España

El juez investiga si Banco Santander y La Caixa pagaron de forma irregular a Rato como asesor

Se trata de una nueva línea de investigación en el denominado caso Rato. La UCO trata de averiguar si el ex ministro facturó sus trabajos de asesoría para ambos bancos a través de empresas pantalla, para evitar así declararlos a través de su IRPF.

El ex presidente de Bankia, Rodrigo Rato.
El ex presidente de Bankia, Rodrigo Rato. Archivo

El titular del Juzgado de Instrucción Número 31 de Madrid, el magistrado Antonio Serrano Arnal, ha abierto una nueva línea de investigación en el denominado caso Rato. Según consta en el sumario de esta causa de corrupción, al que ha tenido acceso Vozpópuli, el instructor –a petición de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil (UCO)- ha puesto la lupa en cómo facturó el ex vicepresidente del Gobierno, Rodrigo Rato, los trabajos de asesoría que realizó para dos de los grandes bancos de nuestro país, Banco Santander y La Caixa.

En concreto, la UCO trata de averiguar si el ex gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI) cobró parte de sus labores de asesoría en ambas entidades a través de alguna de las empresas pantalla investigadas en esta causa para evitar así declarar las mismas a través del Impuesto de la Renta de las Personas Físicas (IRPF) y hacerlo, en contraposición, a través del Impuesto de Sociedades, lo que le suponía eludir parte del pago de sus obligaciones fiscales.

La UCO quiere saber si mecanismo irregular de pago empleado con Telefónica se repitió en las labores de asesoría de La Caixa y Banco Santander

Se da la circunstancia de que los investigadores hallaron que este mecanismo irregular de cobro se produjo cuando Rato tuvo que facturar sus trabajos de asesoramiento a la multinacional Telefónica por valor de 300.000 euros más IVA. Éstos fueron pagados a través de la presunta sociedad opaca, Kradonara, a nombre de la misma, en vez de ir dirigidos al propio ex presidente de Bankia.  La Agencia Tributaria entiende que se trata de un contrato "simulado" y alertó de que con el mismo "se ocultaba a la persona física (Rodrigo Rato) a través de una sociedad interpuesta y opaca que la administra su presunto testaferro (Domingo Plazas) para simular que era esta sociedad quien presta los servicios a Telefónica S.A".  De hecho, el citado contrato que firmó Rato con la multinacional -donde la identidad del ex ministro no aparecía por ningún lado- ha acarreado que se impute al secretario general de Telefónica, Ramiro Sánchez de Lerín, así como a la propia compañía como persona jurídica en este procedimiento judicial seguido en los juzgados de Plaza de Castilla (Madrid).

Rato asesoró a la gran banca

Rodrigo Rato trabajó como asesor internacional de Banco Santander entre los años 2008 y 2009 -por el que percibió una contraprestación de 200.000 euros- y desde septiembre de 2013 hasta que estalló en noviembre de 2014 el escándalo de las 'tarjetas black' donde se vio involucrado el ex gerente del FMI. Según ha podido este periódico, la entidad que preside Ana Patricia Botín pagó directamente a Rato como persona física por sus trabajos en el banco, en vez de hacerlo a través de alguna de las sociedades del investigado. 

Por otro lado, el ex dirigente del Partido Popular fue nombrado miembro del consejo de administración de Servihabitat -la inmobiliaria fundada por La Caixa- en noviembre de 2014 aunque previamente había sido consejero de Criteria –el holding financiero de La Caixa- entre los años 2008 y 2010; puesto que abandonó para presidir la antigua Caja Madrid.

En esta pieza separada del caso Rato se investigan delitos de corrupción entre particulares, administración desleal y blanqueo de capitales

Desde el inicio de la investigación del denominado caso Rato, la Agencia Tributaria informó de la supuesta comisión de varios delitos fiscales por parte del ex ministro así como del cobro por parte de éste de determinados honorarios mediante la facturación por "supuestos servicios de asesoramiento" que, en lugar de tributar incorporándolos a la base imponible del IRPF, era declarado "en el impuesto de las sociedades instrumentales utilizadas cada momento".

Junto con esta línea de investigación, la Guardia Civil mantiene ahora vivas las pesquisas sobre la vinculación de Rodrigo Rato con el banco de inversiones Lazard, la creación de la sociedad Newcoval para el desarrollo urbanístico de unos terrenos propiedad del Valencia C.F, la actividad del ex ministro como conferenciante a través de la empresa BBC o el supuesto trato de favor que recibió su cuñado Santiago Alarcó por parte de Bankia. En esta pieza separada del caso Rato se investigan delitos de corrupción entre particulares, administración desleal y blanqueo de capitales.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba