España

Cifuentes aprovecha su escolta para burlar a la prensa con una “maniobra de distracción”

Los funcionarios policiales tienen posibilidad entrar directamente en coche al garaje, a salvo de las cámaras y con acceso directo a los ascensores que dirigen al Juzgado 

La ex presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes.
La ex presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes. Efe

La expresidenta de la Comunidad Cristina Cifuentes logró evitar que las cámaras de televisión captasen su imagen llegando a los Juzgados de Plaza de Castilla de Madrid para declarar por la obtención de su máster. Se aprovechó de que acudió al Juzgado en coche y con la escolta policial a la que todavía tiene derecho en ocasiones circunstanciales. Fuentes jurídicas y policiales confirman a Vozpópuli que cuando un coche es conducido por un funcionario policial y enseña su placa en el acceso puede entrar por el garaje, a salvo de periodistas.

No obstante, este es casi el único punto en el que se ponen de acuerdo las diversas fuentes consultadas. Unos y otros eluden su responsabilidad sobre el acceso y la salida de la imputada. Desde el decanato han llegado a calificarlo de “maniobra de distracción” y los efectivos de seguridad privada contratados por la Comunidad de Madrid que participan en la seguridad de los juzgados se quejaban de “falta de respeto”. Entienden que no se les ha tenido en cuenta en un dispositivo en el que habitualmente se les consulta. Aseguran que en este caso no se ha atendido al protocolo.

Fuentes jurídicas indican incluso que la expresidenta usó dos coches para despistar a la prensa, sin embargo fuentes policiales afirman que es difícil verificar este punto ya que antes y después de que se fuese Cifuentes, fueron varios los coches de funcionarios policiales y jueces que también salieron por el garaje. Uno de los policías que trabaja en el edificio relata que los periodistas le sacaron fotos a su coche cuando salía dirección a su casa.

Acceso a los ascensores

Los Juzgados de Plaza de Castilla de Madrid cuentan con tres entradas para los coches. Una vez en el garaje, hay acceso directo a los ascensores con los que puede subir a la planta correspondiente al Juzgado que investiga su máster, en este caso el número 51. Su abogada, en cambio, entró por una de las puertas de peatones, según fuentes policiales.

La escolta de la expresidenta está integrada en una unidad adscrita a la Jefatura Superior de Policía de Madrid que presta protección a personalidades y son agentes de Policía Nacional. Un informe del Ministerio del Interior recoge que la expresidenta puede disponer de escolta de forma "circunstancial" por motivos de seguridad, cuando las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad lo consideren oportuno, informa Europa Press.

En la seguridad del edificio participa la seguridad privada apoyada por Policía Nacional y lo referente a este asunto es competencia del Decanato, actualmente en funciones. El anterior responsable era el magistrado Antonio Viejo, pero dejó su plaza hace semanas al fichar por el Ministerio de Justicia de Dolores Delgado. La nueva decana es María Jesús del Barco, pero todavía no ha tomado posesión.

El Decanato, en funciones

El cargo en funciones lo ejerce provisionalmente la jueza Carmen Valcarce. Según informó Eldiario.es, ella ha tomado la decisión de que los periodistas no pudiesen cubrir desde dentro del edificio la declaración de Cifuentes si llegaban más tarde de las 14.00 horas. La citación de la expresidenta era a las 16.30 horas. Las declaraciones en fase de instrucción son a puerta cerrada, pero los periodistas suelen preguntar a la salida a los abogados por el desarrollo del interrogatorio.

La jueza Valcarce fue la que investigó el caso de los espías en la Comunidad de Madrid. El día que acudió a declarar por este asunto en 2014 el exvicepresidente Francisco Granados, la magistrada le recibió con dos besos. Así lo relató el propio Granados a su mujer, según una escucha telefónica captada por la Guardia Civil en el marco de la operación Púnica. El exdirigente popular narró que la jueza llegó a decirle que estaba “para servirle”.

Las fuentes jurídicas consultadas por Vozpópuli negaban en cambio que Valcarce haya dado alguna instrucción sobre el modo en el que Cifuentes tenía que entrar y salir del edificio y apuntaban a una decisión exclusiva de la Policía Nacional.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba