El Liberal - Política

La Generalitat repartirá 230 móviles a los presos para hacer videoconferencias con sus familiares

Cárcel de Lledoners.
Cárcel de Lledoners. Europa Press

La Generalitat ha impulsado un plan para que los presos de las cárceles catalanas puedan comunicarse por videoconferencia con sus familiares mientras dure el estado de alarma, por lo que repartirá de forma urgente 230 teléfonos móviles en los centros penitenciarios.

Según ha informado el Departamento de Justicia en un comunicado, el objetivo de este plan, que se inicia este martes con una prueba piloto en la cárcel de Quatre Camins, es compensar a los presos por la anulación de las salidas, permisos y vis a vis debido a las restricciones impuestas para frenar el coronavirus.

De acuerdo con el plan piloto, los reclusos podrán llamar a sus familiares desde los ordenadores de los equipamientos educativos de las cárceles y comunicarse con ellos a través de un programa gratuito -jitsi meet-, que se puede instalar en todo tipo de equipos informáticos, tabletas o móviles.

La videoconferencia será programada

Los móviles  se repartirán en los centros penitenciarios y de justicia juvenil de Cataluña, de forma que los reclusos puedan contactar con sus familiares por videoconferencia a través de whatsapp, una aplicación más popular y de la que disponen la mayoría de contactos.

Los reclusos sin recursos económicos podrán llamar gratuitamente a sus familias, que si es necesario recibirán instrucciones de los técnicos de los centros penitenciarios sobre cómo instalarse el programa de videoconferencias en sus equipos.

Serán los profesionales de los centros penitenciarios los que se pondrán en contacto con los familiares de los reclusos para programar el día y hora de la videconferencia.

Aliviar tenisones

No obstante, los familiares podrán dirigirse también al nuevo servicio de atención telefónica que ha habilitado el Departamento de Justicia para resolver todo tipo de dudas, desde las medidas adoptadas para proteger la salud de los internos a información sobre la entrega de paquetes en los centros o los mecanismos para ingresar el peculio, término que en el argot carcelario alude al dinero que los presos pueden gastar en el economato.

También podrán dirigirse los familiares de presos a los trabajadores sociales del centro penitenciario con el que ya tienen contacto habitual.

Las medidas adoptadas por el Departamento de Justicia pretenden aliviar las tensiones que puedan haberse suscitado entre la población reclusa por las restricciones acordadas en el estado de alarma, que han obligado a suprimir las salidas programadas, los permisos -incluidos los del 100.2, para trabajar o hacer voluntariado en el exterior- y los vis a vis con familiares y allegados.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba