Prisiones

Siete presos ingresados y 118 aislados por un brote de sarna en la prisión de Aranjuez

Siete reclusos chinos con sarna procedentes de la prisión de Alicante han estado ingresados en la enfermería de la cárcel de Aranjuez y más de 100 internos permanecieron aislados en sus celdas.

Imagen de archivo del exterior de una cárcel española.
Imagen de archivo del exterior de una cárcel española. EFE

El pasado 2 de enero fueron trasladados a la prisión de Aranjuez una veintena de reclusos chinos procedentes de la cárcel de Alicante. En el centro madrileño se encontraban ya un centenar de detenidos de esa misma nacionalidad por la operación Call Center, realizada el pasado 13 de diciembre. Tal y como ha confirmado Instituciones Penitenciarias a Vozpópuli, hay 11 casos de sarna en la enfermería y 118 presos aislados de forma preventiva pero que, de momento, no han dado signos de haber contraído la enfermedad. También hay siete mujeres aisladas en el módulo femenino, aunque estas no son de nacionalidad china.

Según denuncia el sindicato Acaip, los servicios médicos de la prisión madrileña se encontraron en un primer momento ante un problema, ya que no había suficiente cantidad de pomada para tratar la enfermedad. "No teníamos la medicación y ha habido que pedirla a la Administración. No hay bastante para 130 internos", explica el portavoz de Acaip, Nacho Gutiérrez. No obstante, desde Instituciones Penitenciarias han manifestado que ya hay medicación suficiente para tratar a todos los afectados y que se realizará una segunda aplicación preventiva a todos los presos afectados dentro de siete días. Se trata de una crema tópica que debe aplicarse durante dos días, cubriendo todo el cuerpo salvo la cabeza. 

El portavoz del sindicato de funcionarios de prisiones explica que, tras aislar a los presos y quitarles la ropa de cama, de aseo y de vestir, los internos estaban desnudos en sus celdas a la espera del medicamento. Este extremo ha sido desmentido por Interior, al asegurar que el tratamiento que se ha realizado a los enfermos es el habitual de cambiar ropa de cama y vestimenta, pero que en ningún caso estuvieron desnudos. Según denuncia el sindicato, este hecho habría obligado a aumentar considerablemente la temperatura de la calefacción del centro penitenciario. Por su parte, la prisión de Alcalá-Meco ya está avisada de la circunstancia por si la mujer proveniente de esta cárcel hubiera tenido contacto con otros reclusos.

Instituciones Penitenciarias realizará una segunda aplicación de medicina a todos los presos afectados

El portavoz de Acaip critica la decisión de trasladar a los presos por parte de Instituciones Penitenciarias, conociendo las circunstancias de salud en las que venían. Sin embargo, alaba "la actuación y diligencia de la dirección del centro madrileño por la rápida reacción para evitar que se den nuevos casos". Además del aislamiento preventivo de los reclusos, también se ha informado a los trabajadores y funcionarios de la cárcel de las medidas de protección para evitar que se propague la enfermedad entre el resto de internos. La dirección de la cárcel madrileña ha puesto en marcha una Comisión de Salud Laboral y mantendrá una semana aislados en sus celdas a los presos que presenten síntomas.

Según los últimos datos conocidos, que adelantó este diario en 2015, la sarna es la tercera enfermedad infecciosa más común en las cárceles españolas, con entre 50 y 60 casos al año y solo por detrás de la gripe y la tuberculosis. Instituciones Penitenciarias tiene recogida la sarna dentro de las 60 afecciones de declaración obligatoria (EDO) sobre las que los centros tienen que informar si se producen casos, debido al grave riesgo de sufrir un brote infeccioso como el ocurrido en Aranjuez. En los últimos años, la cifra de sarna ha sufrido un significativo repunte. Entre 2008 y 2014, el Ministerio del Interior registró 577 casos, a una media superior a los 52 por año.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba