España

Madrid anuncia una nueva tasa de basuras y más IBI a grandes inmuebles comerciales

Aquellas empresas que sean "grandes generadoras de residuos" pagarán más, al igual que los grandes inmuebles comerciales. En contraposición, "el 100% de los inmuebles residenciales pagarán menos IBI", ha dicho el concejal Carlos Sánchez Mato.

El concejal de Hacienda y Economía de Gobierno de Carmena, Carlos Sánchez Mato.
El concejal de Hacienda y Economía de Gobierno de Carmena, Carlos Sánchez Mato. madrid.es

El Ayuntamiento de Madrid trabaja para establecer una nueva tasa a grandes generadores de residuos, un impuesto nuevo que "no pagará la señora de Carabanchel" pero que junto con un recálculo del IBI y otras medidas fiscales, supondrán 31 millones de ingresos extra si se cumplen las previsiones del consistorio. El concejal de Economía y Hacienda, Carlos Sánchez Mato, ha declinado avanzar qué tipo de compañías serán las pagaderas de este impuesto, pero ha reconocido que será una parte importante del aumento de recaudación y que serán las grandes.

La bajada media del IBI será inferior al 10% y el ayuntamiento no ha querido precisar cómo será el impuesto a empresas que generen residuos

El brazo económico de Manuela Carmena ha presentado a su equipo -al que se ha incorporado como jefa de gabinete la joven política de IU en la Comunidad Valenciana, Esther López Barceló- y ha lanzado otra novedad: subirá el IBI a los inmuebles más grandes y de uso comercial, como grandes oficinas, comercios o almacenes. Concretamente podrían ser los que estén por encima de los 860.000 euros de valor catastral. Se trataría de grandes edificios, muchos en el centro de la ciudad, que tienen un uso económico. La idea del ayuntamiento es compensar la subida a estos grandes con la bajada a todos los inmuebles residenciales. Con respecto a esa revisión del IBI, Mato ha dicho que será "una bajada muy significativa inferior al 10%", que afectará a 1,4 millones de recibos. Esta medida se llevará a Junta de Gobierno, que luego tendrá 30 días de alegaciones.

"Compensaremos esta caída de ingresos con usos no residenciales, pero la mayoría de personas que tienen un uso no residencial pequeño van a ver bajar su IBI también. Es cierto que subirán los más grandes, que supondrán entre el 1% y el 5% de los inmuebles no residenciales". En el caso de hostelería, por ejemplo, el 94% se librará de subida, en comercio un 97,2% será beneficiado y en el caso de oficinas un 94,4% será beneficiado.

En definitiva, se eliminarán algunas exenciones en el pago del IBI, aunque no las exenciones que marca el Concortado con la Iglesia Católica, que Mato ha reconocido le gustaría tocar pero no puede.

"Va a haber otro reparto y vamos a poder hacer una política fiscal que nos permita hacer frente a las necesidades que en campaña electoral pusimos encima de la mesa", ha asegurado el economista madrileño, que ha prometido que quitando a los de arriba y poniendo a los de abajo "habrá más ingresos".

Se subira el IBI a "entre el 1% y el 5% de los inmuebles no residenciales", una subida de relevancia

Preguntado por la bajada del impuesto de bienes inmuebles a los ciudadanos, Mato ha contestado que "es lineal, a mi pesar. Puede suponer 15 euros a un precio de Carabanchel de valor catastral bajo y 350 a un piso del barrio de Salamanca. Estoy en contra de esta forma de tributación pero no hay otra. Es una bajada lineal que beneficiará al 100% de los inmuebles residenciales, sobre todo a los más ricos, que serán futuros votantes de Ahora Madrid", ha bromeado Sánchez Mato.

"Todo lo que utilice un espacio público tendrá que pagar tasa, como en otros municipios de la Comunidad de Madrid hacen ya gobiernos del PP", ha dicho el concejal, que también baraja, para próximos cursos políticos, incorporar otros impuestos como el impuesto a los cajeros automáticos "que usen la vía pública, no a los que están en las oficinas".

El ayuntamiento gastará el superávit

Otro de los datos revelados por Carlos Sánchez Mato ha sido que el ayuntamiento dispondrá para los presupuestos del próximo ejercicio de un superávit de 700 millones de euros "que gastaremos integramente". No en vano, en los próximos presupuestos el apartado del gasto crecerá "a dos dígitos, y más cerca del 20% que del 10%" respecto al último presupuesto municipal llevado a cabo por el consistorio de Ana Botella. Para ello tendrán que incumplir los acuerdos de austeridad a los que se comprometieron en su momento las administraciones públicas: "Si cumpliéramos la regla del gasto habría que bajar un 6% el gasto anual mientras que nuestros ingresos siguen creciendo. ¿Cómo iría yo a los barrios desfavorecidos a explicarlo? Eso que lo haga el PP", ha dicho Sánchez Mato.

"Habrá crecimiento de gasto para el equipamiento de servicios básicos en zonas que no habían sido tratadas por el anterior consistorio. Tendremos una capacidad de atender las necesidades de distritos y áreas en un porcentaje elevadísimo", ha dicho el economista, que asegura que "hay recursos en la administración tributaria de Madrid". 

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba