España

IU: crece el malestar interno contra Garzón tras el fiasco de la alianza con Podemos

"Ninguneados". Así se sienten líderes y militantes de IU tras los pobres resultados obtenidos por la coalición Unidos Podemos el 26J.

Alberto Garzón, en su comparecencia de este lunes.
Alberto Garzón, en su comparecencia de este lunes. EFE

La militancia de Izquierda Unida lo tenía todo listo para vivir la noche electoral en su madrileña sede de la calle Olimpo. Como hasta ahora, como siempre. El pacto firmado con Podemos no incluía celebrar la victoria juntos. En el último momento, el mismo día 26, hubo cambio de planes. Desde la formación de Pablo Iglesias se les invitó a reunirse con ellos en el Teatro Goya y allí se fueron. Pero para muchos en IU no fue una simple invitación, sino un hecho consumado, una evidencia más de la asimetría del acuerdo alcanzado con el partido morado.

"Ninguneados". Así se sienten líderes y militantes de IU tras los pobres resultados obtenidos por la coalición Unidos Podemos el 26J. En realidad, algunos –bastantes– ya venía cabreados de casa. El acuerdo alcanzado en abril entre Pablo Iglesias y Alberto Garzón no gustaba. Votantes históricos de  IU desconfiaban del oportunismo de una formación emergente que un día se decía socialdemócrata y al siguiente declamaba el Manifiesto Comunista. Pese a las suspicacias, el pacto se sometió a consulta interna y los militantes dijeron ‘sí’.

Garzón salió cuando solo se conocían las encuestas a pie de urna: "Para eso que no hubiera salido"

Comenzó entonces una campaña en las que Podemos –ya desde la elección del logo– ejerció el papel de protagonista. Un carrusel de pequeños desplantes que tuvo su corolario este domingo cuando Alberto Garzón compareció en rueda de prensa. Garzón salió cuando solo se conocían los datos de las encuestas a pie de urna que daban por cierto el sorpasso, pero que quedaron en seguida desacreditadas con los primeros datos oficiales. "Para eso que no hubiera salido", comentan en privado algunos miembros de la formación.

La noche –y puede que el pacto– terminaron de agriarse cuando, con el 99,9% de los votos escrutados, fue un hecho que Unidos Podemos perdía más de un millón de votos. “Se ha vendido el partido por un plato de lentejas”, aseguran fuentes internas. Ocho diputados en el Congreso y quizá alguna portavocía –la de economía– es ganancia escasa para un viaje tan agitado. El propio Gaspar Llamazares, muy crítico con la confluencia aunque leal durante la campaña a lo firmado, ha salido este lunes a dar su opinión: "Lamento haber tenido razón".

El día después del 26J todos los focos han estado puestos en Podemos y en su fracaso a la hora de intentar superar al PSOE. Hasta en la derrota es la formación de Pablo Iglesias la que fagocita la atención. Pero tras el shock inicial, Alberto Garzón e IU tendrán que dar respuesta a algunas preguntas incómodas, empezando por ¿por qué? y ¿hasta cuándo?  

Por lo pronto, Alberto Garzón –el único líder de izquierdas que ha comparecido al día siguiente de los comicios: por Podemos lo hizo Echenique y por el PSOE Antonio Hernando– se ha reafirmado en el pacto con Podemos, que considera el "camino correcto y el único posible". En su opinión, el resultado de Unidos Podemos puede deberse a factores coyunturales –el brexit– y a otros más de fondo, aunque en ningún momento al cansancio o hastío de la militancia con el pacto.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba