CASO PÚNICA

Las patadas a la ortografía de Granados: "Les ruego 'habran' una cuenta"

En el sumario del caso Púnica figura la nota manuscrita con la que el que fuera secretario general del PP madrileño pedía al banco suizo donde ocultaba dinero la apertura de un nuevo depósito bancario. Otra solicitud de su socio David Marjaliza también refleja el mismo error.

Imagen del documento con la falta de ortografía firmado por Granados.
Imagen del documento con la falta de ortografía firmado por Granados. VOZPÓPULI

Mover importantes cantidades de dinero dándole patadas al diccionario. Entre la documentación remitida por las autoridades suizas a la Audiencia Nacional sobre las cuentas que en el país helvético tenían los dos presuntos cabecillas de la Púnica, Francisco Granados y su socio, el constructor David Marjaliza, figuran notas manuscritas con graves errores ortográficos. Se trata en concreto de las órdenes para la apertura de sendas cuentas firmadas por ambos desde las que pretendían invertir en Bolsa. En la que rubrica el que fuera 'número 3' del Ejecutivo de Esperanza Aguirre se lee: "Por la presente le ruego 'habran' una subcuenta". Un error que se repite en la que firma su entonces amigo y que tenía idéntico objetivo.

La nota manuscrita que contiene la falta de ortografía es una orden al banco para abrir una nueva cuenta bancaria desde la que operar en Bolsa

El documento aparece en el informe con el que la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil hacen un análisis exhaustivo de los movimientos de las cuentas que ambos tenían en entidades bancarias helvéticas desde que el político abriera su primer depósito en 1999, sólo 16 días después de alcanzar la alcaldía del Ayuntamiento de Valdemoro. Se trata de una nota entregada por el BNP Paribas a las autoridades suizas después de que éstas iniciaran la investigación sobre los movimientos económicos de ambos ante la sospecha de de que detrás de los mismo había operaciones de blanqueo de dinero.

'Laiker' y 'Time'

El folio, encabezado por las siglar 'GR' y el número 1405266, lleva como referencia la palabra 'Laiker', el seudónimo bancario detrás del cual se escondía Granados. A continuación, un breve texto dando instrucciones para la apertura del depósito y el traspaso de una primera cantidad. "Por la presente, les ruego 'habran' una sub-cuenta. En dicha cuenta transferir eur[os] 150.000 de 3097655 [el número de otra de sus cuentas]". Debajo, la firma del político y un sello de la entidad financiera con la fecha del 11 de julio de 2005, cuando el político ya era consejero de Presidencia del Ejecutivo madrileño y además ocupaba la Secretaria General del partido en Madrid. Junto a dicha nota ha aparecido otra nota, en este caso de Marjaliza, cuyo seudónimo era 'Time', con instrucciones similares.

Los investigadores destacan que con dichas órdenes manuscritas ambos abrieron cuentas subordinadas digitales a fin de efectuar operaciones bursátiles "ajenas al mandato de gestión que mantenían con el banco". El informe de la UCO recalca que ambas fueron "formalmente" gestionadas por el constructor, al que el polícito había otorgado un poder "en esas mismas fechas". Un poder que año y medio después, a finales de noviembre de 2006, fue anulado.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba