España

'El Albondiguilla' niega recibir regalos de la Gürtel: las iniciales "A.G.P" corresponden a otros imputados

El instructor De la Mata considera probado que la trama Gürtel pagó a González Panero regalos consistentes en viajes y servicios turísticos por importe de 518.000 euros.

Arturo Gónzales Panero, alías El Albondiguilla.
Arturo Gónzales Panero, alías El Albondiguilla. Archivo

El ex alcalde de la localidad madrileña de Boadilla del Monte (Madrid), Arturo González Panero, alías El Albondiguilla, ha presentado un recurso ante la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional donde solicita el archivo de la causa en la 'pieza separada Boadilla' de la trama Gürtel. 

En el escrito de 41 folios, al que ha tenido acceso Vozpópuli, el encausado sostiene que el titular del Juzgado de Instrucción Número 5, el juez José de la Mata, sólo le atribuye "meras hipótesis o conjeturas" a la hora de enviarlo al banquillo de los acusados por los delitos de asociación ilícita, prevaricación, fraude a las administraciones públicas, cohecho, falsedad continuada en documento mercantil, tráfico de influencias, contra la Hacienda Pública, blanqueo de capitales y malversación de caudales públicos.

En el recurso, 'El Albondiguilla' se queja de que contra él solo piensan "meras hipótesis o conjeturas que en modo alguno son indicios racionales de criminalidad" 

"Las irregularidades en las adjudicaciones públicas atribuidas a mi representado no pasan de ser simples generalidades que no describen ningún comportamiento merecedor de un reproche penal", sostiene el letrado de González Panero. Además, su abogado añade que "los hechos descritos por el instructor son meras hipótesis o conjeturas que en modo alguno alcanzan la categoría de indicios racionales de criminalidad precisa para sustentar la apertura del juicio oral".

En concreto, la pieza de Boadilla se centra en la actividad desplegada por la red de Francisco Correa en el citado municipio madrileño de forma ininterrumpida entre los años 2001 y 2009, dirigida a lucrarse a expensas de los fondos y la contratación pública de los entes municipales de dicha localidad. Según relató el Ministerio Público en su escrito de acusación, "la operativa desplegada al efecto consistió, básicamente, en el cobro de comisiones para Francisco Correa, para Pablo Crespo, para el Partido Popular y para algunos funcionarios y autoridades a cambio de la adjudicación de contratos públicos por parte del Ayuntamiento y de la Empresa Municipal del Suelo y la Vivienda (EMSV) de dicha localidad a concretos empresarios".

Afirmaciones sin ninguna prueba

Arturo González Panero ocupó el cargo del alcalde en Boadilla del Monte (Madrid) entre los años 1999 y 2009. Sin embargo, pese a estar diez años al frente de la alcaldía, su defensa niega que el ex dirigente popular tuviera un control total en los asuntos gestionados por el Consistorio. "Como es lógico, el alcalde no se ocupaba ni intervenía en cada una de las cuestiones que se ventilaban en el Ayuntamiento. Su principal dedicación eran proyectos globales, reuniones de grupo o reuniones periódicas con los concejales, pero no participar de todas y cada una de las decisiones que se adoptaban en el seno del Ayuntamiento, pues para ello había multitud de funcionarios especializados en distintas áreas", reza el recurso.

Además, 'El Albondiguilla' ocupaba el cargo de presidente del Consejo de la Empresa Municipal del Suelo y la Vivienda (EMSV), mercantil desde que la red liderada por Francisco Correa habría cometido múltiples irregularidades gracias a la colaboración del ex regidor. "Esta ocupación iba aparejada a su puesto de alcalde y –tal como han declarado varios testigos- no conllevaba ningún tipo de función ejecutiva. Mi representado se limitaba a asistir a algunas sesiones del Consejo de Administración cuando se trataba algún de tema de gran relevancia, pero no estaba en el día a día de la empresa pública ni participaba en cada una de las cuestiones o contrataciones que se realizaban", enfatiza su letrado.

El investigado niega estar en "el día a día" de la empresa pública del suelo de Boadilla ni participar en "cada una de las cuestiones o contrataciones" que se realizaban desde ella

"En este contexto, el auto pretende atribuir a mi representado la capacidad de poder decidir la empresa que iba a resultar adjudicataria de cada contrato influyendo sobre los técnicos municipales, los concejales de las respectivas áreas, la Junta de Gobierno, el Pleno del municipio y sobre los restantes consejeros de la EMSV. Se trata de meras afirmaciones no sustentadas por ninguna prueba", añade el mismo.

Por otro lado, el imputado se queja que "tras esta prolongada instrucción, en la que se han practicado decenas de declaraciones, registros y todo tipo de diligencias probatorias, el auto de transformación refleja las mismas cuestiones que comenzaron a investigarse desde el inicio. Tan claros tenía el instructor los hechos punibles que no formuló una sola pregunta a mi representado durante su declaración como investigado, pese a considerarle el epicentro de la actividad presuntamente delictiva desplegada por la trama".

Regalos y dádivas de la red Correa

En cuanto a los regalos y dádivas supuestamente percibió González Panero y su mujer Elena Villarroya el encausado responde que "la única base probatoria de esta imputación es la existencia de distintos documentos hallados en poder de terceros que, en modo alguno, prueban la realidad de esas supuestas entregas o pagos. Es más, tales documentos no acreditan siquiera la identidad del supuesto perceptor de la dádiva, al incluir meras siglas, iniciales o apodos".

En el auto donde De la Mata propone juzgar a los presuntos cabecillas de la trama de Boadilla, el instructor consideraba probado la entrega de distintos regalos al matrimonio. En concreto, el magistrado señalaba que entre 2001 y 2004 recibió regalos en efectivo y en especie consistentes en viajes y servicios turísticos por importe de al menos 518.000 euros y que, entre los años 2000 a 2006 habría recibido otros fondos de origen desconocido por importe de 130.000 euros. Las anteriores dádivas se habrían entregado como contraprestación a su actividad de dirigir la adjudicación de los contratos públicos del municipio y EMSV hacia las empresas predefinidas por el grupo Correa.

"No existe ningún tipo de documento, recibí, firma, recibo, que acredite la recepción de esos regalos por parte del instructor", sostiene González Panero

"Tras la larga instrucción, las únicas "pruebas" que sustentan tales afirmaciones son documentos elaborados por terceros hallados en los registros practicados, que no acreditan ni la identidad del supuesto perceptor del regalo ni que éste lo haya recibido realmente. Al margen de que las siglas "A.G" puedan corresponder a un gran número de personas; e incluso las siglas "A.G.P" puede referirse a otras personas investigadas en la causa. A lo largo de la instrucción no ha habido una sola persona que haya declarado haber entregado un regalo al Sr. González Panero, como sí ha ocurrido con otros investigados. Tampoco existe ningún tipo de documento (recibí, firma, recibo) que acredite la recepción de esos regalos por parte del instructor", responde su abogado.

En su escrito de acusación, la Fiscalía Anticorrupción pide 76 años y 7 meses de cárcel para el líder de la trama Gürtel, Francisco Correa; 40 años y 9 meses para El Albondiguilla', y otros 23 años y medio para el exdiputado del PP Alfonso Bosch por la actividad de esa red en esa localidad madrileña.  Además, el Ministerio Público reclama además 64 años y 7 meses de prisión para el considerado número dos de la Gürtel, Pablo Crespo, y otros 22 para el exconcejal José Galeote, en una causa en la que acusa a un total 27 personas así como al PP en calidad de responsable civil como partícipe a título lucrativo por haberse beneficiado de 204.198 euros de la red. 



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba