España

Carmena costeará la reforma de espacios municipales para movimientos 'okupas'

El Gobierno de Ahora Madrid no sólo cederá las instalaciones, sino que también pagará las "obras" que puedan llevarse a cabo. Así consta en las nuevas directrices de actuación aprobadas por el Consistorio capitalino en su última Junta de Gobierno.

Concentración ante el antiguo Patio Maravillas, icono de los centros 'okupados'.
Concentración ante el antiguo Patio Maravillas, icono de los centros 'okupados'. Patio Maravillas

El Ayuntamiento de Madrid acaba de fijar unos nuevos criterios para la cesión de locales o inmuebles municipales, adscritos a los distritos, que beneficiarán a entidades vecinales, pero también a movimientos okupas. La letra pequeña del documento de "directrices" aprobado por la última Junta de Gobierno, celebrada el pasado jueves, revela que el Ejecutivo de Ahora Madrid (Ganemos, Podemos, Equo y miembros de IU) no sólo cederá instalaciones para albergar "centros sociales", sino que también pagará las "obras" que puedan llevarse a cabo. 

Desde el equipo de gobierno de Manuela Carmena esgrimen que las cesiones en años anteriores, bajo mandato 'popular', se hicieron en aplicación de la Ley 33/2003 de Patrimonio de las Administraciones Públicas, pero "se formalizaron de forma aislada, inconexa y bajo distintos criterios, formas de cesión, condiciones y en su mayoría sin publicidad". Y como ejemplos, citan el caso de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), grupos Scout o fundaciones Ambasz, Club Atlético de Madrid, Manantial y Menudos Corazones.

Entre los nuevos criterios, figura que se valorará

que la "labor se desarrolle en el ámbito de proximidad del distrito"

Ahora, el Gobierno de Ahora Madrid ha establecido unas "directrices" sobre estas cesiones con las que pretende "impulsar el desarrollo comunitario de los barrios de Madrid". Añade también que "se trata de responder de forma unívoca y transparente a la demanda de estos lugares por parte de las entidades ciudadanas y de poner fin a la arbitrariedad que ha caracterizado estas cesiones".

Entre los nuevos criterios de adjudicación, figura que se valorará el "arraigo" y que la "labor de la entidad se desarrolle en el ámbito de proximidad del distrito". Otro requisito es que los proyectos presentados sean de "cooperación público-social, promuevan la participación ciudadana, el desarrollo comunitario o estén dirigidos a mejorar la calidad de vida urbana, a defender la igualdad, a luchar contra la exclusión social o persigan fines de interés social". También se premiará que las actividades de las entidades "sean, mayoritariamente, abiertas, gratuitas e inclusivas".

Preguntado el equipo de Gobierno de Carmena sobre si estos parámetros estaban pensados para la cesión de espacios municipales a colectivos okupas, como el Patio Maravillas, la respuesta de Nacho Murgui, concejal de concejal de Coordinación Territorial y Asociaciones, fue la siguiente: "Desde luego con colectivos diversos que han solicitado locales y que incluso a lo largo de la historia de esta ciudad le han dado vida a muchos espacios urbanos, ofreciendo en ocasiones un servicio y una serie de actividades que no se ofrecían desde otros ámbitos, desde luego parte de este documento, lo que intenta es recoger y reconocer públicamente e institucionalmente esa labor que ha hecho el tejido asociativo y darle cauce". Al Patio Maravillas han estado vinculados como activistas y portavoces los actuales concejales de Cultura y Seguridad, Celia Mayer y Javier Barbero, y sus compañeros de bancada Rommy Arce o Guillermo Zapata. También ha defendido a dicho colectivo la expareja de este último, Nuria Sánchez, ahora asesora municipal en el distrito Fuencarral-El Pardo

Antes de las elecciones municipales del pasado mayo, era precisamente Murgui quien, como presidente entonces de la Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid (FRVM), venía reclamando la cesión de estos espacios al Ayuntamiento. Uno de los borradores que los movimientos okupas trasladaron después al nuevo Gobierno local, ya con Carmena al frente y Murgui de concejal, incluía algunas líneas maestras como que el Consistorio capitalino debía ser "el responsable de financiar las obras que necesite cada espacio". A tal exigencia ha accedido el Ejecutivo de Ahora Madrid, ya que en las directrices aprobadas el pasado jueves pide a los solicitantes que especifiquen "si se van a realizar obras en el bien objeto de autorización o cesión, memoria de las mismas, con planos y presupuesto estimado".

Al Patio Maravillas han estado vinculados como activistas y portavoces los actuales concejales de Cultura y Seguridad

Un centro por distrito, como mínimo

El plazo para la presentación de tales solicitudes arrancará el próximo 1 de marzo. De momento, el Ayuntamiento ha elegido cinco primeros espacios y espera que sean asignados antes del verano. Las ubicaciones son las siguientes: Arganzuela (plaza de Legazpi, 7; 1000 m2), Salamanca (Cartagena, 17; solar de 175 m2), Chamberí (Bravo Murillo, 39H; 3 locales con una superficie total de 333 m2), Fuencarral-El Pardo (Manresa, 1 con Cardenal Herrera Oria, 80; 736 m2) y en Ciudad Lineal (Badajoz, 56 al 60; local de 158 m2). Detrás de la cesión de estos primeros cinco inmuebles, vendrá seguramente la de más instalaciones municipales, pues el citado borrador apuntaba, por ejemplo, a un compromiso del Consistorio para impulsar, al menos, un centro por distrito. Todavía faltarían, por tanto, otros 16. Como mínimo.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba