OPERACIÓN GRIZZLY Registros y detenciones en Adif y grandes empresas por sobrecostes de 82 M€ en las obras del AVE

La Guardia Civil ha efectuado 13 detenciones, que afectan a funcionarios y directivos de las contratistas, en el marco de la Operación Grizzly. Ha registrado la sede de Adif en Madrid.

La Guardia Civil ha iniciado la mañana del martes una operación que incluye detenciones y registros en Barcelona y Madrid (incluida la sede de Adif en Madrid) contra una red acusada de inflar facturas para generar sobrecostes millonarios en dos obras del AVE. La demoninada Operación Grizzly afecta a las obras de la estación de La Sagrera y el sector Sant Andreu, y los detenidos son 13 personas (en un primer momento se habló de 14) acusadas de malversación y falsedad documental, entre las que no se cuenta ningún político, según indican fuentes del Cuerpo a Vozpópuli. El sobrecoste supera los 82 millones, ha indicado la Fiscalía Anticorrupción, que detalla que entre los investigados hay funcionarios, empleados de empresas privadas y personal directivo de las firmas contratistas.

Los investigadores también tratan de averiguar si los exresponsables de obra de Adif aceptaron sobornos a cambio de tolerar la falsificación del volumen de trabajos realizados, por lo que a los delitos citados se podría sumar el de cohecho, según informa Efe. La investigación, dirigida por una juez de Barcelona, arranca en una denuncia del presidente de Adif en noviembre de 2014, en la que alertaba de que en tres obras públicas relacionadas con La Sagrera (AVE Madrid-Barcelona) había "diferencias sustanciales entre la obra certificada como realizada y la que en realidad se habría efectuado". En el marco de esta operación, la Guardia Civil está registrando este martes varios domicilios y sedes, entre ellas las de Adif en Madrid y en la estación de La Sagrera, así como empresas adjudicatarias de las obras bajo sospecha, tanto en Barcelona como en Madrid.

Entre los supuestos integrantes de la trama, según informa Efe, figura un exresponsable de obras de Adif que ya fue detenido en 2014 en otra operación policial contra una red acusada de cobrar sobornos a cambio de permitir sobrecostes en varios tramos de las obras del AVE en Barcelona. De hecho, la operación actual es paralela a otra investigación que dirige el Juzgado de Instrucción número 9 de Barcelona y que, en mayo de 2014, comportó la detención de diez personas -entre ellas excargos de Adif y de empresas constructoras- por sobrecostes supuestamente irregulares en las obras del AVE en Barcelona.

Auditorías externas

Precisamente, fue esa primera investigación judicial -centrada en un tramo entre la Sagrera y El Nudo de la Trinitat adjudicado a Corsan- la que motivó que Adif encargara auditorías externas e internas sobre otras obras de esta infraestructura, que todavía estaban en su fase inicial, con apenas un 20 o 30% del proyecto ejecutado. 

Las auditorías, que el gestor de infraestructuras llevó a la Fiscalía Anticorrupción el año pasado, concluyen que otras empresas contratistas de la línea del AVE en las inmediaciones de la estación de La Sagrera inflaron presuntamente las facturas de sus construcciones, para obtener beneficios millonarios, con la complicidad de responsables de obras de Adif en la época. En concreto, Adif detectó desajustes entre el volumen ejecutado de las obras y las certificaciones correspondientes, por lo que decidió paralizar los trabajos de construcción para llevar a cabo las comprobaciones pertinentes.

Meses después, la empresa gestora de infraestructuras remitió una carta al fiscal Anticorrupción Emilio Sánchez Ulled, que lleva el caso, para solicitarle que autorizara la continuación de las obras, a lo que el ministerio público respondió también por escrito que no le correspondía resolverlo, dado que no había sido suya la decisión de detener los trabajos. El secretario de Estado de Infraestructuras, Julio Gómez-Pomar, informó el pasado 7 de junio de las irregularidades detectadas al consejo de administración de la sociedad Barcelona Sagrera Alta Velocidad -que incluye también al Ayuntamiento y la Generalitat y no se reunía desde 2013-, y justificó así el retraso de las obras. La estación del AVE en la Sagrera y sus accesos, cuya construcción se adjudicó en 2010 a dos UTE, es uno de los principales proyectos de infraestructuras en marcha en Barcelona y está previsto que se pueda inaugurar en 2020, tras retrasarse en varias ocasiones.

Las supuestas irregularidades destapadas en la operación que está en marcha siguen el mismo patrón que las que, en mayo de 2014, motivaron una decena de detenciones de contratistas y responsables de Adif, acusados de alterar de forma repetida las mediciones técnicas, falsear las certificaciones de obra ejecutada y camuflar el desvío.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba