Ofensiva de Ciudadanos en las provincias

Ofensiva de Ciudadanos en las provincias pequeñas para arañar escaños claves

El crecimiento en afiliaciones y en las encuestas ha llevado a la dirección de Rivera a ir “evolucionando” en su estrategia. En Madrid y Cataluña ya son muy conocidos, pero ahora toca extenderse por las provincias. Aunque no dan ninguna por perdida, centrarán más esfuerzos donde bailan algunos escaños o pueden conseguir mejores resultados: el Levante, cinco ó seis provincias andaluzas, Asturias, Cantabria y algunas circunscripciones concretas de las dos Castillas.

El líder de C's, Albert Rivera, flanqueado por José Manuel Villegas (d) y Juan Carlos Girauta (i).
El líder de C's, Albert Rivera, flanqueado por José Manuel Villegas (d) y Juan Carlos Girauta (i). EFE

El ascenso de Ciudadanos en las últimas encuestas de opinión y el crecimiento en afiliaciones han obligado a la formación naranja a replantearse toda su estrategia de cara a la cita electoral del 20-D. Los sondeos reflejan que cada vez recorta más distancia a los dos grandes partidos. En algún barómetro incluso aparece ya como segunda opción. Y eso ha llevado a sus gurús a ir “evolucionando” en el diseño de su campaña electoral hasta el punto de redibujar todo el mapa que tenían inicialmente pensado. Lo que hace unos meses era sólo una aspiración, ahora se ha convertido en una de las prioridades de C’s: dar la batalla en las provincias. De hacerlo bien fuera de Madrid y Cataluña, esto podría suponer un salto cualitativo y determinante en el reparto de fuerzas, asestando un duro golpe al bipartidismo.

Ciudadanos ya es muy conocido en Madrid y Cataluña. Ahora se trata de extenderse por las provincias, donde el partido carece de unas bases bien formadas como las de los partidos tradicionales. En un increíble ejercicio de activismo, Podemos fue capaz de instalarse de forma bastante homogénea a lo largo y ancho de la geografía española. Sin embargo, la estela del partido de Pablo Iglesias se difumina, con un liderazgo un tanto desnortado y alejado del centro político, donde de verdad se disputan las victorias electorales. El testigo del regeneracionismo ha pasado a Ciudadanos, que tiene la oportunidad histórica de propinar un gran zarpazo a PP y PSOE... Siempre que tenga éxito en las provincias.

La formación de Rivera es consciente de que cuenta con menos implantación en País Vasco, Navarra y Extremadura

Aunque no darán ninguna región por perdida, la formación liderada por Albert Rivera es consciente de que cuenta con menos implantación en País Vasco, Navarra y Extremadura. Su presencia también se antoja débil en Galicia y La Rioja. En cambio, la marea naranja está abarcando con inusitada fuerza el Levante, cinco o seis provincias de Andalucía, Asturias, Cantabria y algunas circunscripciones concretas de las dos Castillas. Si bien organizarán eventos en todas y cada una de las provincias, se trata de concentrar más los siempre escasos recursos allá donde brinden más réditos. En ciudades grandes como Valencia o Málaga se esperan unos resultados espectaculares. Y además se redoblarán los esfuerzos en provincias pequeñas donde consideren que está bailando algún escaño que puede caer de su lado, como por ejemplo es el caso de Ávila.

En conversación con Vozpópuli, el vicesecretario general de Ciudadanos y jefe de gabinete de Rivera, José Manuel Villegas, afirma que el partido desplegará todos sus esfuerzos en estas provincias, programando actos territoriales, teniendo presencia en los medios de comunicación o realizando un extenso mailing, entre otras actuaciones de cercanía y conexión con la ciudadanía. El equipo de Rivera se encuentra cerrando estos días su agenda para la campaña, pero avanzan que el líder de C's quiere recorrer todas las comunidades en las dos semanas previas al 20-D.

Respecto al mailing, dio buen resultado en las últimas elecciones catalanes, sobre todo en Girona y Lleida. Este diario informó de que cómo la formación naranja estrenó un envío masivo para el 27-S, dirigido a cada uno de los electores. Con anterioridad, solo remitía esta propaganda electoral (con la papeleta y el sobre) a algunos domicilios (una carta por casa) de aquellas zonas donde solía obtener más votos. Así, evitaron las intimidaciones a pie de urna.

“Ser tercero en una provincia menor y que el primero no te doble en votos te puede dar la opción de obtener escaño", subraya el jefe de gabinete de Rivera

Villegas asegura que “de una forma o de otra, no vamos a dar ningún escaño, ninguna provincia por perdida. Vamos a intentar llegar a todas ellas”. Y explica el replanteamiento de los planes iniciales, que se han visto alterados, a mejor, por el auge del partido en los sondeos y el aumento del número de afiliados. “En esas provincias que en algún momento se consideraba imposible ser primeros o segundos, ahora eso está mucho más abierto”, subraya el vicesecretario general de C’s. “Ser tercero en una provincia y que el primero no te doble en votos te puede dar la opción de obtener algún escaño incluso en aquellas que reparten tres”, recalca Villegas.

De este modo, el jefe de gabinete de Rivera incide en que “no es lo mismo que las encuestas te den cuarto a que te den tercero, y si te dan tercero y además apareces en encuestas como las de los últimos días a 10 o 12 puntos de distancia del primero, pues eso te puede hacer tener escaño ya no sólo en las provincias de cuatro diputados, sino también en las de tres”. “Al aplicar la Ley D’Hondt, si eres tercero y el primero no te dobla en votos te corresponde el tercer escaño”, señala.

Las 27 provincias menores, decisivas

En concreto, los analistas dividen las 52 provincias españolas de las que salen los 350 diputados en tres categorías en función de su tamaño: grandes, medianas y pequeñas. En las dos tipologías primarias, los sondeos no auguran grandes problemas a Ciudadanos para hacer llegar su mensaje al mayor número posible de votantes de estas circunscripciones. El reto principal, sin embargo, se encuentra en arañar representación en las 27 provincias menores, donde hay en juego entre uno y cinco diputados. Ahí, el escaño, tradicionalmente en manos del bipartidismo, está a un precio muy alto para una fuerza emergente, ya que necesita lograr entre un 16 y un 33% de los votos.

En aquellas provincias donde se reparten tres escaños, como por ejemplo las plazas de Huesca, Teruel o Zamora, el corte para conseguir asiento en el Congreso estaría en torno al 25% de los sufragios, según los expertos. La última encuesta de Simple Lógica daba a Ciudadanos un 22,6% en intención de voto a nivel nacional. De momento, el partido de Rivera tiene programado celebrar el próximo 1 de noviembre en Ávila (aquí se disputan 4 escaños) una reunión de su Comisión Ejecutiva. Los principales dirigentes de la formación se desplazarán a esta ciudad, cuna del expresidente del Gobierno Adolfo Suárez (UCD), por cuya figura política siente predilección Albert Rivera. Será el pistoletazo de salida a la precampaña del 20-D.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba