España

Zapatero recomendó a Rivera que también hablara con el Gobierno de Maduro

El dirigente de C's transmitirá este martes a la Asamblea Nacional que está dispuesto a reunirse con el régimen bolivariano.

Albert Rivera y Lilian Tintori, esposa del opositor venezolano Leopoldo López.
Albert Rivera y Lilian Tintori, esposa del opositor venezolano Leopoldo López. @Albert_Rivera

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, comunicará este martes a la Junta Directiva de la Asamblea Nacional venezolana, controlada por la oposición al régimen de Nicolás Maduro, que se ofrece a hablar con el Gobierno bolivariano en la búsqueda de soluciones a la crisis política y humanitaria que vive el país. El líder centrista, de viaje oficial en Caracas, adoptó este perfil conciliador, de figura mediadora, después de entrevistarse el sábado con el expresidente del Ejecutivo José Luis Rodríguez Zapatero (PSOE), que estuvo la pasada semana en Venezuela.

Según ha podido saber Vozpópuli de fuentes conocedoras de esa reunión, organizada a instancia del ministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo, fue el exlíder socialista quien aconsejó al dirigente centrista que mostrara también mano tendida al diálogo con representantes del Gobierno venezolano y no adoptara una posición de enfrentamiento, que sólo serviría para complicar su estancia en el país sudamericano.

El pasado miércoles, el número dos del régimen de Maduro, Diosdado Cabello, ordenó la expulsión de Rivera una vez que llegara al aeropuerto internacional de Maiquetía, en Caracas. El diputado chavista hizo tal emplazamiento durante su programa de televisión Con el Mazo Dando, donde identificó al presidente de Ciudadanos con la “extrema derecha”. “(La oposición) Le van a abrir las puertas si es que nosotros lo dejamos entrar aquí en Venezuela, porque él (Albert Rivera) viene a reunirse con la oposición”, señalo Cabello. El expresidente de la Asamblea Nacional incluso llegó a instar a la Policía migratoria a expulsar a Rivera en cuanto pisara suelo venezolano.

Antes de su encuentro con Zapatero, Rivera había cuestionado el papel mediador del expresidente

El mensaje transmitido este lunes por el presidente de C’s era que no sólo hablaría con la oposición, sino que no tendría inconveniente en hacerlo con el Ejecutivo de Maduro si fuera necesario. Ocasión que aprovecharía para trasladarle la “opinión mayoritaria” de España, donde, a su juicio, “no hay fisuras” entre los partidos constitucionalistas (deja al margen a Podemos) sobre la necesidad de encontrar una salida al drama venezolano.

Sin embargo, antes de su encuentro con Zapatero el pasado sábado, la postura de Rivera había sido la de cuestionar el papel de mediador ejercido por el expresidente socialista, que había viajado a Caracas invitado por el Gobierno chavista a su Comisión de la Verdad junto a los también exmandatarios de Panamá y de República Dominicana, Martín Torrijos y Lionel Fernández, respectivamente.

“Es un grupo invitado por Maduro, y soy muy escéptico al pensar que la solución pueda venir de Maduro” y de “los que están coartando las libertades en Venezuela” , declaró Rivera el pasado miércoles a la cadena Ser. Según dijo Rivera, el dirigente bolivariano "va a intentar aparentar normalidad y apertura", cuando, en su opinión "la solución tiene que venir de las urnas, de la democracia, de la elección de un nuevo presidente". El líder centrista se ha mostrado a favor del referéndum revocatorio que exige la oposición.

La visita de Zapatero para hacer seguimiento de esa Comisión de la Verdad, la Justicia y la Reparación de las Víctimas –el instrumento oficialista para contrarrestar la Ley de Amnistía y Reconciliación Nacional aprobada por la oposición parlamentaria, pero declarada inconstitucional por el Tribunal Supremo–  fue vendida como una iniciativa de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur). La oposición, en cambio, viene denunciando que el secretario general de Unasur, Ernesto Samper, toma partido por el régimen chavista. La citada Comisión está formada por 16 miembros oficialistas, entre ellos el vicepresidente venezolano Aristóbulo Istúriz. Los cuatros puestos restantes, destinados a la oposición, están vacíos.

"Si alguien pide ayuda, hay que intentar ayudarle"

En su caso, Rivera acude a Venezuela invitado por la Junta Directiva de la Asamblea Nacional, bajo mando de la oposición, reunida en torno a la coalición Mesa de la Unidad Democrática. La MUD está formada por cuatros partidos principales: Primero Justicia (PJ), Acción Democrática (AD), Un Tiempo Nuevo (UNT) y Voluntad Popular (VP). El líder de C’s se entrevistará con el presidente de la Asamblea, el diputado de AD Henry Ramos Allup, y participará en una ponencia en el seno de la Comisión de Asuntos Exteriores.

Rivera justificó este viaje esgrimiendo que estos opositores “nos han pedido ayuda y si alguien pide ayuda, hay que intentar ayudarle”. “Allí estaremos cada vez que lo necesiten para reclamar libertad y democracia. Es difícil no ponerse en la piel del otro cuando líderes de la oposición venezolana están en la cárcel por sus pensamientos”, recalcó.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba