Agentes de movilidad

Los agentes de Movilidad de Carmena se compran chalecos antibalas de su bolsillo para protegerse

A las pocas horas de difundir la protesta, el Ayuntamiento modificó los puntos fijos donde se instalaban hasta la fecha los funcionarios que vigilan el tráfico y los ha convertido en móviles 

Un agente de Movilidad
Un agente de Movilidad EFE

Agentes de Movilidad del Ayuntamiento de Madrid están comprando con dinero de su bolsillo chalecos antibalas para protegerse en caso de producirse un tiroteo, según explicaron representantes de este colectivo.

El Sindicato Profesional de Agentes de Movilidad envió una primera carta en enero de 2016 a la concejala de Medio Ambiente, Inés Sabanés, en la que le exigían medidas para que les integrara en los dispositivos antiterroristas, especialmente en lo que se refiere a la autoprotección.

El Ayuntamiento puso entonces algunas medidas en marcha como patrullar en pareja. Estas medidas fueron bien recibidas por los agentes, pero las consideran insuficientes.

Los funcionarios recuerdan que al estar en la calle “actuamos como primer parapeto y tenemos un elevado número de carencias que ponen en riesgo ya no sólo la seguridad del trabajador, sino la del ciudadano de Madrid”.

Acceso a la base de datos de vehículos

La principal petición de los agentes es tener acceso directo a la base de datos de vehículos. Si desean saber si un coche ha sido sustraído deben llamar a la Policía por teléfono “retrasando exageradamente el proceso y poniendo en peligro la integridad física de los compañeros con esperas de más de 20 minutos”.

Los agentes de Movilidad llevan un informe similar al de la policía municipal, “pero sin embargo no tenemos los mismos sistemas de protección”.

El Ayuntamiento de Ana Botella se comprometió a comprar un chaleco antibalas por agente para los municipales, pero no se incluyó a los de Movilidad.

Finalmente, el equipo de Ahora Madrid adelantó la compra de las protecciones a los policías, pero tampoco incluyó a los responsables del tráfico de la capital de España.

Muchos de estos profesionales se están comprando chalecos y pagándolos de su bolsillo que cuestan unos 600 euros.

Insisten en que hay graves problemas que deben ser solucionados, como el fallo de las comunicaciones en algunos puntos de la ciudad de Madrid.

Piden la creación de una mesa local para solucionar los problemas relativos al terrorismo en la que estén la Policía Municipal y otros servicios de emergencia.

Los agentes de Movilidad se quejan de que aún no han recibido formación sobre medidas para protegerse y actuar en caso de ataque terrorista.

Por otra parte, el Ayuntamiento aceptó ayer una de las peticiones que hicieron los agentes de Movilidad. Se suprimen los puntos fijos de trabajo, un blanco fácil según los expertos, y se establecen móviles.

Más competencias, con pocos agentes

Un portavoz de Policía Municipal de CSIT-Unión Profesional considera que la propuesta del Gobierno para involucrar a los 60.000 policías municipales en la lucha contra el yihadismo sería una competencia más para unos cuerpos que están muy justos de personal.

El portavoz añadió que los funcionarios locales no tienen formación, no tienen armas largas y carecen de medidas de autoprotección.

Expertos independientes en la materia señalaron que no se puede empezar la casa por el tejado. “Hay que formar, hay que dotar y sobre todo hay que facilitar el acceso a la información”, agregaron.

Señalan que las policías locales sólo tienen “acceso 1” a la base de datos sobre personas y “sólo pueden conocer las requisitorias en vigor de un ciudadano, pero no sus antecedentes policiales”.

“Podemos -añaden- estar ante el sujeto más malo de la tierra con 200 antecedentes y no poder saberlo porque nuestro nivel de acceso es el más bajo... el 1”.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba