Juicio por el caso Noós Torres achaca a Corinna la creación de una empresa pantalla en Londres, con la supervisión de la Casa Real

El exsocio de Urdangarin ha relatado una anécdota sobre la actividad de su cuñado Miguel Tejeiro: "Cada mes se reunía con José Manuel Romero, abogado del Jefe del Estado y le informaba, y cada año se reunía con un alto funcionaro de Hacienda para que le revisara las cuentas", por lo que "es falso la infanta es el escudo fiscal", ha asegurado.

El exsocio de Iñaki Urdangarin al frente del Instituto Nóos, Diego Torres, ha negado el origen fraudulento de los fondos que transfirió a varias cuentas de Luxemburgo y que presuntamente procedían de las actividades ilegales que urdió junto al exduque de Palma para apoderarse de más de seis millones de euros de las Administraciones públicas. ha negado asimismo que tenga nociones financieras y en inversiones, dejando la responsabilidad absoluta sobre sus tributos a su cuñado Miguel Tejeiro, secretario del Instituto Noós y exculpado por prestar colaboración con la Justicia.

Asimismo, ha achacado a Corinna zu Sayn-Wittgenstein la creación de una supuesta empresa para ocultar cobros de la Fundación Laureus a la Hacienda Española: "Corinna planteó la creación de una sociedad en Londres y envió copia al rey y al jefe de la Casa del Rey", ha afirmado. Según Torres, el instituto respondió a la representante de Laureus "que ni en broma". "Crear una sociedad en Londres cuya única finalidad era ocultar que estábamos cobrando ese dinero, no se hacía", ha manifestado.

Iñaki Urdangarin

En cuanto a Iñaki Urdangarin, Torres ha asegurado que no figuró su firma en algunos documentos "por discreción": "En la mayoría de los documentos y convenios, pese a que yo soy el vicepresidente, firmo yo la mayoría porque teníamos la costumbre, a lo mejor ahora desearía que hubiera sido de otro modo, pero no tiene la menor importancia. Teníamos la costumbre de 'pues mira, mejor que firme el vicepresidente y no salga la firma de don Iñaki por discreción'", ha detallado al fiscal.

"He escuchado cosas espectaculares en algunas declaraciones", ha dicho Torres al fiscal

"Las secretarias iban a cobrar un talón al banco y si estaba la firma de don Iñaki siempre comentaban: 'fíjate me han dicho esto, me han dicho lo otro'. Teníamos esa costumbre, lo verá usted en todos los documentos", ha insistido sobre el hecho de que fuera él quien firmaba.

A la pregunta de si fue Urdangarin quien le pidió no firmar los documentos de la rama internacional de Nóos, Torres ha respondido: "No lo recuerdo, no creo que fuese ni siquiera así, supongo que sería la decisión natural".

La fiscalidad, en manos de Miguel Tejeiro

"Desde mi primera declaración de la renta, Miguel Tejeiro ha realizado mis sucesivas declaraciones, yo no he tenido que espabilarme en estos campos porque una persona de absoluta confianza (Tejeiro) se encargaba de estos asuntos", ha dicho durante su declaración. 

"¿Entonces Tejeiro se lo coló?", le ha inquirido Horrach, respecto a lo cual ha subrayado que tenía "plena confianza" en su cuñado, para quien al inicio del juicio del caso Nóos le fueron retiradas las acusaciones que pesaban sobre él y, por tanto, será interrogado más adelante como testigo. "Dudo que haya algo de esto que no sea correcto. Empezaría a elucubrar sobre cosas que no conozco", ha espetado.

Fue una sugerencia de Tejeiro la razón por la que Torres abrió una cuenta en Andorra, según ha dicho

En un duro interrogatorio, el fiscal anticorrupción Pedro Horrach le ha exhibido numerosos documentos relativos a las transferencias efectuadas desde empresas ubicadas en el extranjero que habrían servido para ocultar el origen de dinero irregular, tras lo cual Torres se ha desvinculado de estas mercantiles justificando que "la única persona que a lo largo de mi vida se ha encargado de las cuestiones financieras y ha elegido bancos ha sido Miguel Tejeiro. Yo firmé los papeles que me pusieron delante".

Torres ha descargado así en Tejeiro, hermano de su esposa, Ana María Tejeiro, las responsabilidades en torno a estas cuestiones y a la creación de un entramado societario presuntamente dirigido a ocultar el origen ilegal de los fondos, y ha asegurado no ser "ningún experto en temas financieros. Ni siquiera he invertido nunca en Bolsa".

Desvincula a la infanta

Torres ha relatado una anécdota sobre la actividad de su cuñado Miguel Tejeiro: "Cada mes se reunía con José Manuel Romero, abogado del Jefe del Estado y le informaba, están en el sumario las comidas que tenían, y cada año en junio se reunía con un alto funcionaro de Hacienda para que le revisara las cuentas". "Por esos dos niveles de supervisión, jamás pude suponer que algo no estaba bien: que la infanta es el escudo fiscal es absolutamente falso", ha asegurado Torres.

"Que la infanta fuera un escudo fiscal es absolutamente falso", ha sentenciado Torres

Sin embargo, según sostiene Horrach, la cuenta abierta en Andorra habría servido para ingresar en efectivo fondos procedentes de las cantidades presuntamente sustraídas de las Administraciones. A efectos de ocultar y dificultar el seguimiento de los mismos, Torres ordenó la transferencia del dinero a favor de la cuenta corriente que tenía abierta la compañía fiduciaria Blossom Hills -una de las empresas que habría servido para ocultar los fondos en el extranjero- en el Credit Agricole de Luxemburgo.

Al ser preguntado sobre la transferencia de 335.261 euros -supuestamente de origen ilícito- que ordenó, el 23 de noviembre de 2009, desde una cuenta que había abierto anteriormente en Andorra a otra de Luxemburgo, ha justificado que se trataba de ahorros de "los años 90 que decidí traspasar a un lugar financieramente más seguro, de la UE y que no fuese un paraíso fiscal".

El papel de Ana María Tejeiro

El acusado ha desvinculado asimismo de estas operaciones a su mujer -acusada por un delito de blanqueo de capitales-, a pesar de que el nombre de ésta figura en varios correos electrónicos que le han sido mostrados durante el juicio. El Ministerio Público postula al respecto que, pese a que las operaciones eran ordenadas por Torres, eran ejecutadas materialmente por su mujer "plenamente consciente de que las compañías Blossom Hills y De Goes eran pantallas fiduciarias".

La cuenta de Credit Suisse se nutrió de "los ahorros" de Torres y de "redimientos de capital mobiliario", según el acusado

En 2012, Torres y su mujer abrieron una cuenta corriente en la entidad bancaria Credit Suisse de Luxemburgo a la que traspasaron la totalidad de los fondos que hasta entonces mantenían en el Credit Agricole, ascendiendo en fecha 17 de julio de 2012 el saldo de la nueva cuenta a 961.666 euros, actualmente embargados.

Torres ha manifestado que el dinero de esta última cuenta nada tenía que ver con los traspasos efectuados entre las anteriores y ha justificado que aquélla "se nutrió de los ahorros que yo tenía en Andorra y de rendimientos de capital mobiliario".

 'Pillada' en una nota manuscrita

Torres ha asegurado que él nunca ha pagado ni ha cobrado dinero negro en el Instituto Nóos y ha aclarado al fiscal que un post-it con la letra "b" escrita a mano encontrado en su casa se refería en realidad al banco Barclays, con el que tenía una hipoteca.

"¿Tenía usted dinero debajo de alguna baldosa en su domicilio?", le ha preguntado Horrach, a lo que ha respondido que solo guardaba metálico en su caja fuerte y que el post-it en cuestión se encontró en una carpeta donde guardaba los documentos de la hipoteca. Ante la insistencia del fiscal sobre el papel con la letra "b", Torres ha llegado a decir que "no debería haber contestado" porque además la letra es muy grande para ser la suya.

Más adelante, Horrach le ha exhibido otro documento en el que se hablaba de un trabajador vinculado a Nóos con las palabras: "Seguridad Social, esto en principio se le paga en b. ¿Qué es, Barclays también?", le ha preguntado el fiscal, a lo que ha respondido: "Sinceramente no entiendo esa frase, pero no tiene sentido de ninguna de las maneras".

Además, el exsocio de Urdangarin ha negado cualquier falsedad en las facturas que devolvió a la asociación sin ánimo de lucro la Generalitat Valenciana por gastos del proyecto de Juegos Europeos, que se frustró aunque la administración pagó 382.000 euros: "Se ha actuado con absoluta normalidad, no hay nada extraño en esas facturas y de ninguna manera son falsas", ha resaltado Torres en respuesta al fiscal.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba