Referéndum en Cataluña Comienza la ocupación de los colegios electorales para evitar su cierre para el 1-O

En muchas de estas escuelas, algunos padres, madres, profesores y alumnos tienen previsto pasar la noche en acampadas en el patio y las aulas para mantener el colegio activo y tratar de impedir la actuación policial.

Padres y alumnos de la Escola Diputació de Barcelona con el fin de evitar la entrada y precinto policial al ser un colegio electoral.
Padres y alumnos de la Escola Diputació de Barcelona con el fin de evitar la entrada y precinto policial al ser un colegio electoral. EFE

Numerosos colegios de Cataluña designados como centros de votación acogen desde la tarde de este viernes diversas actividades, como meriendas, talleres de pintura, cine y juegos, para tratar de impedir que sean precintados por orden judicial. Esta iniciativa, que ya cuenta con 60.000 voluntarios inscritos.

En muchas de estas escuelas, algunos padres, madres, profesores y alumnos tienen previsto pasar la noche en acampadas en el patio y las aulas, tras cenas de hermandad y 'fiestas de pijamas' organizadas para mantener el colegio activo y tratar de impedir la actuación policialordenada por el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC).

Los colegios mantendrán a lo largo de mañana más actividades festivas y lúdicas y muchos padres, madres, profesores y alumnos han manifestado que se plantean volver a pernoctar en las dependencias escolares si no son desalojados antes por la policía.

Entre los colegios que pretenden estar activos durante todo el fin de semana se encuentran, la Escuela deEls Encants de Barcelona, la Escuela Bages de Manresa (Barcelona), la escuela L'Univers de la calle Bailén de Barcelona, la escuela L'Arenal de Llevant, en el barrio de Poblenou de Barcelona, el instituto de enseñanza secundaria Calamot de Gavà (Barcelona), el colegio Jungfrau de Badalona (Barcelona) o la escuela Artur Martorell, también de Badalona. Algunos de ellos ya han levantado una tienda de campaña en el patio para poder pernoctar hasta el domingo, otros celebran torneos utilizando carteles en los que se lee: "Esta partida la juegas tú".

El colegio Collaso i Gil del Raval es uno de los puntos donde más movilización se observa tras la decisión de la directora de cerrar el centro. Hasta allí se han acercado vecinos de barrio para ofrecer comida a las personas encerradas en el edificio. También en el Raval, el director del IES Miquel Tarradell ha tratado de cerrar el colegio, pero los vecinos se lo han impedido.

Los vecinos han decidido quedarse dentro del centro, que les dejará un lavabo abierto pero no las llaves

Amismo, decenas de personas han entrado en el IES Miquel Tarradell, en la calle Àngels, algunos convocados por el Comité de Defensa del Referéndum de la zona, otros individuales y otros de ANC y Òmnium, con la intención de pernoctar en el interior del centro y "asegurar" que podrán votar el domingo en la sede electoral.

La dirección ha explicado a Europa Press que tenía intención de cerrar las instalaciones después de que, entre semana, se personaran agentes de los Mossos d'Esquadra e identificaran al director, al que también le preguntaron si tenía material para el referéndum.

También recibió una carta del delegado del Gobierno, Enric Millo, en la que les avisaba de que no podía realizarse, y han lamentado sentirse "amenazados" por encontrarse en medio de un conflicto político.

Tras conversar con el director, los vecinos han decidido quedarse dentro del centro, que les dejará un lavabo abierto pero no las llaves, y sobre las 19.20 horas han iniciado una reunión para organizar actividades y la logística para impedir el cierre con "una resistencia firmemente pacífica".

Los Mossos controlan los colegios

Tras esta actuación de los ciudadanos de los distintos barrios de Cataluña, los Mossos d'Esquadra han comenzado ha hacer controles para evitar actividades en los colegios elegidos como sedes electorales. 

Los Mossos se han desplazado la tarde de este viernes a diferentes puntos de votación en la ciudad de Barcelona con el fin de notificar de la prohibición de llevar a cabo actividades relacionadas con el referéndum y pasar parte de las acciones que tienen lugar, ha podido comprobar Europa Press.

Uno de los primeros centros a los que han acudido los agentes ha sido el de la Escuela Collasso i Gil, en el barrio del Raval, donde han alcanzado un acuerdo con la dirección del centro para cerrar puertas a partir de las 17 horas, coincidiendo con el final de las clases.

Desde ese momento, autorizaban salir, pero no entrar en el inmueble, han explicado a Europa Press miembros de la Asociación de Vecinos de El Sortidor y un profesor.

Han asegurado que los Mossos d'Esquadra no han llegado a entrar en el centro -en cuyo interior no hay ningún concentrado- y pasadas las 18 horas una pareja de agentes se encontraba con un vehículo al otro lado de la calle.

Un grupo de 80 vecinos están concentrados a las puertas cerradas del edificio, en el número 101 de la calle Sant Pau, y una treintena están bloqueados en el patio exterior, entre el inmueble y la verja exterior, que deben saltar para salir.

Trapero estudia pedir refuerzos

Los Mossos d'Esquadra enviarán a agentes uniformados a los colegios electorales para cerrar los locales e intervenir urnas, papeletas y censo, según una orden interna del mayor, Josep Lluís Trapero, que estudia pedir refuerzos a otros cuerpos si hay personas concentradas que impiden su paso.

Así consta en una orden interna, a la que ha tenido acceso Efe, que Trapero ha dictado para dar cumplimiento a la resolución del TSJC que les ordena cerrar los colegios electorales, en la que también establece que el uso de la fuerza policial en caso de "desobediencia pasiva" quedará restringido al acompañamiento de las personas hasta el exterior de los locales, sin usar las porras.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba