España

C's presionará a Sánchez para dejar por escrito el 'no' a una consulta separatista

El partido de Albert Rivera fijará este compromiso entre sus prioridades en las próximas negociaciones discretas y públicas que mantendrá con los socialistas. El documento elaborado por el equipo de Sánchez no recoge la postura que fijó el Comité Federal del PSOE en su resolución del pasado 28 de diciembre.

El líder del PSOE, Pedro Sánchez (i), junto al presidente de Ciudadanos, Albert Rivera.
El líder del PSOE, Pedro Sánchez (i), junto al presidente de Ciudadanos, Albert Rivera. C's

Después de propiciar un primer gran punto de encuentro entre los tres partidos constitucionalistas, el de relajar el cumplimiento del objetivo de déficit, Ciudadanos ha puesto ahora el objetivo en lograr un consenso similar en una de sus principales reivindicaciones: la unidad frente a los secesionistas. Según fuentes del círculo más próximo a Albert Rivera consultadas por Vozpópuli, el partido naranja planteará en las próximas negociaciones con el PSOE el compromiso de dejar por escrito en cualquier tipo de acuerdo que los firmantes harán todo lo posible por impedir que se celebre una consulta independentista en Cataluña. 

El documento inicial que C's trasladó al PSOE la pasada semana no hacía referencia a la necesidad de fijar ese compromiso escrito, pero el partido de Rivera lo pondrá sobre la mesa en las reuniones discretas y públicas que mantendrá con el equipo de Pedro Sánchez, aseguran las mismas fuentes. El texto naranja no iba más allá de abogar por "un marco constitucional actualizado que garantice la igualdad real de todos los españoles en una España unida y en una Europa unida". Habrá que ver ahora cómo encajará esta petición el entorno de Sánchez.

Por su parte, los negociadores del secretario general socialista y candidato a la investidura tampoco incluyeron en su Programa para un Gobierno progresista y reformista respuesta alguna a una hipotética consulta soberanista. El documento se limita a decir que una subcomisión en el seno de la Comisión Constitucional del Congreso se encargaría de "desarrollar el concepto de Estado federal" en un proyecto que comenzaría a redactarse a principios de 2017. Estos trabajos irían encaminados a una reforma de la Constitución para "completar el funcionamiento federal de la organización territorial de nuestro Estado", señala el PSOE. 

Este movimiento de C's apunta a la línea de flotación de un posible Ejecutivo del PSOE apoyado por Podemos

Sin embargo, esta propuesta remitida por el equipo de Sánchez tanto a Ciudadanos como a Podemos no recoge la postura que fijó el Comité Federal del PSOE en su resolución del pasado 28 de diciembre. Los barones consiguieron entonces que el texto albergara lo siguiente: "La autodeterminación, el separatismo y las consultas que buscan el enfrentamiento sólo traerán mayor fractura a una sociedad ya de por sí divida. Son innegociables para el Partido Socialista y la renuncia a esos planteamientos es una condición indispensable para que el PSOE inicie un diálogo con el resto de formaciones políticas".

Además, la resolución del citado Comité Federal considera que la "responsabilidad" del partido y el "interés general" hacen que "rechacemos, de manera tajante, cualquier planteamiento que conduzca a romper con nuestro ordenamiento constitucional y que amenace así la convivencia lograda por los españoles durante estos últimos 37 años".

Este movimiento de Ciudadanos tiene especial transcendencia por cuanto apunta directamente a la línea de flotación de un posible Ejecutivo del PSOE apoyado por Podemos, que, a su vez, ha pedido a los socialistas que se alejen de la formación naranja. El partido de Pablo Iglesias, que todavía no se ha sentado con el equipo negociador del PSOE, presentará su programa de gobierno en breve y todo apunta a que incluirá su apuesta por avanzar en el "derecho a decidir".

La organización morada, que será el último partido en ofrecer su propuesta de acuerdo, tras pedir una vicepresidencia y seis ministerios, tiene firmado un compromiso con sus socios de En Comú (la plataforma de Ada Colau con la que fueron en listas), del que tendrá difícil zafarse sin consecuencias negativas. Uno de los objetivos de dicha alianza para la presente legislatura es la "defensa del derecho a decidir de Cataluña mediante la exigencia de un referéndum que sea vinculante y con todas las garantías democráticaspara que todo el mundo pueda expresar libremente el voto sobre el futuro político del país".

El 'plan Caamaño' como referencia

Asimismo, el pasado enero, la dirección de Iglesias abrazó la idea de celebrar un "referéndum legal" en Cataluña, según el llamado plan Caamaño, por el nombre del que fuera ministro de Justicia de José Luis Rodríguez Zapatero. De momento, la cúpula de Podemos no ha vuelto a incidir en él. Francisco Caamaño planteó en su libro Democracia Federal. Apuntes sobre España (Turpial), publicado en 2014, una fórmula consistente en promover una consulta previa reforma del artículo 92 de la Carta Magna y después de que "cuando por dos veces seguidas el Parlament con una mayoría de dos tercios" eleve al Congreso de los Diputados tal propuesta de celebración de referéndum. Según el exministro socialista, la Cámara Baja abriría entonces "un debate de política general en el Congreso, y si existe una mayoría absoluta favorable (del Pleno) a esa consulta entonces el presidente del Gobierno estará obligado a convocarla".

Sin embargo, esa reforma del artículo 92 de la Constitución necesitaría como mínimo dos tercios del Congreso y mayoría absoluta del Senado, algo inviable a día de hoy por la representación conseguida por el PP en ambas cámaras el pasado 20 de diciembre. También el PSOE se niega a concretar cambios en la Constitución antes de 2017.

Además, Caamaño siempre matiza que sería una consulta para "valorar el nivel de satisfacción dentro de España" y que nunca permitiría a sus impulsores, aunque saliese el 'sí' a la independencia, irse unilateralmente, sino "abrir un proceso de negociación con las autoridades del Estado". Podemos, por su parte, también mantiene que no está a favor de la independencia y que haría campaña a favor del 'no' en una eventual consulta pactada. 

Rivera se fija en la 'declaración de granada'

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha avanzado este viernes en un desayuno informativo que el texto relativo a ese compromiso contra los separatistas, que planteará al PSOE, será muy similar a lo recogido en la 'Declaración de Granada' que Ferraz aprobó en común con el PSC en el Consejo Territorial celebrado en julio de 2013. Este documento señala que "ni el retroceso ni la ruptura son la solución que España necesita". Además, no incluye apelación alguna al "derecho a decidir" ni al "Estado plurinacional” que demandaron los socialistas catalanes. También queda excluida la posibilidad de organizar "referendos territorializados".

Según ha manifestado Rivera, la 'Declaración de Granada' viene a subrayar "la igualdad de todos los españoles" y que "no cabe fragmentación en un país democrático como España".

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba