Cataluña

Los CDR presumían de trabajar para blindar las comunicaciones de Puigdemont

Usaban el alias de “Lisa” para referirse a Puigdemont y el de "Gandalf" para señalar a Torra. Uno de los detenidos dijo haberse reunido con la hermana del expresidente fugado, según consta en los pinchazos del sumario

CDR.
CDR. Europa Press

Las escuchas telefónicas realizadas a los CDR detenidos en septiembre por terrorismo arrojan  luz sobre sus contactos con los dirigentes independentistas, Joaquim Torra y Carles Puigdemont. Según consta en el sumario al que ha tenido acceso Vozpópuli, constan conversaciones en las que usaban nombres claves para referirse a ellos y presumían de trabajar para blindar sus comunicaciones. En una de ellas, uno de los detenidos llega a afirmar que se reunión con la hermana de Puigdemont, huido en Bélgica.

“Hace cuestión de dos o tres semanas organicé una reunión con la hermana de LISA. LISA, para que me entiendas, es el nombre en clave del que está con los flamencos en Bélgica, el mandamás para que me entiendas”, dijo uno de los detenidos llamado Ferrán Jolis en referencia a expresidente de la Generalitat. 

La conversación, interceptada por la Guardia Civil es del 8 de octubre de 2018 y la mantiene con el también detenido Xavier Buigas, ex edil de ERC. “Sí sí. Waterloo”, le dice su interlocutor. Acto seguido, Jolis le confiesa la reunión con la hermana: “Correcto. Entonces estoy trabajando con ellos para blindarles comunicaciones y asegurarles una comunicación también con GANDALF, que GANDALF es el que está aquí, el que ya sabes quién es ¿verdad?”. Según apuntan los investigadores, con Gandalf, “se infiere que hablan de Joaquim Torra”.

Encargo del CNI catalán para el 'día D'

En otra conversación que obra en el sumario, el propio Jolís le dice a su novia el 30 de octubre de 2018 que "se tiene que juntar con Torra, que el CNI catalán a través de le solicita que monte las comunicaciones para el día D dentro del Palacio, comunicaciones para resistir una semana, que se lo monta todo, que localizan pisos montan antenas de larga distancia, que monta un dispositivo de 6000 Euros". Según el informa el documento elaborado por los investigadores, Ferrán Jolís comenta que "solo tienen que hacer una cosa, montar una reunión para verse las caras porque si no, no se hace nada, pero que aún está esperando".

La Guardia Civil otorga en sus informe un papel de liderazgo a este detenido llamado Ferrán Jolís. Perteneciente al CDR de Santa Perpetua de la Mogoda y destacado miembro de la Comisión territorial del Valles Occidental, creó el llamado Equipo de Respuesta Táctica (ERT) al que la Audiencia Nacional considera un grupo terorrista. El propio Jolís lo calificó como "un equipo bastante bestia".

Tiene conocimientos técnicos por lo que había participado anteriormente en la creación de la Comisión Nacional de Seguridad de los CDR, "donde organizó los sistemas de códigos convenidos de comunicación de los CDR y los CECOR (centro de coordinación) para las acciones de los Comités de Defensa de la República, autores de numerosos sabotajes en carreteras e infraestructuras en Cataluña.

La primera acción del ERT, según los informes de la Guardia Civil que obran en el sumario, "fue una reunión in itinere, dentro de un vehículo en movimiento, con la hermana del expresidente Puigdemont, en la que se entregó material 'súper confidencial'. Dicho operativo se realizó entre unas medidas de seguridad realmente excepcionales, propias de organizaciones criminales o terroristas: vehículos lanzadera, vehículos traseros de contravigilancia, telecomunicaciones seguras, emisoras, reunión dentro de vehículo en marcha, etc".

Tal y como ha adelantado Vozpópuli, la Guardia Civil precipitó las detenciones de los CDR al detectar humo de termita en un "laboratorio" de los colectivos. Los investigadores detectaron que el origen de esa humareda era una sustancia explosiva capaz de fundir metales, según consta en el sumario al que ha tenido acceso este diario. Esta deflagración tuvo lugar el 25 de agosto y alarmó a los agentes hasta el punto de precipitar la operación que se produciría semanas después.

El juez Manuel García-Castellón acordó el pasado 26 de septiembre el ingreso en prisión comunicada y sin fianza para siete detenidos vinculados a los CDR por delitos de pertenencia a organización terroristafabricación y tenencia de explosivos y conspiración para causar estragos.

La decisión del magistrado responde a la petición de la Fiscalía, que considera que los acusados forman parte de "grupo u organización criminal de naturaleza terrorista con la finalidad de subvertir el orden constitucional y alterar gravemente la paz pública". El ministerio público dice tener certeza de que los nueve detenidos -a los que enmarca dentro de los CDR- iban a actuar en el aniversario del 1-O y la sentencia del procés.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba