España El vídeo de Mas ante el juez: "Tendrán que juzgar si ser demócrata equivale a actuar como un delincuente"

En los 100 minutos de declaración como imputado del expresidente de la Generalitat en el TSJC, Mas se responsabilizó de la consulta del 9-N. Subrayó que "el éxito de la democracia nunca debería acabar en los tribunales".

El expresidente de la Generalitat, Artur Mas, declaró el pasado 15 de octubre como imputado ante el instructor del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJCV), Joan Manel Abril, por la celebración de la consulta soberanista del 9-N. Vozpópuli ha tenido acceso a la grabación íntegra de la declaración judicial del exlíder de CIU como consecuencia de haber desoído el mandato del Tribunal Constitucional.

Durante la hora y veinte minutos que Mas declaró en sede judicial, imputado por delito de desobediencia, el expresident se presentó como una víctima pese a que asumió su "responsabilidad política e institucional" en el 9-N. El ex president manifestó que era el "máximo responsable" del referéndum alternativo celebrado el 9 de noviembre en 2014 Cataluña. "Para una acción como ésta se debe comparecer delante de un 'parlament' pero nunca de un tribunal y menos por una causa penal", indicó.

Además, el expresidente de la Generalitat leyó un comunicado dentro de la sala de declaraciones y sostuvo que era el responsable de que "miles de personas" acudieran a las urnas en Cataluña por el 9-N. Mas la definió como una convocatoria "cívica, pacífica y ejemplar".

Por otro lado, Artur Mas recogió durante su intervención ante el instructor Abril -quien recientemente ha solicitado su excedencia de la Carrera Judicial- y el fiscal Anticorrupción Emilio Sánchez Ulled que el propio presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, declaró horas antes de que los ciudadanos acudieran a las urnas aquel 9 de noviembre que eso no era ni una consulta ni un referéndum. También se refirió el ex presidente de la Generalitat al ministro de Justicia en funciones, Rafael Catalá, quien en unas declaraciones desvinculó al gobierno autonómico del 9-N, según interpretó el investigado.

A lo largo de su intervención, Mas se presentó como una víctima de la Fiscalía, artífice de la querella que ha dado origen a esta causa, e hizo duras referencias a la división que hubo en el seno del Ministerio Público -encabezado por aquel entonces por el ex fiscal general del Estado, Eduardo Torres Dulce- debido a la interposición de la citada querella. El ex president no quiso responder aquel día a las preguntas del fiscal Sánchez Ulled, lo que no fue óbice para que éste quisiera defender la actuación de la Fiscalía al término de la comparecencia de Artur Mas.

En estos momentos, Mas continúa siendo investigado por el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña. La querella que redactó el gabinete técnico de la Fiscalía General del Estado contra el expresidente catalán y las exconsejeras Joana Ortega e Irene Rigau abarcaba los delitos de desobediencia, usurpación de funciones, malversación de caudales públicos y prevaricación administrativa. En el auto de admisión a trámite de la misma, el instructor Joan Manel Abril redujo en un primer momento los hechos a un delito de posible desobediencia al Tribunal Constitucional a la espera de los resultados derivados de la instrucción judicial. Sin embargo, el pasado mes de febrero, tras un año de instrucción, el Ministerio Público sostuvo en un escrito enviado al magistrado Abril que Mas, Ortega y Rigau podrían haber cometido también delitos de malversación y prevaricación administrativa.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba