España

El guardia civil de 'La Manada' seguirá en libertad provisional tras el incidente del pasaporte

Los magistrados, por mayoría de dos contra uno, rechazan el reingreso en prisión solicitado por las acusaciones por quebrantamiento de la medida cautelar

Antonio Manuel Guerrero.
Antonio Manuel Guerrero. EFE

La Sección Segunda de la Audiencia de Navarra ha rechazado este martes el reingreso en prisión de el guardia civil de 'La Manada', Antonio Manuel Guerrero,solicitado por la Fiscalía y las acusaciones después de que del incidente con su pasaporte cuando solicitó cita previa para renovarlo pese a tenerlo expresamente prohibido por decisión de este mismo tribunal. 

La resolución hecha pública este martes cuenta con el voto particular discrepante del presidente de la Sección Segunda de la Audiencia, quien aboga por el encarcelamiento del condenado al estimar que este quebrantó la medida cautelar impuesta en el auto dictado el pasado 21 de junio.

La Fiscalía, la acusación particular, consideraron en una vista celebrada el 5 de julio que el intento de renovación del pasaporte constituía un intento de quebrantamiento de una de las medidas cautelares. De ahí que consideraran que el condenado debería ingresar en prisión por riesgo de fuga. La defensa, por su parte, se opuso y reclamó el mantenimiento de la situación de libertad.

Las pruebas que salvan al acusado

En el auto al que ha tenido acceso este periódico se recoge la declaración que durante la vista realizó la auxiliar administrativa que atendió al guardia civil. "Reconoció que su minuta es incorrecta pues no consta en la misma que le hubiera atendido una segunda funcionaria ni que el Guerrero manifestara que no tenía interés en hacer su pasaporte", dice.

Durante a vista también se escuchó la llamada telefónica que el miembro de la Manada realizó a la Policía antes de pedir cita en la oficina de expedición de pasaportes. "Le explico mi situación, yo necesito entregaren los juzgados un pasaporte por una orden judicial. Entonces al enterarme, no encuentro el pasaporte, ese es el problema, entonces tengo que, tengo cuatro días hábiles para entregarlo; entonces no sé si está caducado o no y como me prohíben sacar el pasaporte, si está extraviado, no vaya a ser que saque el pasaporte y salte alguna alarma o requerimiento", se le escucha decir al guardia civil. "La manera de comprobar eso sería a través de la oficina de pasaporte y ahora mismo hasta el lunes por la mañana están cerradas", le contesta la Policía al otro lado de la línea.

Ante el tribunal también compareció un agente de Policía de los que atiende a Guerrero y al resto de la Manada cada vez que tienen que ir a firmar, una de las medidas cautelares para permanecer en libertad provisional. El guardia civil tuvo que acudir a ese trámite el mismo día de sus visita a la oficina de pasaportes. El agente de Policía también confirmó la versión del condenado, según el auto. "Manifestó que Guerrero le aportó el Auto para tomarle la firma y que en ese momento le preguntó qué es lo que tenía que hacer para entregar el pasaporte, que no sabía si lo tenía perdido o caducado; que su intención era renovarlo para entregarlo".

Critica a la actuación de la Policía

"No apreciamos que la actuación de Guerrero permita apreciar la concurrencia de causa suficientemente justificada para modificar la situación de libertad provisional en que se encuentra y acordar, en su lugar, su prisión provisional", dice el auto. Entienden al menos dos de los tres jueces que "la prueba practicada pone de manifiesto que la actuación del Guerrero en ningún momento estuvo encaminada a procurar el incumplimiento de las medidas acordadas".

El auto incluye una crítica a la actuación de la Policía: "No es admisible que la primera información que tuvimos sobre este incidente nos hubiese llegado a través de los medios de comunicación el día 28 de junio (tres días después) y que se hicieron eco y replicaron el tuit publicado desde la misma Policía Nacional; momento en el que una situación a la que oficialmente no consta se le diera la menor trascendencia comenzó a provocar todo el revuelo a que hizo mención el Letrado de Guerrero en su exposición".

Entre los argumentos que usó la defensa del Guardia Civil, comparó este caso con el del exconseller independentista Turull, quien también acudió a renovarse el pasaporte cuando salió de prisión.  Ahora el tribunal también le da la razón en este punto: "el incidente examinado guarda una semejanza casiabsoluta con el referido por la defensa de Guerrero (caso Turul)".



Volver arriba