España

Temor en el PP a que C's vete al más votado como hizo en la Diputación de Toledo

Los populares no descartan que el partido de Albert Rivera llegue a alianzas con PSOE y Podemos y se ponen en el peor escenario, el mismo que mandó a la oposición al diputado Arturo García-Tizón. Ciudadanos sólo reconoce la legitimidad de intentar formar gobierno a la fuerza ganadora, pero no va más allá, dejando en el aire si facilitaría con la abstención la investidura de Rajoy o Sánchez.

El líder de Ciudadanos y candidato a La Moncloa, Albert Rivera.
El líder de Ciudadanos y candidato a La Moncloa, Albert Rivera. EFE

De la Operación Menina a la Operación Tizón. Si primero fue Podemos quien deslizó la posibilidad de que Ciudadanos terminara facilitando la investidura de la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, tras el 20-D, algo que la formación naranja descartó totalmente, ahora el temor en las filas populares a un acuerdos puntuales entre C's, PSOE y Podemos está más presente que nunca. Esta sospecha, que el PP ya extendió la pasada semana, como informó Vozpópuli, ha cobrado fuerza tras el debate 'a cuatro' del pasado lunes, donde el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, no terminó de aclarar si dejaría vía libre al partido más votado, pese a la insistencia de la propia vicepresidenta. Ante la indefinición de Rivera, los populares, según las fuentes internas consultadas, se ponen en el peor escenario, el que mandó a la oposición al popular Arturo García-Tizón en la Diputación del Toledo. Ciudadanos votó a favor de socialista Álvaro Gutiérrez, segundo en las urnas, al igual que IU-Ganemos.

Aunque Ciudadanos, por lo general, ha apoyado a la lista más votada, como hizo por ejemplo en Andalucía o la Comunidad de Madrid, también hay excepciones en su pasado reciente. Una de ellas se produjo en la Diputación de León, donde las elecciones del 24-M situaron al PP como el vencedor en las urnas. El partido de Albert Rivera, a través del único diputado que logró aquí, Antonio López, fue el primero en reunirse con el candidato popular, Arturo García-Tizón, pero no hubo entendimiento. El caso llegó al Comité Nacional de Acuerdos Postelectorales de Ciudadanos, presidido por el hoy diputado en el Parlamento catalán José María Espejo, y la decisión fue negar el apoyo al PP y dárselo al PSOE, que necesitaba ese voto para asumir la presidencia de la Diputación.

"Somos el partido que sustenta al Gobierno y nos pueden atacar por cualquier lado", vaticinan desde el PP

Según explicó Espejo en su día en Radio Castilla-La Mancha, el partido naranja entendió que se habían sucedido "algunas dificultades" en la gestión anterior de García-Tizón, quien optaba a la reelección. El dirigente de Ciudadanos dijo que habían tenido en cuenta otros factores, independientemente de la fuerza más votada. Y aquí apuntó a episodios como que se adjudicaran " a dedo" puestos de trabajo del programa De la Mano Contigo 2015 a "simpatizantes y afiliados del PP", algo que "no parece nada regenerador", recalcó Espejo. 

Este "libre albedrío" de Ciudadanos para agarrarse a cualquier conducta desafortunada y bloquear una eventual formación de gobierno es lo que preocupa a los populares, según las mismas fuentes. "Somos el partido que sustenta al Gobierno y nos pueden atacar por cualquier lado", pronostican en el PP. En el caso de la Diputación de Toledo, el propio García-Tizón, según la versión del partido naranja, llegó a ofrecer en la negociación que retiraba su candidatura para que C's apoyara a otro dirigente popular. Sin embargo, el partido de Rivera se negó esgrimiendo que no era "una cuestión de personas", sino de un balance en la gestión de los populares que no ofrecía "confianzas ni garantías".

No obstante, esta decisión de Ciudadanos de apoyar a la segunda fuerza, en este caso el PSOE, en ningún momento contradecía el documento-guía de posicionamiento ante votaciones de investidura en municipios y comunidades, que aprobó el Comité Nacional de Acuerdos Postelectorales. En este texto no aparecía dentro de las "reglas generales" que sus electos dejaran gobernar a la lista más votada. El coordinador de ese comité, José María Espejo, señaló entonces a Vozpópuli que la única deferencia que C's tendría con la formación ganadora sería "reconocerle la legitimidad para iniciar las conversaciones y poner sobre la mesa sus propuestas a fin de llegar a acuerdos. Nada más", precisó.

"Los españoles cuando nos damos la mano somos imparables", afirma Rivera, tendiendo la mano

En base a las últimas declaraciones de Rivera, la dirección de C's se inclina por seguir estas mismas premisas en las negociaciones que tengan lugar tras el 20-D. Por su parte, el PP ha incluido en su programa electoral que el candidato ganador en las municipales sea el que mande.

Ante las próximas generales, el líder de Ciudadanos no ha ido más allá de prometer que no formarán parte de un gobierno que no presidan y que no apoyarán la investidura de Mariano Rajoy (PP) o Pedro Sánchez (PSOE), dejando en el aire si permitiría mediante la abstención en el voto esa investidura de alguno de ellos. 

Un Ejecutivo con "independientes" de otras ideologías

Rivera también ha manifestado que si Ciudadanos gana las elecciones estarían dispuestos a tender la mano y constituir un Gobierno de apertura en el que podrían contar con "independientes de otras sensibilidades en términos políticos", es decir, que hayan colaborado con PP o PSOE. "Los españoles cuando nos damos la mano somos imparables. El 20-D España se va a volver a levantar", fue uno de los principales mensajes que dejó este miércoles Rivera en su mitin en el Palacio de Ferias de Málaga.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba