España

La ANC de Forcadell quema sus naves por un acuerdo con concentraciones en la calle y vídeos a lo Braveheart

La ANC, Òmnium Cultural y otras asociaciones que durante años han recibido subvenciones de la Generalitat se han puesto a favor de Junts pel Sí y en contra de la CUP en estas últimas horas antes de la convocatoria de elecciones.

Concentración junto a la fachada de la catedral de Barcelona el jueves por la tarde
Concentración junto a la fachada de la catedral de Barcelona el jueves por la tarde TWITTER / Assemblea

#volemacord es la llamada multitudinaria de la Assemblea Nacional Catalana, la organización independentista presuntamente desligada de la Generalitat que ha trabajado con intensidad en el último lustro y mucho antes organizando las concentraciones multitudinarias del 11 de septiembre y otros actos reivindicativos. Para este jueves no ha podido mover a cientos de miles de personas al igual que en la Via Catalana o en la última Diada, pero sí han logrado concentrarse en lugares emblemáticos de las principales ciudades de Cataluña (en Barcelona, frente a la fachada de la Catedral) para exigir que los políticos lleguen a un acuerdo.

Aunque la ANC es una organización autodenominada 'cívica' y desligada en teoría de partidos políticos, a nadie se le oculta su cercanía a CDC (ahora Democràcia i Llibertat), algo más a ERC pero su separación total de la CUP. El trabajo de esta organización ha sido incansable en los últimos años, por eso recordaban en redes sociales que Cataluña toca la independencia "con la punta de los dedos" y arengaban a sus fieles con videos de carácter épico como este:

Entre música con tintes bélicos, el video hace continua apelación emocional a los grandes momentos que ha vivido el independentismo en los últimos años, especialmente en los Onze de Setembre de los últimos cuatro años, con actos de gran impacto como la 'V' sobre la ciudad de Barcelona o la propia Via Catalana que unió la región de norte a sur en 2013. Y termina pidiendo un acuerdo entre independentistas con apelación al 'pueblo' al más puro estilo Braveheart.

Desde que la histórica presidenta de la ANC, Carme Forcadell, preside también el Parlament del parque de la Ciutadella, sus manifestaciones en público son más moderadas de lo que eran antes. Su nuevo presidente, Jordi Sànchez, tiene un perfil más moderado y se ha limitado a pedir acuerdo político. Pero también ha sido duro con los anticapitalistas cuando ha pedido perdón a los ciudadanos por haber pedido el voto "para cualquier formación independentista", lo cual incluía a Junts pel Sí y la CUP, un partido que ha traicionado este mandato según el punto de vista de la ANC.

En el entorno de la ANC, de Òmnium Cultural y en general todas aquellas facciones del independentismo que montaron Junts pel Sí, la presión a la CUP ha ido creciendo en los últimos días hasta estar llena de agresividad. El todos contra todos entre el independentismo es total en estos momentos, y blanden este video de la cupaire Anna Gabriel diciendo "no se puede reducir el momento histórico de este país a quien sea el próximo presidente, el próximo presidente deberá ser aquel que declare la independencia y nos da igual como se llame".

No apte per gent sensible. És massa fort. pic.twitter.com/qI1W5rrUak — Àlex Sastre (@alexsastre83) January 7, 2016

El independentismo aparecía unido hasta hace poco tiempo, pero la polémica con la CUP ha conseguido poner la continuidad de Artus Mas como punto central.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba