España

Afrontan hasta 128 años de cárcel por integrar una red de trata de blancas

La fiscalía de Asturias pide entre 93 y 128 años de cárcel para seis ciudadanos rumanos acusados de integrar una red de trata

Mujeres ejerciendo la prostitución.
Mujeres ejerciendo la prostitución. EFE

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Asturias acoge este lunes la vista oral contra seis ciudadanos rumanos acusados de integrar una red de trata de blancas en el Principado, y para los que la Fiscalía pide penas individuales de entre 93 años y medio y 128 años de cárcel.

El Ministerio Público relata en su escrito provisional de acusación que el 15 de febrero de 2012 se inició una investigación después de recibir un correo electrónico anónimo en la página de colaboración ciudadana de la policía en el que se alertaba de que chicas del club Delfo's pagaban un impuesto a bandas rumanas que les cobraban dinero y las tenían amenazadas con hacerles daño.

Los acusados formaron un grupo criminal organizado, dirigido por dos hermanos, con el fin de captar mujeres en Rumanía y traerlas a España para que ejercer la prostitución.

Fingían que iniciaban una relación sentimental en Rumanía y conocedores de su precaria situación económica de las mujeres, con el pretexto de conseguir una vida mejor, las desplazaban hasta España, donde entre 2011 y 2013 les obligaron, con violencia física y psíquica, a ejercer actividades de alterne y prostitución en los clubs Delpho's y Model's.

La captación

Cuatro acusados trabajaban en Rumanía para captar a las chicas, a las que traían hasta España, donde vivían en pisos alquilados en las calles Rabanal y Ámsterdam de Oviedo.

Una vez en Oviedo, les retiraban la documentación y los teléfonos móviles y, tras advertirles de que les debían el precio del viaje, les obligaban, "con violencia física y psíquica", a ejercer el alterne y la prostitución y a entregar íntegramente los beneficios obtenidos a los hermanos.

Dentro del local de trabajo, dos de los acusados, que eran mujeres y también realizaban actividades de alterne y prostitución, vigilaban al resto, controlaban y llevaban cuenta de todas las actividades realizadas.

Los primeros meses después de su llegada, las mujeres entregaban íntegramente la totalidad de los ingresos obtenidos sin recibir nada a cambio y posteriormente, les daban semanalmente 200 o 300 euros a cada una con los que tenían pagar el alquiler, la comida y sus gastos.

Las mujeres estaban vigiladas constantemente, debían pedir permiso para salir a la calle y siempre tenían que hacerlo acompañadas, no tenían libertad de comunicación, ni móvil y cuando hablaban con sus familias, muchas veces, era en presencia de alguno de los acusados.

Eran golpeadas, insultadas, amenazadas de muerte, incluso con objetos cortantes como espadas o katanas, y les amenazaban con causar daño a sus familias en Rumanía.

Cerca de dos millones en beneficios

Teniendo en cuenta que fueron once las mujeres que se encontraban en esta situación, el importe total obtenido por los hermanos ascendió, cuando menos, a 1.733.600 euros, señala la Fiscalía.

Ambos acusados llevaron a Rumanía la totalidad del dinero y lo reintrodujeron en el circuito económico en su país adquiriendo terrenos, construyendo viviendas o adquiriendo bienes de alta gama.

La Fiscalía ve delitos de trata de seres humanos con concurso de delito de prostitución coactiva, delito contra los derechos de los trabajadores, de lesiones con empleo de arma o instrumento peligroso y de blanqueo de capitales.

Para el primero de los hermanos pide 128 años de prisión, el pago de una multa de 500.000 euros y la imposibilidad de acercarse a menos de un kilómetro de las víctimas durante diez años.

Para el segundo hermano pide 115 años y la misma orden de alejamiento y para el resto 93 años y medio y mantiene el alejamiento.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba