España

Gómez de la Serna, sobre su vinculación con Púnica: "Mi error ha sido ser diputado"

El exdiputado del PP ha admitido ante la comisión de investigación de la Asamblea de Madrid sobre la Fundación Arpegio, que cobró 12.000 euros por un informe y asegura que no tiene nada que ocultar y que su trabajo se ajustó a la legalidad.

El exdiputado del PP, Pedro Gómez de la Serna, durante su comparecencia en la comisión de la Asamblea de Madrid.
El exdiputado del PP, Pedro Gómez de la Serna, durante su comparecencia en la comisión de la Asamblea de Madrid. EFE

El exdiputado del PP Pedro Gómez de la Serna ha insistido en su comparecencia ante la comisión de investigación de la corrupción de la Asamblea de Madrid que su labor como asesor jurídico de la fundación Arpegio, investigada dentro del caso Púnica y de la que cobró, supuestamente, más de 150.000 euros fue completamente transparente y que no tiene nada que ocultar. De la Serna también ha incidido en que en ningún momento llevó a cabo ninguna incompatibilidad entre sus actividades porque durante su etapa como asesor no realizó ninguna actividad política. 

De la Serna ha protagonizado tensos rifirrafes con los portavoces parlamentarios de Ciudadanos y Podemos, después de que afirmaran que se ha beneficiado por ser del PP y de que le recordaran el otro procedimiento judicial que tiene abierto, por lo que ha manifestado que su error no está en los trabajos que ha realizado, si no que "ha sido ser diputado". 

De la Serna cobró 12.000 euros por un informe de 30 páginas

Durante su declaración, Gómez de la Serna ha reconocido haber cobrado 3.000 euros mensuales y hasta 12.000 euros por un informe de 30 páginas pero ha rechazado que cobrara por no realizar ningún trabajo: "No se me puede acusar de cobrar por ir a tomar un café cuando fueron cuatro años de intensísimo trabajo" ha sentenciado en referencia a un comentario de un portavoz parlamentario. De la Serna también ha admitido que no conserva todos los informes por los que cobró de Arpegio, "tengo mi archivo privado muy depurado porque me he cambiado dos veces de despacho y hay muchos documentos que he tirado" se ha justificado.

La Fundación Arpegio estaba entre los organismos que empezó a investigar la Guardia Civil por el caso Púnica a través de contratos supuestamente irregulares con Walter Music, sociedad involucrada en la trama cuando Francisco Granados ocupaba cargos de relevancia en el Gobierno regional. Sin embargo, De la Serna ha insistido en que no vio "ninguna irregularidad, ningún desvío de fondos, ningún pago a ninguna campaña" y que si lo que se cuestiona es el procedimiento de adjudicación de los convenios deberán pedir explicaciones a la presidenta de la fundación porque, según ha explicado, él se limitaba a redactar un convenio que se ajustara a la legalidad. 

El exdiputado popular ha explicado en su comparecencia que todos los cobros que realizó los facturaba como autónomo y que su primer trabajo para la fundación tuvo como objeto asesorar en la constitución de la misma. Posteriormente fue contratado por la directora de la fundación, Carmen Plata, porque la asesoría jurídica de la fundación "no daba abasto".

Reproches entre Podemos y PP

La declaración de De la Serna también ha sido aprovechada por los portavoces de Podemos y PP, Ramón Espinar y Alfonso Serrano, para entrar a debatir sobre el uso de las 'puertas giratorias' por lo que han sido llamados a la cuestión por la presidenta de la comisión, que ha sido acusada por Espinar de no ser ecuánime por su "fijación de cortar a los portavoces de Podemos".

Gómez de la Serna salió elegido en las listas del PP por Segovia en las pasadas elecciones generales pero las diligencias judiciales abiertas por el presunto cobro de comisiones en el extranjero hicieron que su partido pidiera que renunciara al acta. Sin embargo, no lo hizo e ingreso en las filas del Grupo Mixto. Además, en los últimos días ha tenido que dejar su consultora para no incurrir en incompatibilidad y seguir en el Congreso.

La oposición le ha llamado a declarar porque, según una reciente información de El Mundo, el diputado se embolsó hasta 157.000 euros por labores de "asesoramiento recurrente" de la Fundación Arpegio. Las facturas eran de más de 3.000 euros netos mensuales, "aunque en los archivos de la fundación no consta ni un solo papel firmado por De la Serna". Los asesoramientos, que eran verbales, consistirían, según las mismas informaciones, en leerse los convenios que pensaban firmarse y dar su opinión, "aunque ni siquiera es seguro que lo hiciera con cada acuerdo que se firmó".


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba