Cataluña

El Constitucional anula la aprobación de la autodeterminación en el Parlament

El tribunal tiene la posibilidad de pedirle a la Fiscalía General del Estado que persiga penalmente al presidente de la cámara catalana, Roger Torrent, quién ya ha sido apercibido en cuatro ocasiones del posible alcance penal de su actuación

Roger Torrent.
Roger Torrent. EFE

El Tribunal Constitucional ha acordado por unanimidad anular dos acuerdos de la Mesa del Parlament relativos a una moción sobre autodeterminación que la cámara catalana ya ha votado, y ha apercibido por cuarta vez a su presidente, Roger Torrent, del riesgo penal de desobediencia.

De esta forma, y según explican fuentes del tribunal a Vozpópuli, todo lo que han acordado los independentistas ha sido anulado, ya que el trámite estaba suspendido con anterioridad a la votación, que se ha celebrado antes de la hora prevista.

La anulación no se debe a una injerencia política, prosiguen las citadas fuentes, que destacan que esta decisión busca únicamente impedir que el Parlament apruebe una moción que obligue al Govern de Quim Torra a la proclamación de la independencia.

Por eso, el acuerdo del TC deja sin efecto la aprobación de la moción en favor de la autodeterminación tras la votación de la propuesta de la CUP en el Parlament. El presidente de la cámara catalana, Roger Torrent, ha redoblado su desafío al Tribunal Constitucional al adelantar el Pleno en el que se aludía a la autodeterminación.

Las maniobras de Torrent para no rendir cuentas

En concreto, ha avisado de la decisión sin consenso y sin reunir a los portavoces, una maniobra para tratar de esquivar un nuevo requerimiento del órgano que vela por el cumplimiento de la Carta Magna, el cuarto contra la Mesa del Parlament en las últimas semanas.

Con esta maniobra, los independentistas del Parlament han aprobado este martes la moción de la CUP sobre el derecho a la autodeterminación, tan solo unos minutos después de la suspensión del Tribunal Constitucional, que, en a este cambio de horario, ha procedido a suspender la moción sobre autodeterminación en el Parlament, justo en el inicio del debate.

El pasado viernes el Gobierno encargaba a la Abogacía del Estado que impugnara esta moción sobre la autodeterminación. Sin embargo, los independentistas han mantenido e incluso acelerado el trámite parlamentario para aprobar el texto.

Tres minutos tarde

Por otro lado, la moción no se ha publicado en el Boletín Oficial del Parlament, pese a ser admitida a trámite y anulada por el Constitucional. Según fuentes de la Mesa del Parlament a El Liberal, el letrado mayor, Joan Ridao, se ha mostrado "en contra" de publicar la moción en el Boletín Oficial, debido a la ausencia de del secretario general, Xavier Muro, que es quien tiene competencias en las publicaciones del Parlament, mientras Torrent "no se ha manifestado".

Las formaciones separatistas consideran que no hay delito de desobediencia porque no ha llegado a tiempo ninguna prohibición concreta del Constitucional, que no ha notificado al president del Parlament esta decisión, ni tampoco a la Mesa, para paralizar la moción. Según fuentes parlamentarias, la comunicación del Tribunal Constitucional se había recibido tan solo tres minutos después de la votación del pleno. "Es el tiempo que ha pasado", han confirmado las mismas fuentes, y por este motivo los letrados no van publicarlo en el Boletín Oficial del Parlament.

¿Qué recoge la moción?

La moción se ha aprobado con los 61 votos de las formaciones separatistas, la abstención de Cataluña En Comú Podem, mientras los diputados de PP, PSC y Ciudadanos no han ejercido el voto. "El Parlament ha expresado su voluntad de ejercer de forma concreta el derecho a la autodeterminación y de respetar la voluntad del pueblo catalán", señalaba el texto votado.

El siguiente punto de la votación pedía "la amnistía total para todas las represaliadas como parte de la solución al conflicto político entre Cataluña y España, la retirada de los cuerpos policiales y militares estatales y la disolución de los cuerpos antidisturbios de los Mossos". Tan solo ha contado con los tres votos de la CUP, el voto en contra de ERC, JxCat y PSC, mientras el PPC no ha votado y Ciudadanos ha abandonado el hemiciclo.

En los últimos puntos, se pedía el "fin de la represión contra las movilizaciones populares y detener deforma inmediata la violencia policial y la colaboración con la Policía Nacional y la Guardia Civil para ejecutar esta violencia", "reconocer públicamente que no se han respetado ni los reglamentos ni las instrucciones internas ni los principios de congruencia, proporcionalidad y oportunidad que deben regir las actuaciones policiales ni los acuerdos tomados el Parlamento de Cataluña respecto a las políticas de seguridad"; "reparar todos los daños causados y depurar responsabilidades dentro del Cuerpo de Mossos tomando las medidas oportunas"; y "revisar las actuaciones policiales con el fin de dotarse de garantías de no repetición". Por último, se incluía el cese de Miquel Buch. 

La CUP y En Comú votaban a favor, mientras los 71 votos de JxCat, gran parte de ERC y PSC-Unidos se ponían en contra, con la abstención de tres diputados de ERC. Los diputados del PPC no han votado y Ciudadanos se ha marchado.

Ahora, el tribunal tiene la posibilidad de pedirle a la Fiscalía General del Estado que persiga penalmente al presidente de la cámara catalana, Roger Torrent, y al resto de integrantes de la Mesa que han promovido la actuación ilegal. Fuentes del Constitucional apuntan a Vozpópuli que los magistrados decidirán si denuncian a Torrent ante el ministerio público cuando se resuelva sobre el fondo de los incidentes de ejecución de sentencia, que impiden las votaciones ilegales.

"Chanchullo" de Torrent

Se ha hecho para "evitar el veto del Tribunal Constitucional", ha avisado Carlos Carrizosa. "Es otra maniobra y otro chanchullo de la Mesa que se vuelve a colocar en la ilegalidad", ha continuado el presidente de Ciudadanos en el Parlament, quien ha pedido la "intervención de los letrados ya que "la única voluntad de este cambio de horario es tramitar" la petición de la autodeterminación, propuesta por la CUP.

Los tres grupos constitucionalistas en el Parlament, PSC, PP y Ciudadanos, han pedido una reunión de la junta de portavoces, pero Torrent se ha negado a suspender el pleno. Según la agenda del Parlament, el Pleno estaba previsto para las 15.00 horas de este martes, pero el presidente de la Mesa ha alegado que el cambio de horario se debe a "un viaje" que debe realizar Quim Torra, presidente de la Generalitat, quien a esa misma hora hablaba en una entrevista en Catalunya Radio.

Los parlamentarios de estos tres grupos han denunciado la situación. "Los letrados no deberían permanecer callados y cumplir con su deber", ha afirmado Carrizosa.

La diputada socialista Eva Granados ha mostrado su "queja por cuestión de orden" al haberse modificado el horario. Es "desprecio" al Parlamento, ha criticado Granados. "Pedimos que no se haga este cambio de orden del día y hacemos una preservación de esta cámara", ha señalado, al tiempo que ha pedido un informe de los letrados del Parlament sobre esta anomalía y se reúna la Junta de Portavoces.

David Pérez, miembro de la Mesa del Parlament, ha pedido la palabra para decir que "esto no debería poder votar", en referencia a la moción de la CUP sobre la autodeterminación.

Santi Rodríguez, diputado del PP, se ha sumado a la "queja" por el "cambio repentino" en el horario. "No hay motivos explícitos más allá de la famosa astucia que los caracteriza y que no les suele salir demasiado bien", ha asegurado Rodríguez.

Para Susana Segovia, la portavoz de En Comú Podem, el cambio de Torrent "es difícil de entender" y ha asegurado que "con estas maniobras no solucionaremos lo que pasa en Cataluña", pero ha criticado la impugnación de la moción por parte del Constitucional.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba