El Liberal - Política

La ultraderecha catalana se pone en marcha ante la próxima convocatoria de elecciones autonómicas

Força Catalunya y el Front Nacional de Catalunya se presentan como partidos identitarios y contrarios a las formaciones que han promovido el procés

Santiago Espot y Silvia Orriols, líderes de Força Catalunya y Front Nacional de Catalunya
Santiago Espot y Silvia Orriols, líderes de Força Catalunya y Front Nacional de Catalunya S. E.

Es difícil saber qué altera más a un ultraderechista y separatista catalán. Su aversión la reparten casi a partes iguales entre España y los partidos que han promovido en Cataluña el procés. Dos son las formaciones de esta ideología que, en estos momentos, comienzan a engrasar la maquinaria ante la próxima convocatoria electoral: Força Catalunya y Front Nacional de Catalunya.

El primero acaba de ser presentado por su promotor, el controvertido Santiago Espot. En Wikipedia, se presenta como "empresario, político y escritor", además de presidente de la entidad Catalunya Acció, de la que nace Força Catalunya. Lleva años intentando acceder a las instituciones por la vía de la política. Así, por ejemplo, llegó a ser candidato al Ayuntamiento de Barcelona en 2011 por el partido de Joan Laporta, Solidaritat Catalana per la Independencia.

Espot presume de cosas como haber denunciado a más de 3.000 comerciantes por no rotular sus negocios en catalán. En octubre del año pasado, intentó que un centro de salud de Barcelona despidiera a una doctora por no atender en catalán a un paciente. Lo hizo acompañado de miembros de una entidad con que deja poco lugar a la duda: Movimient Identitario Català.

Conocidas son también sus salidas de tono y la del tuit que sigue a estas líneas es una de las más sonadas. 

Santiago Espot se presenta ahora como líder de una formación abiertamente identitaria. "Cataluña", dice en uno de los vídeos que ha publicado él mismo en su cuenta de Twitter, "es una simple colonia" en la que, asegura, se produce una supuesta y "progresiva sustitución cultural y lingüística".

Independencia obligatoria

Pide a quienes le apoyen que no duden en defenderse "sin pedir perdón" y añade que, si hace falta, no duden en "encararse a los colonizadores que tenemos entre nosotros". No duda en asegurar que la lucha por la independencia es "una obligación moral y nacional" porque "lo que no hagamos por nuestra patria, no lo hará nadie".

Su discurso ha sido aplaudido en Twitter por personas como el economista Alfons Godall, que fue vicepresidente del Barça en tiempos de Joan Laporta.

Más recorrido lleva la formación Front Nacional de Catalunya, que, además, cuenta ahora mismo con una concejal en el Ayuntamiento de Ripoll, Silvia Orriols. El partido, que también defiende la independencia y que muestra un claro rechazo a otras formaciones como JxCat, ERC o las CUP, tiene claros tintes xenófobos. Tanto es así, que en Ripoll el resto de formaciones independentistas rubricó un compromiso para no pactar con ellos por considerar que su ideología genera "odio y fractura social" al clasificar a las personas "en función de su origen".

El "hecho diferencial catalán"

Orriols incita a los suyos a luchar por la independencia a como dé lugar. Partidaria de que Cataluña tenga su propio ejército, es también firme defensora del llamado "hecho diferencial catalán". Un discurso que esgrimieron en su día los impulsores del procés pero que han abandonado poco a poco ante las numerosas críticas que han recibido a lo largo del tiempo por supremacistas. 

El partido tiene especial fijación contra los musulmanes residentes en Cataluña. Así, no aprovecha ninguna ocasión, para denunciar cualquier acto de esta comunidad, amparándose en la pretensión de evitar que creen "una sociedad paralela".



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba