Caso Palau

Comienza el juicio del "caso Palau" con Millet, Montull y CDC en el banquillo

La Fiscalía pide 27 años y medio de cárcel para Millet y Montull y otros siete años y medio para el extesorero de CDC, Daniel Osàcar.

La Audiencia de Barcelona juzga desde hoy a los saqueadores confesos del Palau de la Música Fèlix Millet y Jordi Montull, en uno de los juicios sobre corrupción más esperados en Cataluña, en que el extesorero de CDC Daniel Osàcar está acusado por su papel clave en el supuesto pago de comisiones al partido.

En el juicio, que se celebrará hasta finales de junio en el Auditorio de la Ciudad de la Justicia, la Fiscalía pide 27 años y medio de cárcel para Millet y Montull y otros siete años y medio para el extesorero de CDC Daniel Osàcar, por el supuesto pago de comisiones ilícitas de la constructora Ferrovial a la formación nacionalista a cambio de la adjudicación de obra pública durante la etapa de Jordi Pujol.

En las vísperas del juicio, que hoy se inicia con las cuestiones previas antes de que los acusados sean interrogados a partir del 8 de marzo, Jordi Montull ha propuesto un pacto al fiscal para rebajar la pena a su hija, que afronta 26 años de cárcel, a cambio de confesar su implicación en el expolio y dar información sobre el supuesto desvío de fondos a CDC.

Ocho años de espera

El caso llega a juicio casi ocho años después de que los Mossos d'Esquadra irrumpieran, el 23 de julio de 2009, en el Palau de la Música, un auténtico golpe a uno de los bastiones culturales de la burguesía catalana, en un caso que ha acabado poniendo bajo la lupa la financiación de CDC.

Un mes después del registro policial del Palau, Millet y Montull confesaron haberse llevado 3,3 millones de euros del Palau, cifra que desde entonces no ha parado de crecer -hasta los más de 30 millones de euros-, alimentada por nuevos hallazgos que destaparon un desvío sistemático de fondos públicos y privados para todo tipo de gastos particulares, desde el servicio doméstico de toda la familia a la boda de sus hijas y viajes de lujo.

El fiscal Anticorrupción Emilio Sánchez Ulled acusa a Millet y a su mano derecha de los delitos de malversación de caudales, falsedad documental, apropiación indebida y contra la Hacienda Pública, entre otros, y solicita también una condena de 26 años de cárcel para la exdirectora financiera de la entidad, Gemma Montull.

Por el presunto entramado para el pago de comisiones ilícitas a CDC, el fiscal acusa de tráfico de influencias y blanqueo de capitales al extesorero Daniel Osàcar, al tiempo que plantea el comiso de 6,6 millones de euros a la formación por las sumas que supuestamente recibió de Ferrovial, a través del Palau, a cambio de la adjudicación de obra pública en los gobiernos de Jordi Pujol.

El ministerio público reclama multas de 20 millones de euros a Osàcar y a los exresponsables del Palau por el blanqueo de capitales

El ministerio público reclama multas de 20 millones de euros a Osàcar y a los exresponsables del Palau por el blanqueo de capitales perpetrado mediante la trama de comisiones ilícitas, y los directivos de Ferrovial Pedro Buenaventura y Juan Elizaga, quienes afrontan una condena de cuatro años y medio de prisión.

El fiscal cree que el desvío de fondos a CDC contó también con la complicidad de la exdirectora general del Palau Rosa Garicano, para la que pide una condena de ocho años y medio de cárcel y multas que suman doce millones de euros.

Junto a la Fiscalía, Millet y Montull tendrán enfrente a cuatro acusaciones, la del propio Palau de la Música, la del Consorci del Palau de la Música -entidad que agrupa a las administraciones que nutren de fondos públicos la entidad-, la de la Agencia Tributaria -que imputa delitos fiscales a los exresponsables de la entidad- y la Federación de Asociaciones de Vecinos de Barcelona (FAVB).La acusación particular ejercida por el Palau de la Música se ceba en su expresidente, para quien pide 81 años de cárcel, pero sin exigir a CDC responsabilidad alguna por los 6,6 millones de euros que el juez cree que la formación se embolsó a través de la entidad.El Consorci del Palau de la Música, por su parte, pide una condena de 21 años de prisión para Millet y Montull mientras la FAVB pide 37 años para Millet, 25 para Jordi Montull y su hija, y dos años y tres meses para Osácar.

CDC renuncia a 36 testigos en el caso Palau

La defensa de CDC y del extesorero del partido Daniel Osàcar ha renunciado hoy a 36 testigos que había solicitado que declararan en el juicio del Palau de la Música, entre los que figuraban varios cargos de la formación, entre ellos Jordi Turull y los exconsellers Felip Puig y Pere Macias.
La renuncia a estos testigos, aceptada por el tribunal, supone en la práctica que se anularán cuatro días de declaraciones testificales en el juicio por el caso Palau que estaban centradas fundamentalmente en los concursos de obra pública por los que se sospecha que CDC cobró supuestas comisiones ilegales a través de Fèlix Millet y Jordi Montull.
La defensa de CDC -responsable civil a título lucrativo del expolio del Palau- y de Osàcar -que afronta 7 años y medio de cárcel por su papel clave en el supuesto pago de comisiones al partido a través del Palau de la Música- ha alegado que renunciaba a estas testificales por considerar que los concursos para la adjudicación de las obras investigadas no son controvertidos ni suponen el objeto del juicio.
Concretamente, el abogado de CDC y de Osàcar, Xavier Melero, proponía a estos testigos porque formaron parte de las mesas de contratación que adjudicaron algunas de las obras públicas bajo sospecha, entre ellas la Ciudad de la Justicia y la línea 9 del metro de Barcelona.

Entre los testigos que finalmente no tendrán que comparecer figuran el presidente del grupo parlamentario de JxSí y dirigente de CDC Jordi Turull y los exconsellers de Política Territorial Pere Macias y Felip Puig

Entre los testigos que finalmente no tendrán que comparecer figuran el presidente del grupo parlamentario de JxSí y dirigente de CDC Jordi Turull y los exconsellers de Política Territorial Pere Macias y Felip Puig, ambos durante los mandatos de Jordi Pujol.
La defensa también ha renunciado al testigo del exconseller de Política Territorial durante el tripartito Joaquim Nadal (PSC) y de la arquitecta Carmina Llumà, cuyo fichaje como alto cargo del consistorio de Montcada i Reixac (Barcelona) motivó una condena por tráfico de influencias a la exalcaldesa socialista de la localidad Maria Elena Pérez y a los exdirigentes de ese partido Manuel Bustos y Daniel Fernández.
Otros de los testigos que había citado la defensa de CDC y Osàcar -en sesiones programadas para los días 24, 25, 26 y 27 de abril- son el exconseller de Medio Ambiente y exsecretario general de Política Territorial Joan Ignasi Puigdollers, así como el exdirector general de Puertos y Transportes Enric Ticó.
También se librarán de comparecer como testigos el exdiputado del PSC y exalcalde de El Vendrell (Tarragona) Martí Carciner, que fue uno de los colaboradores más estrechos del exconseller de Economía Antoni Castells durante el tripartito, así como el expresidente de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales Brauli Duart.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba