España

La doble vara de Ciudadanos: saca la guadaña con ediles insumisos por votar al PSOE

Entrega al PSOE el Ayuntamiento de Granada, mientras que en Molina de Segura (Murcia) expulsa a sus cinco ediles tras permitir precisamente un Gobierno socialista. Los exconcejales naranjas estallan: "Nadie nos pidió que volviéramos a dejar vía libre al PP tras dimitir el alcalde". Desde la dirección nacional de C's lo niegan y remiten a correos internos. El equipo de Albert Rivera afirma que el exregidor popular de Molina dimitió "en cumplimiento" del pacto de gobernabilidad allí sellado.

  • El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, en la sede del partido.
    El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, en la sede del partido. Ciudadanos vía Flickr
  • Estanislao Vidal, exportavoz del Grupo Ciudadanos en Molina de Segura.
    Estanislao Vidal, exportavoz del Grupo Ciudadanos en Molina de Segura. C´s Murcia

La divergencia de movimientos que ha protagonizado Ciudadanos en dos de sus plazas destacadas, las de Granada y Molina de Segura (Murcia), ha alimentado el debate sobre la credibilidad de su criterio como partido bisagra. En tan sólo unos días la formación de Albert Rivera ha sido capaz de entregar al PSOE la ciudad andaluza y de expulsar a sus cinco ediles en dicho municipio murciano después de permitir precisamente un Gobierno socialista a finales del mes de marzo.

Los dos casos acumulan grandes semejanzas pese a su desigual desenlace. Si en Granada dimitió el alcalde del PP, José Torres Hurtado, por el caso Serrallo, en Molina de Segura hizo lo propio su compañero de partido, Eduardo Contreras, por el caso Vertedero. Si en Granada gobernó Hurtado gracias a la abstención de los cuatro concejales naranjas (hasta que le retiraron su apoyo en diciembre), en Molina de Segura hizo lo propio Contreras después de que los cinco ediles de C’s emitieran voto propio y facilitaran así el mandato del PP en mayoría simple. El reglamento de las corporaciones locales dice que si un candidato no tiene mayoría absoluta siempre gobierna el del partido con más concejales.

Como tercera coincidencia, los representantes de C’s en sendos Consistorios pidieron a los alcaldes investigados que se marcharan. La cuarta coincidencia, quizá la de mayor relevancia, es de la de justificar que habían declinado la balanza de lado del PSOE para propiciar un relevo de siglas, un cambio de signo político en una institución salpicada por la corrupción. Este planteamiento que ha servido al diputado y portavoz de C’s en el Ayuntamiento de Granada, Luis Salvador, para aupar a la Alcaldía al socialista Francisco Cuenca, es el que ha costado la expulsión a Estanislao Vidal y sus cuatro compañeros en el Consistorio de Molina de Segura. Estos cinco concejales votaron a favor de Esther Clavero (PSOE), lo mismo que hicieron sus compañeros en Granada.

"Los delegados regionales de C's Murcia sabían que no íbamos a votar a otro candidato del PP", revela el expulsado Estanislao Vidal

Sin embargo, unos han sido defenestrados y otros reconocidos. En conversación con Vozpópuli, Estanislao Vidal todavía no sale de su indignación. "Si alguien dice que viene a regenerar la vida política, debería aplicar los Estatutos de igual manera para todo el mundo", subraya. El comunicado de C’s dice que el expediente de expulsión se produce por "incumplir la disciplina del partido". A finales del pasado marzo, C’s abrió un expediente disciplinario a estos cinco ediles porque la decisión de votar a favor de la candidata socialista "fue tomada de forma unilateral y en contra del criterio del partido tanto a nivel regional como nacional". Esta semana, el expediente ha pasado a ser de expulsión.

Pero, ¿cuál es el criterio que sigue la formación naranja? Los Estatutos y reglamentos del partido no dicen en ningún punto que deba permitirse el gobierno de la lista más votada. Sólo se le reconoce a la fuerza ganadora la legitimidad para iniciar conversaciones con los otros grupos políticos de cara a formar gobierno, pero nada más. En la nota de esta semana, donde se dice que el expediente disciplinario ya es de expulsión, el partido naranja reitera que "C’s marca una nueva forma de hacer política, y por ello se actúa en el cumplimiento de los estatutos, normativa interna del partido y el respeto a unos principios éticos que garantizan la responsabilidad y el compromiso adquirido con la ciudadanía".

-¿Pero a ustedes les dijo algún responsable del partido que se estuviesen quietos y permitiesen que el PP siguiera mandando, en este caso con la candidata Sonia Carrillo?  

-Nadie nos pidió que volviéramos a dejar vía libre al PP tras la dimisión del alcalde. Ni tampoco que votásemos al PSOE. Nosotros entendíamos que debía darse un cambio en Molina de Segura y hablamos con todos los grupos políticos, con la única premisa fijada por C’s de que sólo formaremos parte de un Gobierno si lo presidimos (a pesar de no ser la lista más votada). De esto se da conocimiento a los delegados de C’s en la Región de Murcia Mario Gómez, Miguel Sánchez y Antonio Puche. Nadie nos exige ni tampoco figura en los Estatutos que debamos apoyar a la lista más votada. Es más, uno de esos coordinadores dijo incluso que no estábamos aquí para hacer alcalde a otro miembro del PP después de las circunstancias que se habían dado, con un caso de corrupción... Y sabiendo que la Junta de Gobierno como tal puede ser imputada en un futuro, como en Granada. Otro de esos coordinadores comentó que él había votado junto a PSOE y Podemos para arrebatarle distritos de Murcia al PP.

-No obstante, estuvieron tan cerca del PP en las negociaciones que casi gobiernan ustedes con el apoyo de los populares...

Sí, estaba bastante avanzado, pero el PP se descolgó a última hora argumentando que desde la dirección regional de C's Murcia les habían comunicado que nosotros nos volveríamos a votar a sí mismos como el pasado junio y dejaríamos que siguieran gobernando ellos (PP y Ciudadanos son socios en el Parlamento autonómico). Eso sólo podía ser un engaño, porque nosotros, los concejales de C's de Molina de Segura habíamos dejado muy clara nuestra postura. Los delegados regionales de C's Murcia sabían que no íbamos a votar a otro candidato del PP. Y luego llega la noticia de que nos habían abierto un expediente, del que nos enteramos por la prensa.

-Le ha mandado un escrito al presidente de C's, Albert Rivera, pidiéndole explicaciones. ¿Le ha contestado?

-Todavía no. Le he mandado a su correo personal un escrito de 17 folios argumentándole todo el proceso. Nos han dado siete días para que presentemos alegaciones al expediente de expulsión del partido y el plazo concluye este martes. Aunque ya ha llegado una notificación al Ayuntamiento para echarnos del Grupo municipal de Ciudadanos. Esto no tiene ni pies ni cabeza. Ahora mismo estamos fuera del partido y como concejales no adscritos. Y eso, que fuimos el municipio de España de más de 20.000 habitantes donde C's obtuvo el mayor porcentaje de voto en las últimas elecciones locales, y donde pasamos de tener un concejal en 2011 a cinco en 2015.

-También ha dicho que no dejará su acta de concejal hasta que Rivera le diga a la cara por qué le ha expulsado.

-Así es. Pero no creo que acceda. Ya anda subido al avión... Hay una vara de medir para unos y otra vara para otros. Si alguien dice que viene a regenerar la vida política, debería aplicar los Estatutos de igual manera para todo el mundo. Lo que hemos hecho nosotros ha sido lo mismo que hizo Rivera cuando votó a Pedro Sánchez. Es una injusticia en toda regla. 

la dirección nacional niega la versión de vidal

Desde la cúpula de C's rechazan la versión ofrecida por Estanislao Vidal, exportavoz naranja en el Ayuntamiento de Molina de Segura. Explican que sí se le indicó que estaba obligado a mantener el acuerdo de gobernabilidad sellado con el PP a principios de legislatura, puesto que el exalcalde popular Eduardo Contreras dimitió por el 'caso Vertedero' "en cumplimiento" de dicho pacto. Por tanto, sostienen que no había motivo para retirar el apoyo al PP, a diferencia de lo ocurrido en Granada, donde el exregidor investigado, José Torres Hurtado, puso gran resistencia hasta que cesó, ante la cercanía de una moción de censura que C's respaldaba.

Asimismo, el equipo de Albert Rivera niega a este diario que los concejales de Molina de Segura expulsados por incumplir la "disciplina del partido" no fueran advertidos desde la dirección nacional de que tenían que seguir permitiendo un gobierno del PP. Fuentes de la Ejecutiva nacional subrayan que hay pruebas de que hubo tal comunicación mediante el intercambio de correos electrónicos entre la Secretaría de Grupos Institucionales que dirige el diputado José María Espejo y los ediles del municipio murciano.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba