerán de que él acceda a dejar la Carrera de San Jerónimo en caso de un nuevo batacazo en las urnas. Está claro que sus clanes no son esos.

El pasado 20D, el PSOE quedó cuarto en Madrid al obtener el 17% de los votos, nueve puntos menos que en 2011, un resultado sin antecedentes en la historia de este partido que refleja el débil liderazgo con el que compite ante el PP, Podemos y Ciudadanos. En Ferraz, sorprende que Susana Díaz no haya reaccionado a esta faena de Sánchez y no haya apadrinando a Madina en la candidatura de Almería, donde Podemos estará representado por el exJEMAD Julio Rodríguez, o en otra lista andaluza donde hubiera tenido asegurado un puesto de salida. Fue algo que llegó a estar sobre la mesa de la baronesa del sur y que finalmente desechó, según algunas versiones por la humillación que habría sentido Madina al verse desplazado a una candidatura tan lejana para él.

El PSOE no supera la división interna

El propósito de Pedro Sánchez de parapetarse en el Grupo Parlamentario en caso de una nueva derrota preocupa dentro del PSOE ya que generaría una profunda división interna en un momento especialmente delicado para su partido tanto si se aviniera, bajo otro liderazgo, a colaborar con el PP desde el Gobierno como si continuara en la oposición con un competidor a su izquierda tan potente como Podemos.

Susana Díaz se planteó incorporar a Madina en la candidatura por Almería

Pedro Sánchez (Madrid, 1972) ocupa el escaño desde enero de 2013, fecha en la que la exministra Cristina Narbona tomó asiento en el Consejo de Seguridad Nuclear. Acumulaba una cierta experiencia parlamentaria anterior, ya que estuvo sentado desde 2009 hasta 2011 en el hueco que dejó Pedro Solbes cuando el exvicepresidente se hartó de aguantar a Zapatero. Esta tarea la complementó con sus clases de Economía en la Universidad Camilo José Cela mientras era ponente de la ley de liberalización de servicios, labor a la que, según sus compañeros de escaño, dedicó escasa atención, pues ya entonces circulaba por su cabeza la posibilidad de aspirar al liderazgo del PSOE.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba