El Liberal - Política

La falsa confiscación de mascarillas pretende dar aire al independentismo

El Govern asegura que la Guardia Civil ha confiscado material sanitario dirigido a hospitales catalanes, pero el Ejecutivo central aclara que solo pidió información para elaborar un catálogo

Meritxell Budó, portavoz de la Generalitat
Meritxell Budó, portavoz de la Generalitat

Hay quien pensaba que, ante la crisis sanitaria desatada por el coronavirus, el independentismo iba a congelar sus planes secesionistas y dejar de atacar al Estado. Nada más lejos de la realidad. El gobierno catalán ha resuelto aprovechar la crisis sanitaria de todas las maneras posibles: acusando de incompetencia al Gobierno central, responsabilizando a Madrid de la propagación del virus y, ahora, tergiversando la actuación del Estado en un asunto tan delicado como el de las mascarillas sanitarias.

Así, destacados dirigentes de la Generalitat han denunciado una supuesta incautación de material sanitario —en especial, mascarillas— destinado a hospitales catalanes por parte de la Guardia Civil. Las denuncias —efectuadas en un tono contundente— se han producido tras el aviso de varias empresas y hospitales según las cuales dicho material había sido interceptado por la policía. Esta información ya sido desmentida por el Ejecutivo de Sánchez, pero al gobierno catalán no ha parecido importarle los desmentidos y no ha retirado sus acusaciones .

El primero en verter estas críticas fue el propio presidente de la Generalitat Torra, que anteayer envió una misiva al presidente del Gobierno Pedro Sánchez —y de la cual asegura que aún no han recibido respuesta alguna—. Tras él, la consellera de Interior, Meritxell Budó, insistió ayer en este conflicto, reclamando al ministro de Sanidad Salvador Illa, que esclarezca la causa de que se estén efectuando confiscaciones de material y de qué manera va a ser éste distribuido.

4.000 mascarillas supuestamente incautadas

A estas quejas se le sumó también las de la consellera de Salut, Alba Vergé —lo que da la medida de la trascendencia que la Generalitat ha otorgado al asunto—. “En Igualada tenían que llegar 4.000 mascarillas hoy y están paradas”, aseguró Vergés en una comparecencia pública. Según ella, estos pedido ya se habían solicitado y no han arribado a su destino. “No entendemos que se puedan requisar materiales y decir que a partir de ahora todos los productos se van a recentralizar en Madrid”, criticó.

A pesar de la vehemencia con la que el Govern ha denunciado el problema, éste ha querido especificar que sólo esta pidiendo información sobre el destino del material sanitario y ha asegurado que no cuestiona que se dirija a quién más lo necesite. En palabras de Budó, con su denuncia solo pretenden atajar el “alarmismo” generado por la medida adoptada por el Gobierno central.

Cataluña ha recibido 200.000 mascarillas

Ante la alarma suscitada por estas quejas, el Ejecutivo central ha negado tajantemente haber requisado material sanitario a Cataluña. El directo del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón ha subrayado que “no se le está retirando ningún material a ninguna comunidad autónoma”. Según ha explicado, el Ministerio de Sanidad se ha limitado a “recoger un catálogo” de los productos necesarios para responder a la epidemia. “Saber a lo que hay nos ayuda a planificar correctamente su distribución. El Ministerio lo está redistribuyendo entre las comunidades más necesitadas y todas las comunidades están siendo provistas de la manera más justa posible”, ha explicado.

Fuentes del Gobierno también han relatado a Europa Press que el Ministerio inició una compra centralizada el pasado 12 de marzo, “acordada con las comunidades autónomas”, para apoyarles gratuitamente en la adquisición de mascarillas. “Desde entonces, Cataluña ha recibido cerca de 200.000 mascarillas”, han destacado.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba