LOS SECRETOS DEL SUMARIO

Suma y sigue: el juez Velasco imputa a una noble por 'blanquear' 100.000 euros en Suiza para la trama Púnica

El magistrado toma declaración como investigada a María Mercedes de Gortázar e Ybarra por una supuesta operación de 'lavado' de dinero desde una cuenta suya en Ginebra con otra de los cabecillas de la trama, Francisco Granados y David Marjaliza. Ella niega los hechos y descarga la responsabilidad en la gestora helvética Probus Compagnie SA, la misma salpicada en la operación que implica a Inés de Borbón y Borbón, prima del rey Juan Carlos, y que aparecía mencionada en la 'Operación Emperador' contra la mafia china. 

Imagen de archivo del juez Eloy Velasco, instructor del 'caso Púnica'.
Imagen de archivo del juez Eloy Velasco, instructor del 'caso Púnica'. EFE

Más apellidos con abolengo en la larga lista de imputados en el 'caso Púnica'. El titular del Juzgado Central de Instrucción número 6, Eloy Velasco, ha tomado declaración en condición de investigada a Mercedes de Gortázar e Ybarra, hija del fallecido octavo Conde de Superunda, Manuel de Gortázar y Landecho, por su presunta implicación en una operación de blanqueo de dinero en Suiza con los dos principales cabecillas de la trama, Francisco Granados y el constructor David Marjaliza. En concreto, el magistrado la interrogó por una supuesta transferencia de 100.000 euros realizada en 2008 desde la cuenta que ella poseía en el UBS de Ginebra a otra abierta en la misma entidad a nombre de la empresa costarricense Droz & Co, una de las mercantiles 'pantalla' del político y el constructor. En un escrito recientemente entregado en la Audiencia Nacional, la mujer ha negado conocer a ninguno de ellos y descarga la responsabilidad del movimiento de fondos bajo sospecha en la gestora helvética Probus Compagnie SA. Esta firma esla misma que aparece en una operación similar que ha provocado también la reciente imputación de Inés de Borbón y Borbón, prima del rey Juan Carlos, y que aparece citada en el sumario de la 'Operación Emperador' contra la mafia china.

Mercedes Gortázar gestionaba su cuenta en Suiza a través de la firma helvética Probus Compagnie SA, la misma que habían contratado Marjaliza, Granados y la primera del rey Juan Carlos

Mercedes de Gortázar declaró como investigada ante el juez Velasco el pasado 3 de febrero, aunque dicha comparecencia no había trascendido hasta ahora al encontrarse la investigación de las operaciones de blanqueo en Suiza de la trama Púnica aún bajo secreto de sumario. Según el escrito entregado recientemente en la Audiencia Nacional por su defensa y al que ha tenido acceso Vozpópuli, aquel día el magistrado y la Fiscalía Anticorrupción plantearon a la mujer "varias preguntas sobre determinadas operaciones bancarias" realizadas desde la cuenta que ella reconoció tener abierta en el UBS de Suiza desde "los años 70". En concreto, por una supuesta transferencia de 100.000 euros efectuada el 16 de septiembre de 2008 que tuvo como destino final uno de los 19 depósitos bancarios que Marjaliza y Granados tuvieron en el país helvético.

En dicho escrito, el abogado de Mercedes de Gortázar asegura que "la seguridad" con la que el juez Velasco planteó durante el interrogatorio las preguntas sobre dicho movimiento de fondos, hizo que ésta contestara "a las mismas asumiendo como cierta" dicha transferencia de fondos. Sin embargo, ahora alega que ella nunca fue consciente de dicho envio de dinero y, de hecho, asegura que tras consultar la documentación remitida por la entidad financiera suiza, en los extractos no ha encontrado ningún movimiento bajo dicho concepto "salvo falsificación u omisión" por parte del UBS. Lo único que admite ahora es que en esas fechas sí hizo una disposición de efectivo por una cantidad similar. En concreto, de 101.252,50 euros. El dinero fue recogido en caja por una tal "señora Picco (a quien no tenemos el gusto de conocer)" de Probus Compagnie SA, la firma de inversión con sede en Ginebra que también gestionaba las cuentas de Marjaliza y Granados y de otros imputados por el lavado de fondos, entre ellas Inés de Borbón y Borbón.

Retiradas de efectivo para traer a España

La mujer también reconoce en dicho escrito que esta firma helvética era la que se encargaba de la gestión de su patrimonio en el país centroeuropeo dada la "estrecha amistad" que unían a su marido, fallecido en 1990, con el presidente y fundador de la misma, George de Preux. "Cuando doña Mercedes necesitaba retirar alguna cantidad de dinero para los gastos de mantenimiento de su familia (enviudó con cuatro hijos, 42 años y sin trabajo) lo solicitaba a Probus", detalla el escrito de su abogado. Según continúa el mismo, sólo entonces "algún empleado de Probus le traía [a España] en efectivo el dinero previamente extraído de su cuenta corriente, no otro". Por ello, asegura que "la extracción del dinero era autorizada si se retiraba de la cuenta de Doña Mercedes y sólo consta en sus extractos bancarios retiradas de dinero de su cuenta, no transferencia ni órdenes de pago a otras compañías". Una conclusión a la que llega su letrado a la vista de "la información facilitada por el banco [suizo] y por la memoria de mi representada".

La hija del fallecido Conde de Superunda niega conocer a Granados y Marjaliza, e insiste en que su cuenta suiza está declarada al fisco español

Mercedes de Gortázar, que aseguró no conocer la existencia de la empresa costarricense que supuestamente recibió la transferencia ni "a los involucrados en esta operación de corrupción", acompaña al escrito con numerosa documentación bancaria y fiscal. Lo hace porque otro de los argumentos que esgrime en su defensa es que su depósito bancario en Suiza, y que fue cerrada en julio de 2014, se encontraba declarada al fisco, el Banco de España y la Secretaria de Estado de Comercio desde el año 2012. "Como se puede observar, dicha cuenta no estaba oculta sino que se declaraba hasta cuatro veces cada año a distintos departamentos de una misma Administración por lo que puede decirse que no se ha podido declarar más", recalca su abogado. Por todo ello, solicita ahora al juez Velasco el sobreseimiento y archivo de las actuaciones contra ella. El magistrado aún no se ha pronunciado.

La prima del rey, un exalcalde del psoe, empresarios...

El nombre de Mercedes de Gortázar se une a la lista una quincena de personas investigadas en el 'caso Púnica' por el blanqueo de fondos desde cuentas suizas para la trama. El mismo día que declaraba ella en la Audiencia Nacional, también comparecía Inés de Borbón y Borbón, prima del rey Juan Carlos, acusada del 'lavado' de 37.000 euros para la red de corrupción. Además de los nombres de ambas, también han transcendidos como imputados los de varios empresarios y un ex alcalde socialista. Este último es Florencio Campos Corona, regidor de Alcalá de Henares (Madrid) entre 1987 y 1995. Está acusado de ayudar a la 'lavar' 341.000 euros a través de una fundación 'fantasma'. También figura como investigado Michael Trevor Langdon Sharman, un ciudadano español de origen norteamericano al que se relaciona con un ingreso de 1,28 millones de euros en los depósitos bancarios en Ginebra de los dos presuntos cabecillas de la trama. La Guardia Civil llegó, incluso, a registrar su domicilio. Otro es el hotelero valenciano José Amadeo Semper Asensi, al que en las últimas semanas se han sumado un médico, J.P.B. La lista, sin embargo, puede seguir creciendo en las próximas semanas, porque el juez Eloy Velasco remitió en septiembre a la Agencia Tributaria una relación con las identidades de otras ocho personas para saber si entre 2005 y 2013 alguna de ellas había declaradotener dinero fuera de España, "con especial hincapié en Suiza". Sospecha que también pudieron ayudar a blanquear dinero a Granados y Marjaliza.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba