El Liberal

La abstención del PP y el voto favorable de Ciudadanos y Más País, la opción más sensata para gobernar España

Resultados de las elecciones generales
Resultados de las elecciones generales Clara Rodríguez

A la vista de los resultados de las elecciones, descartada una nueva repetición electoral, la solución más sensata para la investidura de Sánchez sería la de la abstención del Partido Popular, y el voto favorable a Sánchez, con entrada en el gobierno, de Ciudadanos y Mas País.  A ellos se podría unir votando a favor alguna otra formación como Coalición Canaria, el partido de Revilla, Teruel existe o Navarra Suma. Un acuerdo de este tipo podría alcanzar entorno a 140 votos favorables. La abstención de PP, 88 diputados, sería suficiente para una mayoría relativa de síes.  Además, la abstención del PNV es perfectamente posible, aunque no resulta imprescindible. Otra cosa sería la estabilidad de la legislatura. La gobernabilidad debería basarse en pactos de geometría variable con PP, PNV o Podemos en función de los temas. Y la legislatura sería presumiblemente corta. La abstención del PP parece lejana por la presión de Vox, pero los populares tampoco pueden arriesgarse a nuevas elecciones y necesita desmarcarse de VOX mostrando su disponibilidad al desbloqueo de la situación por razones de Estado, o, dicho más claramente, para evitar la dependencia del Gobierno español del independentismo. Pablo Casado va a recibir muchas presiones en este sentido.

La formula alternativa, el pacto de la izquierda, necesita el voto favorable, o, por lo menos, la abstención de PNV y buena parte de la izquierda independentista incluida ERC . Incluir a ERC en la ecuación parece hoy muy difícil, aunque probablemente PSC y las federaciones socialistas de Baleares y Valencia empujarán a favor del pacto. Aunque en caso de voto favorable se lograría la mayoría absoluta tampoco parece que pudiera dar un gobierno estable y el coste para el PSOE y para el conjunto de España en general y los catalanes no independentistas en particular, sería muy alto.

En Cataluña el independentismo mejora en un diputado con la irrupción de la CUP, pero no consigue la mayoría absoluta ni en votos ni en escaños. Además la hegemonía de ERC no acaba de consolidarse por la resistencia de JxCAT. El PSC aguanta , Ciudadanos se desangra, el PP gana un diputado y VOX otro. En Comú-Podem mantiene los siete diputados. El espacio de centro no independentista se moverá. Ciudadanos debe refundarse, el catalanismo no independentista va a salir al ruedo, Valls se ofrece. El PSC, si no hay un fuerte contrapeso de centro no independentista, acabara en manos de ERC. Hay que darle otra alternativa para que presida la Generalitat.  Harán falta muchas dosis de inteligencia y buena voluntad, pero es evidente que los no secesionistas han de hacer algo para ser una alternativa real de gobierno en Cataluña. Lo contrario es dejar la única esperanza de cambio a un nuevo Tripartito que ya sabemos lo que puede dar de sí. Afortunadamente parece que las elecciones catalanas van para largo. A pesar de la presión de ERC, JxCAT va a aguantar y no veo a ERC rompiendo el gobierno después del desgaste que ha sufrido en estas elecciones, ha perdido dos diputados, por su apuesta moderada.

En cualquier caso, tiempos difíciles.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba