Ayuntamiento de Madrid

El Ayuntamiento de Madrid paga 600.000 euros por un camión de bomberos que no saben manejar

Los responsables de Seguridad de Carmena reconocen que no se ha podido impartir la formación debido a la conflictividad laboral que existe con los bomberos

El cuerpo de bomberos de Madrid
El cuerpo de bomberos de Madrid EFE

El Ayuntamiento de Madrid, que preside Manuela Carmena, ha pagado en los dos últimos años más de 600.000 euros de alquiler por un camión con una grúa articulada que no se usa por falta de formación de los bomberos.

El socialista Ramón Silva, portavoz de la comisión de Seguridad, denunció en la última junta, que los bomberos de la ciudad tienen alquilado desde hace dos años un brazo articulado de 70 metros que no está operativo por la falta de formación de especialistas.

Los bomberos alquilaron dicho brazo para acciones arriesgadas por 3,7 millones de euros por un periodo de doce años. El alquiler mensual supone unos 25.000 euros.

La entrega se hizo en diciembre de 2015. Un monitor finlandés de la empresa que alquiló el camión estuvo unos días en Madrid junto a un traductor, al parecer rumano, que resumía en un par de frases los diez minutos de explicación del profesor.

El concejal socialista denunció que después de dos años no se ha establecido un sistema que permita formar a los bomberos para el correcto manejo de un brazo en el que se suben los profesionales en las emergencias.

Riesgos laborales

El edil denunció el incumplimiento de las leyes de riesgos laborales que supone esta situación. Actualmente no funciona el sistema de bombeo de agua del vehículo sin que se sepan las causas.

Las condiciones de alquiler incluían la formación necesaria para que los bomberos pudieran manejar el brazo articulado perfectamente.

Ramón Silva denunció que hay conductores que saben utilizarlo, pero no al cien por cien y por lo que conoce no todos los bomberos han hecho el curso con sus maniobras reglamentarias.

Esta falta de formación hace que la grúa se bloquee constantemente, con el peligro que supone para los profesionales que trabajan en lo alto del brazo.

José Ignacio Becerril, director general de Emergencias del Ayuntamiento de Madrid, explicó en la comisión de Seguridad que las dos escalas que tenían de 50 metros no eran suficientes, por lo que se decidió adquirir esta de 70 metros.

Las anteriores se han utilizado en 265 ocasiones, mientras que la actual sólo cuatro. Reconoció que la utilización de este nuevo aparato, “que está operativo” no es óptima porque requiere una formación intensa que no se puede impartir por el problema laboral que hay con los bomberos



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba