LA MAFIA DEL AGUA El juez Velasco asegura que Cañete presenció la coacción al denunciante del 'caso Acuamed'

El magistrado planteó al presunto cabecilla de la trama, Arcadio Mateo, una batería de preguntas sobre los amaños que éste se negó a contestar. En la misma, el juez recalcó la presencia del ex ministro de Agricultura en un encuentro en el que se conminó al principal testigo de la causa a modificar uno de sus informes para favorecer a la empresa Acciona.

Fue un interrogatorio sin respuestas, pero con incisivas preguntas. El titular del Juzgado Central de Instrucción número 6, Eloy Velasco, sometió el pasado mes de enero al presunto cabecilla de la trama de amaño de contratos en el empresa pública Agua de las Cuenas Mediterráneas SA (Acuamed), Arcadio Mateo del Puerto, a una batería de preguntas que éste se negó a contestar. En el enunciado de una de ellas, el magistrado llega a acusar al principal implicado en la causa de las coacciones que el principal testigo de cargo, el ingeniero Francisco Valiente, recibió en febrero de 2014 en un hotel de Madrid para que diera el visto bueno a las supuestas irregularidades en una de las obras. El juez sitúa como presentes en aquella conversación al entonces ministro de Agricultura y hoy comisario europeo, Miguel Arias Cañete, y a un alto cargo de la empresa beneficiaria, Acciona.

El juez sitúa las coacciones al ingeniero que destapó en el escándalo en unas jornadas sobre el agua celebradas en febrero de 2014 en un hotel de Madrid

Así aparece recogido en los audios incorporados al sumario a los que ha tenido acceso Vozpópuli y sobre los que el juez ha levantado recientemente el secreto. En dicho interrogatorio, de poco más de trece minutos de extensión, Arcadio Mateo, al que el juez acusa de "todo el conjunto de los delitos" investigados dada su condición de presunto cabecilla de la llamada 'mafia del agua', se negó a responder a las cuestiones que iba a plantearle el magistrado sobre seis millonarios contratos que "usted adjudica a sus amigos en contra de lo que dicen los ingenieros técnicos". Pese a ello, el juez Velasco decidió plantearle una tras otras todas las acusaciones concretas que había contra él tras "año y cuarto que le hemos estado investigando" para que supiera las imputaciones que había contra él "y luego no diga".

Una de ellas se refiere a lo ocurrido durante una jornada sobre agua celebreada en el Hotel Intercontinental de Madrid en febrero de 2014. Según el relato que hace el juez Velasco, aquel encuentro fue supuestamente utilizado por Arcadio Mateo para presionar a uno de sus subordinados. En concreto, el entonces director de Construcción, el ingeniero Francisco Valiente, quien meses después sería despedido tras denunciar ante la Fiscalía Anticorrupción las supuestas irregularidades. "Usted, con el ministro [Miguel] Arias Cañete y con el señor Luis Castilla, de Acciona, le coacciona a este señor, Francisco Valiente, para que firme la liquidación que depende de él"sobre las obras en la desaladora de Torrevieja, uno de los mayores pufos de la trama.

Reuniones en el Ministerio y "superiores"

No es la única ocasión en la que el magistrado hace referencia a responsables del Ministerio de Agricultura en la trama investigada. Poco antes ya había planteado a Arcadio Mateo cuestiones sobre el supuesto amaño de otra de las obras investigadas, la de desaladora del Alto Almanzora, en la que, según el juez, el director general de Acuamed "se inventa un acuerdo que perjudica los intereses públicos" para repartirse los costos de reparación de la misma con la adjudicataria, en este caso FCC. En concreto, asegura que para ello se celebró una reunión en el Ministerio de Agricultura "con superiores de usted" que no identifica y en la que se llegó al acuerdo supuestamente irregular de compensar a esta empresa con pagos en otra obra, en este caso la descontaminación del pantano de Flix, en Tarragona.

El magistrado preguntó a Arcadio Mateo si los amaños sirvieron "para financiar a algún partido político" o para "meterse el dinero en su bolsillo"

El juez le llega a plantear por qué, si desde su puesto de director general de una empresa estatal como era Acuamed debía velar por los intereses públicos, "es usted una persona empeñada en favorecer" a empresas privadas. "Dice usted que por orden de superiores. Le iba a preguntar que qué superiores y qué personas y si es para financiar a algún partido político o es para meterse el dinero en su bolsillo". En este sentido le recuerda que en el registro de su domicililo se halló una cantidad de dinero, 120.000 euros, en billetes de 500 escondidos "en unos sitios muy concretos dentro de  sobres". "Puede pensar que eso es una parte de la compesaciones" que recibió de firmas privadas, resalta el juez antes de recordarle que hay pruebas de que una empresa privada le pagó viajes a Turquía para someterse a implantes capilares. Todo ello por "favorecer escandalosamente intereses de carácter privado".



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba