España

Una acusación recurre el nombramiento del juez conservador que redactará la sentencia de la Caja B del PP

La acusación popular Observatori DESC entiende que la Audiencia está vulnerando el derecho al juez ordinario predeterminado por la Ley, y por ende al derecho al juez imparcial, con la designación del magistrado Ángel Hurtado como ponente de la Caja B del PP.

El magistrado Ángel Hurtado.
El magistrado Ángel Hurtado. Archivo

La acusación popular Observatori DESC ha recurrido en la Audiencia Nacional el nombramiento del magistrado Ángel Hurtado, de corte conservador, como ponente de la sentencia que juzgará la presunta contabilidad paralela que el Partido Popular tuvo al menos durante 18 años al margen de la fiscalizada por el Tribunal de Cuentas. Dicha acusación, liderada por el abogado Gonzalo Boye, ha presentado un recurso de reposición, al que ha tenido acceso Vozpópuli, contra la diligencia de ordenación dictada el pasado 28 de abril que asignaba a Hurtado la ponencia de los denominados papeles de Bárcenas.

En su opinión, la citada ponencia le correspondería a otro de los magistrados que integran el tribunal, el juez Julio de Diego, en sustitución del recusado Enrique López, ponente inicial del asunto. "La sustitución del magistrado Enrique López como ponente ab initio del presente procedimiento correspondería a julio de Diego, quien se subrogaría asimismo con la ponencia y no como pretende ahora adjudicarse al magistrado Ángel Hurtado en una clara vulneración de la norma dispuesta en el Titulo II de la Ley Orgánica del Poder Judicial", en referencia al artículo que determina que dicha sustitución se debe hacer atendiendo al puesto más alto en el escalafón dentro de la Sala o Sección de que se trate, en este caso, la Sección Segunda de la Sala de lo Penal de la Audiencia. Observatori DESC entiende que "la aplicación indebida de este precepto tiene como consecuencia la vulneración del derecho al juez ordinario predeterminado por la Ley, y por ende al derecho al juez imparcial".

La Sala que juzgará la Caja B del PP está compuesta por tres magistrados de distintas sensibilidades: Hurtado, De Prada y De Diego

La polémica está servida debido a que los otros dos magistrados que componen el tribunal que juzgará la Caja B de los populares -De Diego y el progresista José Ricardo de Prada- enviaron un escrito a la Sala de Gobierno de la Audiencia Nacional cuestionando por qué correspondía a su colega Ángel Hurtado la ponencia de dicha causa.

Fuentes de este tribunal explican que las normas de reparto de la Audiencia determinan que quien sustituye al magistrado ponente, en este caso Enrique López, asume la ponencia. Debido a que Hurtado sustituyó a López, por eso le corresponde ahora organizar las sesiones del juicio de los 'papeles de Bárcenas', examinar que pruebas se deben admitir y cuales rechazar y redactar posteriormente el fallo como ponente.

Sin embargo, aunque la Sala de Gobierno dio por zanjado el asunto lo cierto es que existe cierto malestar dentro del tribunal por esta designación. La Sala que juzgará la Caja B del PP estará compuesta por magistrados de sensibilidades muy dispares. Uno de ellos, el magistrado Ángel Hurtado, juez que goza de gran prestigio dentro de la Carrera Judicial, de corte conservador y alta preparación jurídica. Emitió un duro voto particular conjunto criticando que el Pleno apartarse del tribunal que iba a juzgar la Primera Época de la Trama Gürtel (1999-2005) a sus compañeros de Sección Concepción Espejel y Enrique López, ambos ex vocales del CGPJ a propuesta del PP. En dicho voto particular, Hurtado sostuvo que "la inhabilitación para el enjuiciamiento deriva, no de unos nombramientos" sino de que el juez en cuestión haya tenido contacto "con cualquiera de las materias o cuestiones que se han de ventilar en el presente proceso". 

Por otro lado está el magistrado José Ricardo de Prada, vehemente y polémico progresista, experto en materia de cooperación jurídica internacional y famoso por sus votos particulares (emitió un voto particular para justificar el chivatazo a ETA por estar en plena negociación la banda terrorista con el Gobierno del PSOE). Además, este juez habló recientemente en un foro celebrado en Tolosa de las "claras" torturas que se aplicaban en España y la AVT presentó una queja ante el órgano de gobierno de los jueces afeando sus palabras.

Y, por último, Julio de Diego, un magistrado de un perfil más bajo y al que Obsertavori DESC sostiene que corresponde la ponencia de la contabilidad opaca de la formación de Mariano Rajoy.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba