LA CAMPAÑA ELECTORAL DEL 27-S

El discurso "españolista" de Pablo Iglesias genera repulsa entre sus socios de ICV

El sector independentista de Iniciativa cree que el líder de Podemos está eclipsando la sensibilidad más soberanista de la coalición. El cabeza de lista de 'Cataluña Sí se puede', Lluís Rabell, y otros tres miembros de la candidatura conjunta simpatizan con la secesión.

El candidato de 'Cataluña Sí se puede', Lluís Rabell, con miembros del ala separatista de ICV.
El candidato de 'Cataluña Sí se puede', Lluís Rabell, con miembros del ala separatista de ICV. EFE

La distancia que está marcando el líder de Podemos, Pablo Iglesias, con la independencia en la campaña catalana está siendo excesiva para un sector de Iniciativa per Catalunya Verds (ICV), sus compañeros de candidatura. El eurodiputado y secretario general de la formación morada viene reiterando que no comparte la idea de que Cataluña se separe del resto de España. La última declaración en este sentido llegó este martes: "Con nosotros (esto es, con Podemos en el Gobierno central), buena parte de Cataluña no se querría ir", señaló en la cadena Cope.

A intervenciones de este tipo, que han generado malestar en el ala independentista de Iniciativa, se han unido otras de tintes "etnicistas" que han ido agravado el cabreo de sus socios. Por ejemplo, cuando dijo la pasada semana en un mitin que "esa gente que no se avergüenza de tener padres andaluces o abuelos extremeños tiene que sacar los dientes" o cuando manifestó que "la Catalunya del extrarradio es más auténtica que ninguna otra". Miembros de la corriente 'Compromís per la Independència (CxI)', integrada en ICV, no se han visto nada representados con estos mensajes identitarios lanzados por el líder estatal de Podemos, formación con la que comparten candidatura 'Cataluña Sí se puede' al 27-S. 

En un gesto para contrarrestar el barniz "españolista" que está dando Iglesias a la campaña de Podemos-ICV, dicho sector de los ecosocialistas ha lanzado un manifiesto donde subrayan que la lista con la que concurren, 'Cataluña Sí se puede', es "la opción que representa mejor los valores de la izquierda nacional y la que presenta una hoja de ruta más convincente, realista y efectivo para conseguir que el pueblo catalán, si así lo desea, alcance la independencia". Toda una declaración de intenciones, que choca con la postura contraria a la secesión que muestra Iglesias, consciente de que las elecciones al Gobierno de España están a la vuelta de la esquina, a las que se presentará como cabeza de cartel de Podemos.

Críticos de ICV no se han visto nada representados con mensajes identitarios lanzados por el líder estatal de Podemos

Mientras Iglesias se lanza al voto del descontento socialista -al del "extrarradio" o "cinturón morado", como dice el eurodiputado- que no quiere romper el mapa, el candidato de su lista a la Generalitat, Lluís Rabell, se fotografía con la corriente independentista de ICV y deja ver su inclinación soberanista. Con motivo de este encuentro, el empresario marmolista, que ya defendió hace años ir hacia una "República catalana", como informó Vozpópuli la pasada semana, escribió en su cuenta oficial de Twitter que "se puede ser independentista y votar a 'Cataluña Sí se puede".

El ala separatista de ICV presentó el manifiesto en compañía de Rabell y reivindicó la candidatura 'Cataluña Sí se puede' como el mecanismo idóneo para alcanzar la independencia. Eso sí, sus firmantes introducen aquí diferencias con la candidatura de 'Juntos por el Sí' (CD, ERC, ANC y Òmniun Cultural') en su hoja de ruta hacia la secesión. Para 'Compromís per la Independència', la mejor fórmula consiste en emprender un "proceso constituyente" tras el 27-S, "sin esperar a la celebración de otras elecciones", y convocar un "referéndum de autodeterminación". En cambio, el presidente de la Generalitat, Artur Mas, y sus socios plantean un itinerario de nueve pasos: que van desde la declaración solemne de inicio del proceso de independencia hasta unos comicios constituyentes y la redacción de una "Constitución catalana". Todo ello en un máximo de 18 meses y contemplando la negociación con el Estado.

En otro pasaje del documento crítico, el sector secesionista de ICV también se aleja de Iglesias en lo relativo a "abrir un proceso constituyente en Cataluña y en España", como defiende el líder de Podemos. Para estos ecosocialistas, tal iniciativa "no debe estar supeditada a un proceso similar en España". No obstante, precisan que sí ha de "tener presente los posibles cambios que se puedan derivar de las elecciones generales del mes de diciembre".

"Desconocimiento penoso de la realidad catalana"

Prueba de ese enfado con la actitud de Iglesias es también un artículo publicado este martes en la web Tribuna.cat por miembros independentistas de Iniciativa. Firmado por Josep María López Llaví , Teresa Mira, Enric de Vilalta y Josep María Armengou, el texto pone de relieve que "los esfuerzos iniciales de Rabell, persona manifiestamente soberanista, tanto como los de la cabeza de lista por Lleida, Sara Vilà -una de las impulsoras dentro de ICV de la corriente 'Compromís per la Independència'-, para templar el discurso unívoco anti-Mas y anti-'Juntos por el Sí', están desapareciendo ahora del discurso, cubierto por la omnipresencia en la campaña del líder español de Podemos, que de paso muestra un desconocimiento penoso de la realidad catalana".

Además de Rabell, la lista de 'Cataluña Sí se puede' al 27-S incluye a tres candidatos que simpatizan abiertamente con la secesión. Tal y como ha publicado este diario, se trata de la citada Sara Vilà, diputada y portavoz de CxI, la también parlamentaria, Laura Massana, que ocupa el puesto 13 por Barcelona, y Jaume Moya, número cinco por la circunscripción de Lleida. 

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba