LOS SECRETOS DEL SUMARIO

'Púnica' tuvo contactos con el Ayuntamiento de Córdoba para iniciar su desembarco en Andalucía

Pedro García, directivo de Cofely y señalado por la investigación como uno de los presuntos muñidores del amaño de concursos, había entablado contactos con varios consistorios de esta comunidad. En una conversación intervenida aseguraba tener prevista una cita con el entonces regidor 'popular' de Córdoba la tarde del día de su detención. El equipo del político lo niega. La trama también aspiraba a hacerse con contratos de eficiencia energética en tres municipios almerienses.

Sede de Cofely.
Sede de Cofely. EFE

Los planes de expansión de la trama Púnica apuntaban hacia el sur. En concreto, a Andalucía. Así lo refleja el contenido de los 'pinchazos' telefónicos realizados a uno de los principales implicados en la trama, Pedro García Pérez, directivo de la multinacional Cofely-GDF Suez acusada de amañar supuestamente concursos para hacerse con millonarios contratos municipales de eficiencia energética. Las conversaciones telefónicas de este ejecutivo en los días inmediatamente anteriores a su detención el pasado 27 de octubre revelan sospechosos contactos con técnicos y cargos públicos de varios consistorios de esta comunidad, "sus amigos del sur" como los llamaba, entre ellos el de Córdoba. De hecho, el día de su arresto tenía supuestamente previsto un encuentro con el entonces alcalde de esta ciudad, el 'popular' José Antonio Nieto, que finalmente no se celebró precisamente por la actuación de la Guardia Civil. Vozpópuli se puso en contacto este martes con miembros del equipo del ya exregidor tras las elecciones de mayo, quienes negaron que dicho encuentro se celebrara o, tan siquiera, estuviera programado, aunque sí reconocieron contactos municipales con la empresa implicada en la 'Púnica'.

Los supuesos primeros contactos de la trama con los ayuntamientos andaluces aparecen en un informe de la Guardia Civil sobre los 'pinchazos' telefónicos a un directivo de la multinacional Cofely

Las conversaciones que han destapado la intención de la trama de operar en Andalucía figuran en uno de los últimos documentos incorporados por la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil al sumario que instruye el titular del Juzgado Central de Instrucción número 6, Eloy Velasco. Se trata, en concreto, de un "acta de observación telefónica" de 28 folios de extensión referido al teléfono móvil que utilizaba el directivo de Cofely y que se encontraba intervenido por orden judicial. El documento policial recoge un resumen de todas las conversaciones mantenidas por Pedro García entre el lunes 20 de octubre de 2014 y el siguiente domingo, un día antes de su arresto. En total, 110 llamadas y mensajes SMS que delatan la intensa actividad negociadora de este ejecutivo que ocupaba el puesto de director de Mercado Público de la compañía y que mantenía una estrecha relación con el constructor David Marjaliza, socio del exdirigente del PP madrileño Francisco Granados.

En una de estas conversaciones, en concreto en una recibida minutos antes de la una de la tarde del 20 de octubre, Pedro García habla con su interlocutor de las gestiones que está realizando para hacerse con varios contratos en la Región de Murcia (en concreto en Mazarrón y en "Cartago", en referencia a Cartagena, y donde al parecer tienen problemas con un responsable municipal "que manda mucho") y en tres localidades de la provincia de Almería. En concreto, Vera, Adra y Roquetas [de Mar]. De hecho, el directivo reconoce que tres días después va a tener reuniones en estos dos últimos municipios. Sobre el primero asegura que "actualmente está paralizado, que tendrían que ver si lo pueden volver a poner en marcha". Un día después asegura que dichos encuentros serán "decisivos" y que "lo de Adra está mucho más adelantado, pero en Roquetas está todo cerrado". Ante la propuesta de su interlocutor de acompañarle en los mismos, el directivo de Cofely le explica que es "mejor" que acuda él sólo ya que "al ayuntamiento le da igual cómo vayan y con quién" y que su presencia sólo puede "generar caos y confusión".

Un contrato de "unos 14 millones de euros"

Sin embargo, el primer gran municipio andaluz en el que aspiraba a 'colarse' la trama era Córdoba. El viernes 24 de octubre, días antes de su detención, Pedro García mantiene varias conversaciones en las que habla de sus contactos en esta capital de provincia. En una de ellas, efectuada poco después de las nueve de la mañana de aquella jornada, el directivo de Cofely le explica a su interlocutor que el lunes siguiente (el día que finalmente fue detenido) tenía previsto viajar en el AVE hasta Sevilla y que allí le recogerá un delegado de la compañía para ir en coche hasta Córdoba donde espera llegar a las cinco de la tarde. "La cita es a las seis y media" en una cafetería llamada Fénix, situada a escasos 50 metros de consistorio cordobés, aclara. Según le detalla la persona con la que habla, identificada en el documento policial simplemente con el nombre de "Manuel" y que parece ser un delegado regional de Cofely, éste ya ha hablado con dos personas del consistorio llamados "Rafael R. y Elena" que le han informado que "el pliego [del concurso] está prácticamente terminado, que saldrá como modelo de concesión administrativa de 12 a 14 años" y que pretenden sacarlo "para finales de noviembre". El importe del mismo, "unos 14 millones de euros".

El encuentro estaba previsto en la Cafetería Fénix, situada a escasos 50 metros del Ayuntamiento Cordobés, para las seis y media de la tarde del día que el cabecilla de la trama fue detenido 

Las palabras de "Manuel" apuntan a que es él quien ha hecho el contacto en el Ayuntamiento entonces gobernado con mayoría absoluta por el 'popular' José Antonio Nieto y que "espera no llevarlos de viaje para nada". De hecho, destaca sus contactos con "la delegada de infraestructuras" y que "es un momento propicio de ofrecérselo al alcalde y su equipo". Dos horas después, el directivo de Cofely recibe una llamada de un tal "Rodrigo" al que le informa que "el lunes estará con el alcalde de Córdoba y que ya le contará". Sin embargo, finalmente no pudo contarle nada ya que el día previsto para ese encuentro con el regidor de la ciudad andaluza Pedro Pérez fue detenido en la primera fase de la 'Operación Púnica'. El juez Velasco le envió a prisión acusado de los delitos de organización criminal, tráfico de influencias, cohecho, falsificación de documentos, utilización de información confidencial, malversación y fraude. Salió meses después tras abonar una abultada fianza.

Vozpópuli se puso en contacto este martes con el equipo del anterior gobierno municipal de Córdoba para conocer su versión sobre dicho encuentro frustrado. Éstos han reconocido los contactos con representantes de Cofely, pero negaron que estuviera prevista dicha cita entre el regidor y el cabecilla de la trama, y se remiten a la agenda del anterior alcalde que aparece colgada en la web del consistorio y en la que no figura la misma. No obstante, sí admitieron contactos con la multinacional, aunque los enmarcaron dentro de "lo habitual" cuando se prepara un concurso de la cuantía millonaria como era el del alumbrado de la capital provincial andaluza. De hecho, aseguran que tratos similares se produjeron entonces con "una veintena" de empresas también interesadas en aquel contrato. Sin embargo, redujeron los mismos al "ámbito técnico, nunca político" pese a que en ellos participó una concejala 'popular'. Como ejemplo de la supuesta inexistencia de irregularidades resaltan que, finalmente, dicho concurso no se convocó. No obstante, los investigadores sí han incluido el nombre de Córdoba en un listado de municipios que han aparecido en el transcurso de las pesquisas, según ha podido constatar Vozpópuli en el sumario.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba