PRESIDENTE DEL PARTIDO NACIONALISTA VASCO (PNV)

Andoni Ortuzar: “Vamos a votar ‘no’ a Rajoy ahora y después de las elecciones vascas”

Andoni Ortuzar (Abanto-Zierbena, Vizcaya, 1962), presidente del PNV, es rotundo cuando se le señala como posible muleta del PP tras las elecciones autonómicas vascas del próximo 25: su partido votará 'no' a Rajoy la próxima semana y en una hipotética nueva sesión de investidura a celebrar tras los comicios vascos. 

Andoni Ortuzar, presidente del PNV.
Andoni Ortuzar, presidente del PNV. EFE.

Han reiterado ustedes que van a votar ‘no’ a la investidura de Mariano Rajoy, pero ¿se van a replantear su posición tras las elecciones autonómicas vascas del 25 de septiembre?

No, no, la posición del PNV no es coyuntural, motivada por la inminencia de las elecciones vascas, porque nos dé miedo a que tenga efecto en ellas. Vamos a votar ‘no’ ahora y después de las elecciones vascas. Podríamos decir que es un ‘no’ estructural que tiene dos fundamentos. En primer lugar, estos cuatro años del PP han sido muy negativos para Euskadi en las tres prioridades que nos habíamos marcado, que eran la recuperación económica, las políticas de paz y convivencia y el autogobierno. El Gobierno de España ha dado portazos a todas las iniciativas que ha planteado el PNV y el Gobierno vasco, y ha utilizado su mayoría absoluta como un rodillo contra cualquiera de nuestras pretensiones. Ha llegado incluso a un cierto desprecio institucional, no contestando a planteamientos del lehendakari en materias muy sensibles para nosotros. Y en segundo lugar, es que no se trata sólo del PP, sino del PP más Ciudadanos. Si la política del primero no era ya suficientemente recentralizadora, Ciudadanos pretende dar una vuelta de tuerca más a un modelo de Estado que hace aguas, pero que ellos quieren aún más centralizado. Ese modelo es incompatible con el PNV. Es imposible para nosotros entrar en una alianza.

¿Podrían cambiar de opinión con un candidato del PP que no fuese Mariano Rajoy?

Nosotros no distinguimos, ni para bien ni para mal, a Rajoy del PP. Somos respetuosos con las figuras, con el líder que cada partido elige. En ese sentido, nos parece bastante infantil pedir la cabeza de una persona para poner a otra, cuando lo importante es el partido y su programa. Para nosotros no es un dato relevante que Rajoy esté o no esté, porque en este caso habría otro candidato del PP que haría las mismas políticas. 

Lo que tiene que hacer el PSOE es aclararse internamente. Ni quiere abstenerse, ni quiere abanderar una posible alternativa, ni quiere ir a terceras elecciones, y las tres cosas no pueden ser

Todos los indicios apuntan a que Rajoy va a fracasar en su investidura, ¿cree que Pedro Sánchez y el PSOE deberían intentar un gobierno alternativo?

Lo que tiene que hacer el PSOE es aclararse internamente. Estamos viendo una ceremonia de la confusión desde el 20D. Para nosotros fue una cosa extraordinariamente rara cómo el Comité Federal puso límites y ató las manos a su propio candidato imposibilitando que llegara a buen puerto aquel intento de investidura. Y ahora, tras el 26J están igual. Niegan todas las posibilidades. Ni quieren favorecer la investidura de Rajoy con su abstención, ni quieren ir a terceras elecciones, ni quieren abanderar una posible alternativa de investidura. Las tres cosas no pueden ser, de modo que más que urgirle a que haga una cosa u otra, lo que deben hacer es aclararse y decirnos que opción eligen. Es muy poco responsable lo que están haciendo.

Acláreme un misterio, ¿votaron ustedes a favor del PP en la constitución de la Mesa del Congreso?

No, nosotros nos abstuvimos o votamos en blanco en todas las votaciones. En otras ocasiones hemos llegado a acuerdos y no hemos tenido inconveniente en reconocerlo, pero en este caso no ha sido así. Da la sensación de que en ese manicomio en que se está convirtiendo la política en Madrid se quiere dar trascendencia a cosas que no la tienen. Ese agua no mueve molinos.

¿Qué expectativas electorales tiene el PNV para el próximo 25-S?

Buenas, porque Euskadi ha resistido los embates de esta crisis y está saliendo de ella. Hemos mantenido la calidad de los servicios públicos, no ha habido recortes y se ha sabido mantener un nivel muy elevado de políticas sociales para que la gente afectada por la crisis lo pasara lo menos mal posible y nadie se quedara atrás. Creo que eso la ciudadanía lo va a reconocer y lo va a premiar. Además, fuera del PNV hay muchísima indefinición, no hay proyecto, no hay alternativa. Tenemos al PSE y al PP, que en Euskadi han perdido el norte, están muy perdidos en la política vasca, se han metido dentro del remolino de sus partidos en el ámbito estatal y no saben salirse de la dinámica política española. Tenemos a una izquierda abertzale presa de su pasado, que no sabe desembarazarse de él y a la que le está costando conectar con la nueva sociedad vasca post ETA, y luego está un Podemos en construcción en Euskadi que vive del espejismo de sus resultados en las elecciones españolas, pero que es una cáscara sin contenido. Todavía no ha puesto encima de la mesa ni una sola propuesta, no van más allá del eslogan y del mantra ese de que hay que desalojar al PNV.

Arnaldo Otegi debe poder presentarse a las elecciones y que sea la ciudadanía la que le ponga en su sitio, no los jueces españoles

¿Sería un fracaso obtener menos de los 27 escaños de los últimos comicios?

No, porque 27 escaños los tuvimos con una fuerza política menos; ahora hay una más. Es la misma tarta a repartir entre más y lo lógico es que todos los partidos perdamos para compensar la irrupción de ese nuevo partido. Pero creo que vamos a tener un resultado bueno y que le vamos a sacar una notable distancia a la segunda y la tercera fuerzas políticas.

¿A quién cree que va a arañar votos fundamentalmente la irrupción de Podemos en el panorama político vasco?

En las españolas ha sido un fenómeno muy transversal, pero creo que en las vascas lo va a ser mucho menos. La mentalidad de voto en unas autonómicas en Euskadi ha sido siempre diferente al resto de votaciones. Lo lógico es que le quite escaños a la izquierda abertzale y al PSE y que reunifique votos muy dispersos de la antigua IU, de su escisión, Ezker Anitza, de sectores anticapitalistas… Va a rentabilizar la unidad de todo ese voto disperso. 

La candidatura de Arnaldo Otegi por EH Bildu está acaparando buena parte de la precampaña. ¿Temen que si finalmente no puede concurrir termine por apoderarse también del debate electoral?

Más que temer, lo sabíamos y lo venimos advirtiendo, pero esto es como el hambre y las ganas de comer. La estrategia de la izquierda abertzale y la del PP han coincidido históricamente cuando se acercan las elecciones. Unos y otros se retroalimentan del pasado. La izquierda abertzale podría haber presentado hace meses un recurso contra la inhabilitación para clarificar la situación, pero no lo hizo porque quería traer el debate hasta el último día de la precampaña, y el PP ha puesto en funcionamiento toda la maquinaria del Estado para sacar pecho ante la ciudadanía española de que sigue siendo el látigo de terroristas. Es volver al pasado con temas que a la ciudadanía vasca ya no le preocupan demasiado. Veremos cómo se desarrollan los acontecimientos. Nosotros creemos que lo lógico es que se pueda presentar a las elecciones y que sea la ciudadanía la que le ponga en su sitio, no los jueces españoles.

Parece lógico que el PSE, con quien compartimos una parte importante de las instituciones vascas, sea la primera fuerza con la que hablemos tras las elecciones

Si las cifras dan, ¿es el PSE el socio preferente del PNV para la próxima legislatura? Se lo pregunto por el acuerdo de estabilidad que suscribieron ustedes esta legislatura.

Eso habría que preguntárselo al PSE, que parece que en precampaña no encuentra otra manera de marcar posición política que zumbándole al PNV, aunque luego la realidad es que su única expectativa es llegar a acuerdos con nosotros, como ocurrió hace un año y pico tras las municipales y forales. Nosotros nos guiamos siempre por los acuerdos programáticos. Hablaremos con todas las fuerzas políticas y veremos con quién es más fácil, con cual damos más estabilidad a las instituciones vascas para que sea una legislatura menos compleja de lo que ha sido esta. Parece lógico que con quien ya compartimos una parte importante de las instituciones vascas sea la primera fuerza con el que hablemos, pero ya le digo que estamos viendo a un PSE que está haciendo una oposición muy afectada y poco creíble que no sé si va a mantener después del 25 de septiembre.

¿Va a ser la defensa de un nuevo estatus político para el País Vasco una de sus prioridades para la próxima legislatura en el caso de que mantengan el Gobierno?

Evidentemente. Va en el ADN del partido lograr la máxima soberanía y autogobierno para Euskadi porque creemos que equivale a más bienestar, más justicia social, más capacidad para dar servicios de calidad, mejor educación, mejor sanidad, más desarrollo industrial… Necesitamos dar nuevos pasos. El Estatuto de Gernika se aprobó en 1979 y ha dado muchas cosas buenas para Euskadi, pero ha tenido también una vida muy procelosa porque ha sido atacado por diversas fórmulas recentralizadoras, vía sentencias del Tribunal Constitucional, vía leyes orgánicas del Estado o vía utilización de la nueva legislación comunitaria. Necesita un aggiornamento a la nueva situación política.

¿Siguen renunciando a la vía catalana para conseguir ese nuevo estatus político?

Nosotros tenemos la vía vasca, que consiste en intentar un acuerdo entre todos los partidos políticos vascos o la mayor parte posible de ellos. Nuestra expectativa sería que el nuevo estatus tuviera un apoyo político superior al que obtuvo el Estatuto de Gernika. En aquella ocasión la izquierda y la derecha extremas se quedaron fuera. Se quedó fuera Alianza Popular y se quedó fuera la izquierda abertzale, y a nosotros nos gustaría que se ampliara la base. Nuestro primer esfuerzo, pues, es lograr que el nuevo estatus tenga el mayor respaldo desde Euskadi y luego, si es posible, nos gustaría que fuera fruto de un acuerdo con el Estado en el que nadie tenga capacidad de imposición. Como le decía al principio, una de las razones de que veamos con mucho recelo y temor un gobierno PP-Ciudadanos es que defienden un modelo de Estado en las antípodas del nuestro.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba