España

La pesadilla de Rivera: ¿socio de Sánchez y fuera de un 'Gobierno del cambio'?

Fuentes internas temen que el mérito de haber alcanzado un pacto de legislatura con el PSOE pueda "quedar diluido por la aritmética parlamentaria" si los socialistas cierran un acuerdo alternativo con Podemos. Iglesias ya levantó el veto a C's la pasada semana y no pedirá a Sánchez que rompa con Rivera.

Albert Rivera recibe el saludo de Pedro Sánchez en el Congreso.
Albert Rivera recibe el saludo de Pedro Sánchez en el Congreso. EFE

Una alarma se ha encendido en Ciudadanos. Según ha podido saber Vozpópuli de fuentes internas, existe la preocupación de que el mérito de haber alcanzado un acuerdo de legislatura con el PSOE con más de 200 reformas pueda “quedar diluido por la aritmética parlamentaria”. Hay quienes lo resumen más gráficamente con “terminar compuesto y sin novia”. Sostienen que todo lo conseguido por el partido de Albert Rivera, hasta ahora socio preferente de los socialistas, perdería brillo si al final el PSOE cierra un pacto alternativo con Podemos que haga posible la investidura de Pedro Sánchez a cambio de entrar en un eventual Ejecutivo socialista. Sería, en todo caso, con menos carteras que la vicepresidencia y los seis ministerios reclamados en enero por Pablo Iglesias.

Las fuentes consultadas recalcan que hay una clara diferencia entre Ciudadanos y Podemos. Mientras los primeros no tienen como meta formar parte de un nuevo Gobierno, tal condición es, en cambio, irrenunciable para los segundos, que no contemplan en este momento otra fórmula que no sea un Ejecutivo de coalición a la valenciana, que integrarían PSOE, Podemos, Compromís e IU. Ante ello, Rivera ya ha adelantado que no se abstendrán y, por tanto, votarán en contra porque, a su juicio, dicha opción necesitaría irremediablemente a los independentistas. Además, aunque la abstención de C’s sea ahora el objetivo de Pablo Iglesias, Sánchez siempre llegaría a otra sesión de investidura con el pacto de El Abrazovigente y aquí aparece firmado que los 40 diputados naranjas votarán a favor del candidato socialista.

Es otro escenario el que se ha convertido en la peor pesadilla de Ciudadanos en los últimos días. Las fuentes citadas temen que Iglesias, inmerso en una crisis de identificación y experimentando una caída en las encuestas de opinión, permita la investidura de Sánchez (bien con un voto a favor o con la abstención) “en el último minuto del partido” tras cerrar con los socialistas un acuerdo que no sea incompatible con el de C’s y que le garantice alguna presencia en el futuro Gobierno, objetivo de la formación morada.

Un pacto de PSOE y Podemos “en el último minuto” y con un texto que burle al de 'El Abrazo' ya espanta a un sector de Ciudadanos

Pablo Iglesias ya levantó el veto a Ciudadanos la pasada semana y no pedirá a Sánchez en su próxima reunión que rompa el acuerdo con Rivera. En ese inminente diálogo con el PSOE, el exeurodiputado dice estar convencido de que “cuando tratemos de avanzar en materias económicas y de rescate social, se plantearán algunas incompatibilidades”, en alusión al pacto de los socialistas con Ciudadanos. Esta percepción de Iglesias es justamente la que el equipo de Sánchez tratará de contrarrestar, explorando consensos a partir del documento que ya remitieron a Podemos un día antes del arranque de la investidura fallida.

Ese texto burlaba cuestiones del pacto de El Abrazo introducidas por Ciudadanos. Por ejemplo, no incluía el nuevo contrato “estable y progresivo para la cobertura de puestos de trabajo de duración determinada”, sucedáneo del contrato únicoque llevaba el partido naranja en su programa electoral, o el complemento salarial garantizado (CSG). Tampoco recogía dicho documento remitido a Podemos el compromiso de “oponerse a todo intento de convocar un referéndum con el objetivo de impulsar la autodeterminación de cualquier territorio de España”. Desde Ciudadanos esgrimen que estarán muy pendientes de que ningún acuerdo de PSOE con Podemos (y, por ende, Compromís e IU) contravenga la literalidad del pacto de El Abrazo. Todo lo que no sea transgredir dicho texto permitirá, por tanto, un entendimiento entre los equipos de Sánchez e Iglesias, con posibilidad de ser plasmado en un documento alternativo que Ciudadanos no vetaría.

C's nunca estará en un Gobierno con Podemos

Llegados a este punto, Sánchez tendría el plácet de Ciudadanos y de Podemos para ser presidente y formar un Gobierno del cambio, el plan que siempre ha defendido. Con el añadido de que el partido de Iglesias estaría en ese Gobierno de alguna manera, condición indispensable en la hoja de ruta morada. Sin embargo, la formación de Rivera se toparía con su peor pesadilla, la que ya espanta a un sector de C's: seguirían como socios de Sánchez en base a su acuerdo de legislatura, pero quedarían fuera de un Ejecutivo donde sí estaría Podemos. Cabría entonces la posibilidad de que Sánchez ofreciera a la organización centrista alguna representación en el Consejo de Ministros, pero los de Rivera han repetido por activa y por pasiva que nunca compartirían Gobierno con Podemos, dadas las diferencias ideológicas que les separan. Además, esta combinación dejaría a C’s con la manos atadas para hacer oposición en el Parlamento. Su peor pesadilla.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba