El Liberal - Política

La Plataforma per la Llengua boicotea los productos españoles con su nueva herramienta 'El Segell'

Promueve el consumo de productos etiquetados únicamente en catalán

Vista de la campaña de presentación de El Segell.
Vista de la campaña de presentación de El Segell.

La Plataforma per la Llengua, que se define como "la ONG del catalán", ha creado El Segell (El Sello) una herramienta para promover el uso de la lengua catalana en el etiquetado de los productos de consumo habitual. Según la propia web de elsegell.cat, "este distintivo define el producto que tienes en tus manos como un producto lingüísticamente responsable y lo diferencia del resto con un añadido de calidad". Y añade: "Este sello hace visible que el producto en cuestión forma parte de un tejido socioeconómico que tiene en cuenta las personas y su ecosistema cultural".

Esta iniciativa de Plataforma per la Llengua cuenta con web propia y recientemente se ha incorporado a redes sociales como Twitter, Instagram o Linkedin, para actuar como censor y ayudar a los usuarios a identificar aquellos productos de consumo que incumplan el etiquetado en catalán. En resumen, denunciar aquellos productos que estén etiquetados únicamente en castellano.  

La iniciativa también promueve un punto de asesoramiento para las empresas que deseen dar cumplimiento a la normativa lingüística de Catalunya.  

Los beneficios obtenidos con el proyecto de El Segell se destinarán a promover el uso del catalán en zonas que, por razones demográficas, sociológicas y económicas, presentan importantes déficits lingüísticos. Estos Planes de Actuación Lingüística Integral para promover el uso de catalán se destinaran a: Ciudad Meridiana, Sabadell (Distrito VI) y en el eje Besós (San Adrià, Santa Coloma y Badalona), zonas en las que predomina el uso de la lengua castellana.

Traducción del etiquetaje

Podemos encontrar en las redes sociales de El Segell que una de sus funciones es "ayudar a nuestras empresas" a hacer propuestas de redacción en catalán de productos que se pueden encontrar habitualmente en los supermercados.

A los usuarios también les invitan a responder a preguntas tan curiosas como la traducción de “extra de pepitas de chocolate” al catalán o practicar idiomas como traducir la palabra llavors (semillas) al portugués. Curioso que mientras se enseña un idioma como el portugués, la plataforma trabaja para traducir el etiquetado de los productos en castellano.

La ONG del catalán

Plataforma per la Llengua se define como "una organización no gubernamental que trabaja para promover la lengua catalana como herramienta de cohesión social". Sorprende el término ONG cuando esta entidad recibe la mayor parte de sus ingresos por subvenciones de la Generalitat de Cataluña. En los últimos cuatro años, desde distintas consellerias de la Generalitat se han otorgado a Plataforma per la Llengua subvenciones por un valor total de 2,4 millones de euros. En 2019 recibió una subvención de 535.000 euros parte del Govern de Quim Torra, mientras que por cuotas de socios, ese mismo año, ingresó cuatro veces menos, un total de 143.000 euros, tal y como figura en las cuentas anuales de la entidad.   

Un destacado miembro del Consejo consultivo de la Plataforma per la Llengua es el independentista Jordi Sánchez, expresidente de la ANC (Assemblea Nacional Catalana), exdiputado de JxCAT y actual presidente de La Crida Nacional per la República, condenado por el Tribunal Supremo a 9 años de inhabilitación y prisión por su papel en el procés independentista de Cataluña. 

Espías de menores y subordinación lingüística

Plataforma per la Llengua ha sido una entidad con varias polémicas recientes. En julio de 2019, la entidad denunció que las zonas urbanas, el 75% de las conversaciones de los niños en el patio de los colegios eran en castellano. La denuncia se les volvió en contra al descubrir que, para llegar a esa conclusión, habían espiado a los menores en los patios de los colegios. 

El presidente de la entidad, Òscar Escuder, justificaba entonces que la posible causa de este descenso en el uso del catalán era la falta de "referentes culturales y de ocio para los adolescentes". "Los jóvenes", añadía, "quieren parecerse a sus referentes, que en estas edades se encuentran sobre todo en redes sociales como Instagram o YouTube, donde el castellano es muy mayoritario".  

Escuder calificaba de "grave" la situación del catalán debido a "la ola migratoria" y a "los prejuicios lingüísticos" de los catalanohablantes. Y definía como “acto de subordinación lingüística” cambiar del catalán al castellano "si hay personas hispanohablantes".

Instagram les cierra la cuenta

La llegada de El Segell a redes como Instagram ha sido accidentada. El pasado día 11 la entidad denunciaba a través de su perfil de Twitter que les habían cerrado la cuenta y pedían explicaciones a Facebook, propietario de Instagram: “Srs. De Facebook, nos explican la razón? No creemos que se haya incumplido ninguna normativa de uso, nosotros trabajamos para promover el etiquetaje en catalán".

A pesar de las exigencias, Facebook no les ofreció respuesta, por lo que decidieron activar una nueva cuenta dos días después de denunciarlo de forma indignada en redes sociales: "Finalmente hemos decidido crear otra cuenta de Instagram, promover el etiquetado en catalán es importante y mejor no perder el tiempo. Muchas gracias por el apoyo y la fuerza #ReObrimElSegell”.

Parece que, de momento, la propuesta del El Segell no levanta muchas pasiones, ante la situación actual de confinamiento por el Covid19, las adhesiones en las redes sociales solo cuentan con una media de 500 seguidores.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba