Narcotráfico

'El Castaña' intentó pactar antes de entregarse y la Policía cree que se refugió en Gibraltar

'Isco' Tejón dio explicaciones a los agentes sobre la difusión del videocilp y les dijo que no había tenido la intención de provocarles

Francisco Isco Tejón preguntó sorprendido a los agentes de la Policía Nacional si era necesario que le pusieran las esposas. Hacía sólo unos minutos que sus abogados habían llamado a las autoridades para facilitar el lugar en el que se iba a entregar su cliente, el narcotraficante de hachís más buscado de España. Los policías le replicaron que se trataba de un arresto como cualquier otro. Así puso fin a su escapada el último líder del clan de Los Castaña, la organización más activa del estrecho. Había heredado la jefatura del negocio en junio, cuando arrestaron a su hermano y verdadero cabecilla, Antonio Tejón.

La Policía pone en contexto el concepto de entrega voluntaria y lo achacan a que se sabía acorralado. Isco, como se le conoce en su centro de operaciones ubicado La Línea de la Concepción (Cádiz), se encontraba en busca y captura desde 2016, pero se intensificó el cerco sobre él y su entorno hace cuatro meses. Según informan a Vozpópuli fuentes de la investigación, durante ese tiempo intentó sin éxito llegar a un pacto para entregarse. Este propósito de acercamiento lo realizó a través de sus abogados, visitantes habituales de la comisaría donde asisten a todo tipo de detenidos de la zona.

Con mensajes más o menos explícitos trataron en varias ocasiones de sondear a los agentes dedicados a seguir los pasos de su cliente principal. Nunca obtuvieron respuesta del otro lado, siempre según las fuentes consultadas, que niegan cualquier tipo de negociación. A su juicio, el deseo de Isco era pactar unas condiciones en prisión más favorables de las que desde hace cuatro meses tiene su hermano, interno en la cárcel de Córdoba.

Junto a su familia y con una maleta

Minutos antes de las 8 de la mañana de este miércoles una llamada de su principal abogado daba cuenta a la Policía de que su objetivo les estaba esperando en el paseo marítimo del barrio de la Atunara, en la Línea. Concretamente estaba en la calle, pero en un punto muy próximo a un domicilio de su entorno sobre el que la Policía ya tenía dispuesto un equipo de vigilancia. No tardaron en llegar. Isco se encontraba junto a varios familiares y allegados y había hecho una maleta por recomendación de sus abogados. El juez le envió a prisión horas después.

La Policía Nacional ha contado con medio centenar de agentes dedicados casi en exclusiva a dar con su escondite durante todo este tiempo. Las investigaciones han sido realizadas por la Unidad de Drogas y Crimen Organizado (UDYCO), la Brigada de Policía Judicial de la Comisaría de La Línea y el Grupo de Respuesta contra el Crimen Organizado (GRECO) de la Comisaría General de Policía Judicial con sede en Madrid.

La sensación entre ellos durante la jornada de ayer era de descanso luego de cuatro meses de turnos y vigilancias -también a su familia y amigos- en un entorno muy desfavorable si lo que se pretende es pasar desapercibido. Las barriadas de la Línea de la Concepción son auténticos refugios y zonas de confort para los narcos, cuya actividad delictiva emplea a decenas de familias que viven del dinero fácil procedente del tráfico de hachís.

Menos capacidad que su hermano

Isco realizó movimientos parecidos a los de su hermano. Tal y como informó este periódico, Antonio Tejón llegó a cambiar siete veces de domicilio durante los 45 días que duró su particular cerco. Son muchos los lugares que Isco tenía para esconderse, si bien los investigadores creen que no llegó a salir de la Península. En cambio sospechan que, al menos durante un tiempo de estos cuatro meses, llegó a encontrar refugio en Gibraltar. “Nosotros ahí dentro no podemos hacer nada”, lamenta uno de los responsables de la operación.   

Isco reapareció mediáticamente hace unas semanas cuando se difundieron las imágenes de un videoclip de música latina en las que se le ve en compañía del cantante, de nacionalidad cubana, y rodeado de mujeres. La Policía inició una investigación sobre este vídeo y han concluido que se grabó en un burdel de la provincia los meses de verano. En un momento de su arresto, el narcotraficante ha querido aclarar ante los agentes que en ningún caso trató de provocar a las autoridades con esas imágenes. Los agentes insisten en que no ha sido un factor que haya influido en su actuación.

Cuando fue detenido Antonio Tejón, los expertos policiales ya vaticinaron que Isco no tenía el mismo carisma que su hermano a la hora de dirigir el negocio y le auguraban escaso éxito. Confiaban en que el cabecilla histórico tratase de continuar pilotando los envíos de droga desde la cárcel, pero las fuentes consultadas indican que se encuentra con dificultades desde el centro penitenciario de Córdoba. El clan de los Castaña ha liderado el tráfico de hachís en los últimos años, pero no es el único que opera en la zona. Es previsible que algún clan rival trate de ocupar ese espacio que queda ahora con la detención del segundo hermano Tejón. 

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba