Caso Taula

Barberá: "Niego que en el PP de Valencia se produjera financiación ilegal"

La senadora y ex alcaldesa del Ayuntamiento de Valencia ha comparecido durante una hora en calidad de investigada -es decir, de imputada- ante el magistrado de la Sala Segunda del Tribunal Supremo, Cándido Conde Pumpido para negar haber cometido un delito de blanqueo de capitales. Vozpópuli ha tenido acceso al contenido íntegro de su declaración.

La senadora Rita Barberá ha negado este lunes en el Tribunal Supremo haber participado en el "pitufeo" del Partido Popular en el Ayuntamiento de Valencia. La imputada ha comenzado a declarar a las 10:50 horas en la sede del Tribunal Supremo como imputada por un delito de blanqueo de capitales. Vozpópuli ha tenido acceso al contenido íntegro de su declaración donde Barberá ha negado "de forma expresa que el PP de Valencia se produjera ningún tipo financiación ilegal" y "la existencia de una caja B".

Una hora de interrogatorio donde ha respondido al magistrado de la Sala Segunda Cándido Conde Pumpido, ex fiscal General del Estado e instructor de esta causa, la ha citado a declarar en calidad de investigada -el nuevo término previsto en la Ley para los imputados- conforme a lo previsto en el artículo 118 bis de la Ley de Enjuiciamiento Criminal para los aforados.

La ex lideresa del PP se ha negado a responder a las preguntas de la acusación popular -ejercida por el PSOE- y sí que ha contestado al instructor Conde Pumpido, al fiscal Juan Ignacio Campos y a su defensa, ejercida por el abogado José Antonio Choclán.

Durante el interrogatorio Barberá ha reconocido haber realizado una "donación" del 1000 euros al PP pero ha negado que éste dinero le fuera devuelto en dos billetes de 500 euros a través del sistema del 'pitufeo'. "Nunca se ha hecho posteriormente ninguna devolución; nunca me han devuelto nada", manifestó Rita. Asimismo, la ex dirigente popular ha subrayado que ella desconocía que existiese ese sistema de pago dentro del partido y que no conocía a nadie que lo utilizara.

Además, la senadora ha resaltado que ella no era miembro del comité de campaña por lo que desconocía si el denominado 'pitufeo' -lavado de dinero- se utilizaba para sufragar el pago de las citas electorales de su partido. Ella tan sólo tuvo conocimiento de donaciones legales. "La aportación de los 1000 euros de todos los militantes del PP fue para incrementar los ingresos en la campaña. Se acordó en una reunión del Comité de Campaña que vendría bien 1.000 euros pero nunca se ha hecho después ninguna devolución", recalcó.  Asimismo, Barberá añadió que las aportaciones de 1.000 euros eran una decisión "puntual y extraordinaria porque hacía falta para la campaña".

La senadora ha añadido que la aportación de los 1000 euros "se pedía con carácter voluntario, no había ningún castigo o amenaza a las personas que no contribuyera".

Rita, la "superiora jerárquica"

La investigación abierta a Rita Barberá deriva de la exposición razonada elevada al Supremo el pasado mes de abril por el titular Juzgado de Instrucción número 18 de Valencia, Víctor Gómez, describiendo indicios contra la ex regidora en un presunto 'lavado' de dinero que se habría producido en el Grupo Popular del Ayuntamiento de Valencia cuando ella era alcaldesa; el denominado 'pitufeo' para sufragar las campañas electorales del PP valenciano. De esta forma, la investigada ha negado participar en un delito de blanqueo de capitales previsto y penado en los artículos 301 y siguientes del Código Penal.

El juez de Valencia–instructor de la operación Taula – envió una exposición razonada al Alto Tribunal donde sostuvo que Barberá era la jefa del resto de imputados por el 'pitufeo' en el Ayuntamiento valenciano y que, por lo tanto, debe ser investigada penalmente por estos mimos hechos. "Rita Barberá ostentaba una efectiva posición como superiora jerárquica de la principal investigada, María del Carmen García Fuster, tanto por ser alcaldesa en la fecha de los hechos investigados, como por ser la máxima responsable del Grupo Popular en el Ayuntamiento, existiendo, además, una relación personal de estrecha confianza entre la aforada y la principal investigada, que desempeñaba las mismas funciones y atribuciones dentro del grupo desde el año 1991 en que fue designada por aquélla", recalcó el magistrado en la exposición enviada al TS.   

Al abandonar el tribunal varios ciudadades le han  proferido gritos de "choriza", "borracha", "corrupta" y "sin vergüenza". Rita ha guardado silencio sepulcral y se ha ido en un taxi acompañada de su letrado. La ex alcaldesa no ha hecho declaraciones al abandonar el tribunal. 

Barberá ha acudido este lunes al Alto Tribunal para someterse a una declaración "voluntaria", donde se le ha dado oportunidad de explicar su versión de los hechos – el presunto blanqueo de capitales en el grupo municipal del Ayuntamiento de Valencia- en sede judicial antes de que el instructor decida si solicita o no el suplicatorio a las Cortes para poder proceder contra ella en caso de que apreciara indicios de delito.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba