España

Colau da un mes a Sareb para que le ceda 400 pisos que llevan vacíos más de dos años

La alcaldesa exige al banco malo la cesión de esos activos en virtud de la nueva ley de medidas urgentes para afrontar la pobreza energética y la emergencia habitacional.

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau
La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau EFE

El Ayuntamiento de Barcelona exige al llamado banco malo, Sareb, la cesión de 400 pisos que tiene vacíos en la ciudad desde hace más de dos años, al amparo de la nueva ley catalana de medidas urgentes para afrontar la pobreza energética y la emergencia habitacional. La alcaldesa, Ada Colau, ha anunciado en rueda de prensa que esta semana el ayuntamiento empezará a enviar los requerimientos para que la Sareb, en estos momentos el mayor tenedor de pisos vacíos en Barcelona, con 561 que reconoce que llevan así desde antes de octubre de 2013, le ceda en el plazo de un mes estas viviendas.

"El mensaje que queremos hacer llegar a la Sareb es que queremos acuerdos por las buenas, pero si no se puede por las buenas lo haremos por la ley", ha señalado la alcaldesa, que ha estimado que en los cuatro meses que el consistorio lleva hablando con los grandes tenedores de pisos vacíos en la ciudad para conseguir que se destinen a alquiler social, con el banco malo es con quien menos se ha avanzado.

"Una estafa"

Colau ha considerado "inaceptables" y "una estafa" las condiciones que pone la Sareb al ayuntamiento de Barcelona para cederle estos pisos, como que además de pagarle un alquiler cargue con la rehabilitación y se los devuelva en tres años.

La alcaldesa ha reiterado que la voluntad es llegar a acuerdos con la Sareb, como con los otros grandes tenedores, antes de diciembre, y no llegar a requerir ante los tribunales la cesión obligatoria de los pisos vacíos, como permite la nueva ley catalana.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba