Entrevista a Juan Antonio Salguero

“Todavía hay empresarios que se negaron a pagar comisiones y siguen sin cobrar las facturas”

Juan Antonio Salguero, uno de los pocos empresarios en Cataluña que han denunciado ante la justicia las comisiones que les imponía el Gobierno de Jordi Pujol en la Generalitat, habla con 'Vozpópuli' sobre las "mordidas que se pedían a los empresarios a los que se adjudicaban obras públicas"

La Guardia Civil protege la sede de CDC durante los registros de la semana pasada.
La Guardia Civil protege la sede de CDC durante los registros de la semana pasada. EFE

A pesar de que el presidente en funciones de la Generalitat, Artur Mas, calificara la semana pasada de “impecable” el proceso de contratación de obra pública en Cataluña y negara que se exigieran comisiones para financiar a Convergència Democràtica de Catalunya (CDC) o hubiera “tratos de favor”, para Juan Antonio Salguero esas palabras no se ajustan a la verdad. Este empresario, que prefiere no hacer público a qué negocio se dedica actualmente, ha sufrido las presiones y las amenazas por parte de la Generalitat para pagar las polémicas comisiones. Así lo ha denunciado con pruebas documentales ante la Fiscalía en los últimos años.

“Comisiones para financiar a CiU”

Salguero explica en una conversación con Vozpópuli que “las mordidas que se pedían a los empresarios a los que se adjudicaban obras públicas iban a financiar a CiU”. Y todo esto ocurría antes de que un juez de El Vendrell (Tarragona) iniciara la investigación, que continúa hasta la fecha, de la presunta trama de financiación ilegal de CDC a través de la contratación de obras públicas en los municipios de la formación independentista. 

"Me di cuenta que me estaban usando para que engordara unas facturas en beneficio de otros y hacerme partícipe de un saqueo a las arcas públicas"

El empresario afirma que las “mordidas” se producían en los Gobiernos de Jordi Pujol, pero que Artur Mas, como alto cargo de la Generalitat, era consciente de todo ello. Además, este empresario desvela que a día de hoy “todavía existen empresarios que no cobran sus facturas porque se negaron a pagar las comisiones”.

Salguero denuncia que quienes tuvieron que pagar las “mordidas” han recibido presiones en los últimos años por parte del entorno político de CiU. “Es difícil que denuncien toda la trama de cobro de comisiones porque temen represalias”. “Conozco a empresarios que se negaron a pagar las comisiones y a alguno que se negó a pagar, a día de hoy sigue sin tramitársele la factura de esos trabajos. Era un chantaje y si no aceptabas no cobrabas”, afirma a este diario.

Pagó comisiones del 20% por obras para la Generalitat

Juan Antonio Salguero declaró ante la Fiscalía de Barcelona haber pagado comisiones del 20% por una serie de obras realizadas con la Generalitat hace más de una década. “Aquellos trabajos de mi empresa para la Generalitat se realizaron en el último mandato de Jordi Pujol en el año 2003. Se trataba de construir pisos sociales, el llamado Plan Jove, y se utilizaron estos pisos sociales en campaña electoral. Cuando me contrataron, lo primero que querían era que colgase en el balcón el letrero del “Plan Jove”, para darles difusión a su obra social, que con el tiempo ya se ha visto que de obra social nada y que era para enriquecerse unos pocos. Robaban en la compra de viviendas y en la rehabilitación”, relata.

La gestión de aquel Pla Jove de viviendas para jóvenes a precios asequibles por debajo del de mercado se llevó a cabo por parte de la Generalitat por José María Penin “un primo de Felip Puig, el actual conseller de Empresa en funciones, exconseller de Interior y anteriormente de Obras Públicas y portavoz de CiU”.

Salguero se dio cuenta de que en el procedimiento de adjudicación se solicitaba el pago de comisiones “extra”. De esta forma, explica, descubrió todo el entramado dirigido desde la Generalitat: “Eso ocurrió hace 12 años, en un momento me di cuenta que me estaban usando para que engordara unas facturas en beneficio de otros y hacerme partícipe de un saqueo a las arcas públicas. Fue mi primer y único trabajo. Me ofrecieron seguir y me negué. Además de que ese dinero era del Plan Jove, el de nuestros hijos con menos recursos, y no quise formar parte de eso y los denuncié”.

“Se tomaron muchas molestias para que no hablara Mas”

En cuanto a desvelar el destino último de las comisiones exigidas –o “mordidas”- a los empresarios, Salguero tiene claro que “parte del dinero de las comisiones era para CiU”. “Ya aporté la documentación en Fiscalía. A raíz de mis declaraciones se realizaron unas auditorías que demostraron que los precios estaban hinchados un 20% y se tomaron muchas molestias para que no hablara Artur Mas”.

"La mayoría piensa que Pujol es un ladrón, pero hace doce años era intocable y decir en público como yo hice: 'señores nos están robando', no podía traer nada bueno"

Toda esta situación motivada por las denuncias interpuestas por este empresario le provocó problemas a nivel personal y profesional. “Hay que tener en cuenta que hoy la gente mira a Pujol y ya tiene claro que como mínimo es un defraudador fiscal. La mayoría piensa que además es un ladrón, pero hace doce años era intocable y decir en público como yo hice: 'señores nos están robando', no podía traer nada bueno. El tiempo me ha dado la razón y todavía falta mucho por salir y toda esta situación me afectó porque me fui de Cataluña, cerré la empresa y me marché. Me harté de ver que al igual que hoy siguen escudándose en la señera y todo vale”, relata Salguero.

En cuanto a la comparecencia de Artur Mas la semana pasada en el Parlament en la que calificó de “impecable” la contratación de la Generalitat para valorar la investigación en curso de la justicia a propósito de la supuesta financiación irregular de CDC y de su fundación CatDem, Salguero cree que “Mas no tiene vergüenza”.

Y añade: “Él sabe que no es así, además qué credibilidad debemos darle a quien no es capaz de justificar su herencia, que siendo un cargo de la hacienda catalana estuviese como beneficiario de cuentas en paraísos fiscales. Eso sólo pasa en Cataluña, en cualquier país del mundo lo hubieran cesado hace años. Ahora se hace la víctima diciendo que es objetivo de caza mayor. Se cree que es digno de una calle en la Ciudad Condal y sólo merece una celda en la Modelo, eso sí, junto con muchos más. Creo que la imagen de un Artur Mas esposado no está muy lejos”, concluye el empresario.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba