LOS SECRETOS DEL SUMARIO

El juez Velasco utiliza un software antiterrorista para localizar en Internet el rastro de la trama Púnica

El magistrado pidió a la Unidad de Ciberseguridad de la Guardia Civil una "solución tecnológica" para elaborar "informes de inteligencia económica, competitiva y reputacional en Internet" de la trama de corrupción. Los expertos del Instituto armado le han aconsejado el software 'AnalysIQ Desktop'.

El juez Eloy Velasco, instructor del 'caso Púnica', en una imagen de archivo.
El juez Eloy Velasco, instructor del 'caso Púnica', en una imagen de archivo. EFE

Software de última generación para atar todos los cabos del 'caso Púnica'. El titular del Juzgado Central de Instrucción número 6, Eloy Velasco, ha incorporado a la investigación de la trama de corrupción un programa informático empleado por las Fuerzas de Seguridad del Estado para rastrear Internet en busca de pistas sobre la actividad terrorista. Se trata, en concreto, del 'AnalysIQ Desktop', desarrollado por 4IQ, una empresa española radicada en Móstoles (Madrid) que en su página web se promociona como experta en ciberseguridad para gobiernos y particulares.

Según se desprende de documentos judiciales a los que ha tenido acceso Vozpópuli, el magistrado pretende utilizar dicha herramienta informática para hacer un rastreo 'online' que permita a la Guardia Civil elaborar "informes de inteligencia económica competitiva y/o reputacional en Internet". Trata, en concreto, de peritar el verdadero alcance de los trabajos realizados para mejorar la imagen de diferentes políticos por parte del empresario Alejandro de Pedro y que han provocado la imputación de antiguos cargos de Madrid, León, Murcia y Valencia por la sospecha de que se desviaron fondos públicos para costearlos.

La Guardia Civil facilitó al magistrado el nombre del software que utiliza para rastrear la red para obtener información "en fuentes abiertas"

La intención del juez Velasco de buscar un software para realizar dicho trabajo se remonta a hace más de un año. En concreto, al 6 de mayo de 2015. Ese día, dictó una providencia dirigida a la Unidad de Ciberseguridad de la Guardia Civil para preguntarle si poseía "soluciones tecnológicas" para realizar un rastreo exhaustivo en la red "o, en su defecto, si mantienen contactos con empresas tecnológicas que se dediquen a ello". La repuesta de este grupo especializado del Instituto armado, integrada en la Jefatura de Información, responsable de la lucha antiterrorista, sólo tardó unos días en llegar. En ella, la Guardia Civil admitía tener "una herramienta informática susceptible de ser utilizada con tal fin al tratarse de una herramienta de obtención de información en fuentes abiertas", en referencia a Internet, aunque reconocía que nunca se le había dado la utilidad de peritaje que pretendía el magistrado.

De hecho, aseguraba que dicha "herramienta software" había sido "adquirida por los Cuerpos de Seguridad del Estado" a una empresa llamada AnalysIQ (hoy denominada 4IQ) y que antes de enviar dicho escrito a la Audiencia Nacional se habían puesto en contacto con sus responsables para conocer si, en su opinión, era posible realizar dicho trabajo de búsqueda. "Expuesta la necesidad de conocer, manifiestan que a priori estiman estar capacitados para dar respuesta a los interrogantes que esa autoridad pudieran plantear", recogía la Guardia Civil en su escrito. De hecho, los agentes de la Unidad de Ciberseguridad facilitaban en el mismo documento el nombre de la compañía, la dirección de su sede y una persona de contacto.

Ministerios y grandes empresas, entre sus clientes

Vozpópuli se puso en contacto con dicha empresa que declinó "confirmar o desmentir" el encargo judicial para el 'caso Púnica'. No obstante, un representante de la misma reconoció a este diario que su software "monitoriza la red y localiza aquella información, actual o pasada, aún presente en Internet sobre las palabras claves que se introduzcan como búsqueda. Para ello, rastrea buscadores y redes sociales, y permite introducir alertas". Todo ellos para recopilar datos con los que posteriormente elaborar "análisis y prospectivas". De hecho, recalcan que, además de sus aplicaciones para los cuerpos policiales, su herramienta informática, rebautizada recientemente como 4IQ Intelligence, también es utilizada por grandes empresas privadas. ¿Sirve para hacer rastreos reputacionales? "Sí", fue su escueta respuesta. De hecho, entre los servicios que oferta se encuentra "análisis de riesgo de reputación".

Entre los clientes de la compañía se encuentra Indra, salpicada en el 'caso Púnica' precisamente por el pago de informes de reputación 'online' 

En las dos páginas web que tiene la compañía, una con su antigua denominación y otra con la actual, 4IQ, destaca que entre sus clientes se encuentran tanto la Jefatura de la lucha antiterrorista de la Guardia Civil como la de la Policía Nacional, así como unidades que combaten el crimen organizado, el Ministerio de Defensa español y el Ejército de Colombia. Incluso figura la Policía Local de Zaragoza. También aparecen grandes empresas como Repsol, La Caixa, Telefónica, FCC, Eulen, Prosegur, el Grupo Prisa e, incluso, Indra, salpicada precisamente en el 'caso Púnica' por el supuesto pago de informes de reputación a políticos del PP. Precisamente, lo que el juez Velasco quiere peritar con la ayuda del software antiterrorista.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba