España Las perlas de Marjaliza en su confesión ante el juez Velasco: "Soy bastante rata"

Marjaliza dijo perlas en la Audiencia Nacional como que "cada uno tiene que asumir su culpa", "yo soy amante del juego" o "soy bastante rata".

Las trece horas y media de confesión del cerebro de la trama Púnica, David Marjaliza, ante el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco y las fiscales Anticorrupción, Carmen García y María Teresa Gálvez, están cargadas de frases llamativas del constructor. Marjaliza, que entró en el negocio inmobiliario cuando tenía 19 años y se hizo promotor de la localidad madrileña de Valdemoro, dijo perlas como que "cada uno tiene que asumir su culpa", "yo soy amante del juego" o "soy bastante rata".

"Mucha gente que nos compraba con dinero negro, mucha, muchísima de todo tipo incluido inspectores de Hacienda", señaló Marjaliza

Por ejemplo, en uno de los interrogatorios -su confesión se prolongó durante varios días- el instructor le pregunta por la compra masiva de plumas estilográficas tratando de averiguar si Marjaliza blanqueó capitales o eludió pagar impuestos a través de las mismas. El investigado negó la mayor y ni corto ni perezoso añadió que "yo en plumas me pude gastar seis millones de euros". "Lo que pasa es que como estaba muy vinculado a Montblanc, porque compraba muchas Montblanc, pues tenía un precio espectacular y casi siempre compraba Montblanc”, añadió. A continuación, explicó que las plumas formaban parte de los regalos que entregaba a los alcaldes y concejales que se prestaban a adjudicarle contratos públicos a través de amaños. De la misma forma explicó que algunos regidores le decían "David págate tú las camisetas del día contra el maltrato o contra no sé qué o de las Olimpiadas 2012". "Los alcaldes siempre estaban pidiendo", recalcó.

Tampoco tuvo pelos en la lengua el ex socio de Francisco Granados cuando contó ante el titular del Juzgado Central de Instrucción Número 6 de la Audiencia Nacional, refiriéndose al 'boom' inmobiliario, que "en esa época loca del país había mucha gente que nos compraba con dinero negro, mucha, muchísima de todo tipo incluido inspectores de Hacienda por decirle un ejemplo".

Marjaliza: "Aprecio bastante el dinero"

En otro momento de su comparecencia, Velasco le pregunta por la cuenta que abrió en Suiza y la procedencia de dichos fondos. El constructor responde: "Yo a Suiza no llevo ni un céntimo del dinero de las comisiones ilegales". Además, cuando el magistrado de la trama Púnica se interesa por si el dinero que tiene en el país helvético era también del ex consejero de la Comunidad de Madrid, Francisco Granados, el imputado sostiene "señoría ese dinero era todo mío. Cada uno tenemos que asumir nuestra culpa". Por otro lado, el promotor no tiene pelos en la lengua cuando explica que "yo de Paco (Granados) sí que soy amigo porque hemos vivido muchas cosas juntos".

Sobre el ex consejero Granados, el constructor dijo: "Hemos vivido muchas cosas juntos"

Por otro parte, Marjaliza explicó al juez que sacó gran parte del dinero que tenía en el banco porque tuvo miedo a que con la crisis en España se produjese un 'corralito'. "Lo que había de la caja fuerte era una parte mío que es dinero oficial salido de banco porque cuanto toda la prensa y toda la televisión decía que iba a haber un 'corralito' yo saqué dinero en efectivo de Ibercaja durante dos", apostilló.

También tuvo tiempo de fardar David Marjaliza de buen comprador ante el magistrado Eloy Velasco cuando señaló lo siguiente: "Estoy seguro de que cualquier cosa que compre usted señoría yo lo consigo más barato". "Soy bastante rata, aprecio bastante el dinero", añadió.

Por último, instructor le preguntó por su 'suerte' a la hora de jugar a la lotería ya que le tocó nada más y nada menos que ocho veces. "Yo soy un amante del juego. Es verdad que me ha tocado alguna vez y alguna vez he comprado", puntualizó.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba