Los precios han aumentado 2 décimas en Cataluña y 3 décimas en España durante el mes de noviembre, lo que supone un incremento del 0,5 y el 0,4% respectivamente, comparado con el mismo periodo de un año atrás. A pesar del repunte observado, los precios crecen a un ritmo moderado, según fuentes de PIMEC. La patronal sostiene que el comportamiento de los precios se adecua a la evolución del crecimiento económico actual, regional y nacional.

Energía y transportes, responsables de este incremento

Esta tendencia alcista está directamente relacionada con el comportamiento de los precios del transporte y de los productos energéticos y combustibles (gasolina, gas y electricidad). En España, los precios del transporte han crecido cuatro décimas; mientras que los de carburantes y combustibles bajan un 2,6% en relación al año pasado y los de la calefacción, iluminación y distribución de agua disminuyen un 9,2% respecto del año 2018.

Esta tendencia alcista está directamente relacionada con el comportamiento de los precios del transporte y de los productos energéticos y combustibles (gasolina, gas y electricidad)

Sin la incidencia de los productos energéticos ni los alimentos sin elaborar, la inflación subyacente se mantiene por encima del índice general, con unos registros de 1,3% en Cataluña y 1,0% en España.

Restauración, alimentos y bebidas no alcohólicas más caros en Cataluña.

Alimentos y bebidas, entre los más caros en Cataluña 

En la comunidad autónoma catalana destaca el encarecimiento de los precios, en términos interanuales, de la restauración (2,3%), alimentos y bebidas no alcohólicas (2,2%) y educación (1,2%). Por el contrario, llama la atención la caída en los precios de la vivienda (-3,5%), a partir de la evolución de la calefacción e iluminación, y del transporte (-0,2%).