España

La otra agenda de Púnica que aterra a los políticos: 293 páginas de la secretaria de Marjaliza con sobornos

La Guardia Civil localizó en el despacho de Ana María Ramírez, mano derecha del 'arrepentido' constructor, un dietario manuscrito con las cantidades en metálico que supuestamente se entregaban en mano a cargos públicos de los ayuntamientos donde actuaba la trama. Es el 'legajo documentación precinto GC000693'.

La otra agenda de Púnica que aterra a los políticos: 293 páginas de la secretaria de Marjaliza con sobornos
La otra agenda de Púnica que aterra a los políticos: 293 páginas de la secretaria de Marjaliza con sobornos

Iniciales, tachones, cantidades de dinero, fechas y anotaciones en post-it. La agenda intervenida a Francisco Granados, y que ha permitido imputar recientemente al empresario Javier López Madrid y al exgerente del PP madrileño, Beltrán Gutiérrez, no es el único dietario manuscrito que amenaza a los cargos públicos que presuntamente recibieron sobornos de la trama Púnica. La Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil también da un importante valor probatorio a la que localizó en el despacho que tenía Ana María Ramírez, secretaria del constructor David Marjaliza Villaseñor, en las oficinas que el entramado societario de este último tenía en la localidad madrileña de Pinto. Se trata, en concreto, de 293 páginas con detalles sobre el pago de comisiones a políticos "en sobres y con billetes de elevado valor facial". La declaración del constructor ha permitido aclarar qué se esconde detrás de las numerosas iniciales que contiene, como hizo con la que se encontró en poder del político 'popular'.

La agenda fue localizada en el despacho de Ana María Ramírez, mano derecha del constructor. La Guardia Civil la etiquetó como "legajo documentación precinto GC000693" e hizo constar el número de páginas

La agenda fue intervenida el 27 de octubre de 2014, el día que la Guardia Civil hizo el grueso de las detenciones. Se encontraba en el despacho que Ana María Ramírez tenía en las oficinas del Edificio Éboli, situado en el número 1 de la calle Poeta José Hierro, de Pinto, una localidad madrileña situada a sólo 7 kilómetros de Valdemoro. Desde allí, Marjaliza y su colaborador gestionaban su compleja red de empresas. La Guardia Civil etiquetó entonces dicho dietario de anillas como el "legajo documentación precinto GC000693" e hizo constar el número de páginas. Durante los meses siguientes, sus agentes la han convertido en una de las piezas clave para desentrañar cómo, cuánto y, sobre todo, a quién presuntamente se pagaron los sobornos por la adjudicación irregular de contratos municipales, especialmente a la empresa de eficiencia energética Cofely-GDF Suez.

Hasta ahora de su contenido ha transcendido muy poco. Sólo un par de hojas. No obstante, su efecto ha sido demoledor en los informes en los que se ha incluido referencia a la misma, sobre todo después de que primero Marjaliza y, más adelante, la propia autora de los mismos hayan explicado a los investigadores el significado de las anotaciones. El constructor llegó a detallar al juez Eloy Velasco el pasado mes de junio que "en muchas ocasiones" él adelantaba el dinero de las 'mordidas' "de su bolsillo" para pagar a los políticos implicados a la espera de que la multinacional le pudiera hacer llegar ese dinero mediante la facturación de trabajos ficticios a dos de sus empresas, Ruta Energética y Construcciones de la Peña. El empresario también señaló que la entrega de dichos sobornos se hacía en metálico en las oficinas de Pinto donde, precisamente, se halló la agenda.

"P", "CV", "ME", "S", "G" y "Most"

De las dos únicas hojas que recoge la parte del sumario de Púnica que no está bajo secreto, la que más ha aportado a la investigación es la página 221 de la agenda. En la misma, y bajo la leyenda 'Cofely', aparece una tabla con media docena de iniciales junto a cantidades de dinero supuestamente entregadas. De esta media docena, la Guardia Civil ha podido descifrar cinco de ellas. Se trata de "CV", que presuntamente corresponde con Collado Villalba y que recoge una entrega de 135.000 euros; "ME", Moraleja de Enmedio, y enlazada a otra de 30.000 euros; "P", Parla, vinculada a medio millón de euros; "S", Serranillos del Valle, junto a la cantidad de 2.000 euros; y "Most.", Móstoles, unida con una flecha a la cifra de 6.000 euros. Aún está "sin identificar" la primera inicial de la lista, "G", que aparece vinculada con una entrega también de 6.000 euros. También aparece una supuesta entrega de 35.000 euros a las iniciales "ALC", aunque la misma figura tachada.

Un informe de la UCO recalca la "verosimilitud" de la agenda porque recoge cantidades que "concuerdan con las comisiones" pagadas a políticos 

Así, en el informe sobre las irregularidades del contrato de Cofely en la localidad de Móstoles, la UCO vincula dicha hoja de la agenda con una supuesta entrega a Mario Utrilla, quien fuera diputado autonómico del PP hasta la pasada Legislatura y alcalde de Sevilla La Nueva, también imputado en la causa. Según los investigadores, sería el pago que este político iba a recibir de Marjaliza "para las vacaciones" por poner en contacto a la trama con su hermano Alejandro, concejal de Medio Ambiente de la primera localidad y con el que supuestamente se concretó el amaño de los pliegos de licitación del concurso. "Sin embargo, la verosimilitud del contenido de este documento manuscrito no recae únicamente en esta coincidencia, sino que [...] figuran otras cantidades que también concuerdan con las comisiones acordadas en diferentes municipios de la Comunidad de Madrid donde se había decidido de antemano la adjudicación de contratos de eficiencia energética para Cofely", destaca un informe de la UCO.

De hecho, otro documento de la Guardia Civil sobre otro de estos amaños, el referido al concurso que ganó la multinacional en Serranillos del Valle, también hace referencia a esta hoja concreta de la agenda de Ana María Ramírez. En este caso, los agentes vinculan la supuesta entrega de 2.000 euros con un supuesto pago para el alcalde de esta localidad, el también imputado Antonio Sánchez Fernández, del partido independiente UDMA. El propio Marjaliza lo reconoció en dos ocasiones en su declaración ante el juez Velasco, aunque aseguró que era "para una carrera, algo parecido a un patrocinio". No obstante, el constructor reconoció que el alcalde le había pedido 25.000 euros para comprarse un coche deportivo, pero que no llegó a pagárselo porque la Guardia Civil los detuvo a ambos antes de hacer la entrega.

"Brunete", "Quijorna", "Alcalá", "Avelino", "David"...

Sin embargo, esta página 221 no se queda en este listado. También incluye otras anotaciones(ver bajo estas líneas), aunque ninguno de los informes de la UCO que figuran en los tomos del sumario sobre los que ya no pesa el secreto de sumario aclara el sentido que dan a las mismas. Así, bajo la palabra "personales" aparece otra vez la inicial "P" y una nueva cifra, en este caso 25.000 euros. Junto a ellas aparece otra columna, en este caso de "extras-pagos", con los nombres propios "David" y "Avelino" y sendas entregas de 35.000 y 25.000 euros. En una tercera, nombres completos de localidades y, de nuevo, el nombre de "Avelino". Éste figura relacionado también con la cifra de 25.000 euros. Los municipios señalados con "Brunete", vinculado a la cifra de 12.000 euros; "Quijorna", unido a la cantidad de 2.000 euros; y "Alcalá", junto a la que aparece un tachón, aunque debajo aparece la cuantía de 42.000 euros junto a otras anotaciones difícilmente legibles. Esto último ocurre con la última anotación de la que sólo se entiende la cifra, 1.400 euros.

En la parte conocida del sumario aparece una segunda página de la agenda de Ana María Ramírez (ver bajo estas líneas) con anotaciones supuestamente de entregas de sobornos bajo lo que parece el dibujo de un sol. Se trata, de nuevo, de una columna con cinco anotaciones, una de ellas tachada, de nuevo con cifras e iniciales. Así, aparecen dos entregas de 50.000 euros cada una a "P", que anteriormente fue identificado por la Guardia Civil como Parla. Las mismas tienen fecha del 13 de mayo y el 26 de junio de 2014, sólo unos meses antes de las detenciones. También aparece una de 2.000 euros a "S" realizada el 9 de mayo del mismo año, y que los investigadores consideran que es la misma que supuestamente se entregó al alcalde de Serranillos del Valle. La cuarta es una de 30.000 euros el 11 de julio de aquel año junto a las letras "CV", que la UCO cree que corresponde con Collado Villalba. El entonces alcalde de este municipio madrileño, Agustín Juárez, es otro de los imputados.

La quinta anotación, que recogía una supuesta 'mordida' de 35.000 euros realizada en agosto, figura tachada y no se identifican las iniciales de la localidad con la que está vinculada. No obstante, en la misma aparece un último apunte, en este caso escrito sobre un 'post-it' que apareció adherido a la hoja. Se refiere a una supuesta entrega de 50.000 euros realizada de nuevo a "CV", Collado Villalba, junto a la fecha del 19 de septiembre de 2014. Todo ello escrito por la misma mano, la de Ana María Ramírez, quien cuando acudió el pasado verano a la Audiencia Nacional a declarar por segunda vez ante el juez Velasco siguió el ejemplo de su jefe Marjaliza: tiró de la manta y reconoció que todas esas anotaciones eran la 'contabilidad' de los pagos de sobornos a cargos públicos. En una comparecencia que duró dos horas y media, la mujer facilitó nuevos datos y se comprometió a aportar más documentación. El magistrado ordenó entonces su puesta en libertad bajo fianza de 40.000 euros. Desde entonces, muchas veces siguiendo las indicaciones que recibía desde la cárcel del propio constructor, la mujer ha acudido a la Audiencia Nacional con información. La última vez, el pasado 4 de diciembre.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba