El Liberal - Política

Ciudadanos aplaza las votaciones y las primarias una semana por un fallo informático

La empresa responsable del sistema telemático ha pedido disculpas y ha atribuido la imposibilidad para votar a un "error humano"

Francisco Igea atendiendo a los medios de comunicación
Francisco Igea atendiendo a los medios de comunicación EL LIBERAL

Bochorno. No hay seguramente ninguna palabra mejor para definir la doble jornada electoral en la que la militancia de Ciudadanos tenía que elegir a los compromisarios para la V Asamblea General del próximo mes de marzo y dirimir las primarias para las autonómicas de Galicia y el País. Vasco. Un error informático ha impedido votar a los militantes y la Comisión de Garantías del partido, lo que ha desencadenado no solo el caos entre los votantes, sino feroces críticas en las redes sociales y en los foros de las agrupaciones locales.

Ante la magnitud del desastre, a última hora de la tarde, la gestora de Cs se ha visto obligada a aplazar los comicios una semana, en medio de las críticas generalizadas y las sospechas veladas de la militancia. Está por ver si en la decisión de la gestora ha pesado la insistente presión del sector crítico del partido que pedía la anulación tanto de las votaciones, tanto la de los compromisarios como las primarias.  Finalmente, la votación telemática para los compromisarios de todo el Estado será el próximo sábado 29 de febrero (desde la 00.01 horas hasta las 21.00 horas) y las primarias de Galicia y País vasco se han pospuesto hasta el 26 de febrero (desde la 00.01 horas hasta las 19.00 horas).

Pero el daño ya está hecho. La imagen del partido y el ánimo de los afiliados ha quedado por los suelos. Pese a que, la empresa responsable del sistema informático, Scytl ha atribuido el desastre a "un error humano del equipo en la configuración del servicio que permitía a los usuarios el acceso a la plataforma de votación” y ha pedido "disculpas" a militantes y dirigentes de la formación naranja. Pero, lo mismo que la gestora, también lo ha hecho demasiado tarde, cuando los 20.000 afiliados llevaban más de 20 horas sin poder votar.

Situación excepcional y de extrema gravedad

En pleno naufragio, el aplazamiento ha sido anunciado públicamente (y explicado a todos los militantes vía e-mail)por el Presidente de la Comisión de Garantías y Valores, Jesus Galiano. Galiano ha precisado que la contundente pero inevitable decisión se ha tomado “ante la situación excepcional y de extrema gravedad” vivida , y “por el perjuicio y daño que supone a toda nuestra militancia la situación generada por la empresa contratada”.

La imposibilidad de votar ha afectado tanto a los que pensaban hacerlo por el sector oficialista de la candidatura Con Inés Unidos y Adelante, liderada por la propia Inés Arrimadascomo a los que preferían la lista alternativa de Ciudadanos Eres Tú. Pero los que más estentóreo han mostrado su malestar han sido los pertenecientes al sector crítico. Aunque en privado, los cargos públicos y orgánicos reconocían que lo acaecido era terrorífico, "incalificable".

Ante el desastroso panorama, y para salvaguardar la pertrechada imagen de la formación naranja, el sector crítico ha pedido que se convoquen unas nuevas votaciones, pero esta vez en urna, una petición que ha sido desoída por la gestora. No obstante, si que han conseguido que las votaciones se suspendieran y se convocaran unas nuevas la semana que viene.

Acusaciones de fraude y chapuza en las redes sociales

En medio de feroces protestas y descalificaciones de muchísimos afiliados de Cs en las redes sociales (y también en los grupos de WhatsApp de las agrupaciones locales -donde se palpaba el “nerviosismo” general y crecían las “sospechas” de tongo-), a media mañana la gestora de Cs ha optado por prolongar el plazo de las votaciones" todo lo que sea necesario", como ha avanzado el secretario de Comunicación de la gestora y diputado de Cs por Málaga, Guillermo Díaz. Así se pretendía compensar el tiempo que pudiera perderse durante el apagón electoral. Al final, la prórroga ha acabado convertida en un aplazamiento de una semana.

A medida que las horas iban pasando, el malestar entre los afiliados que no podían ejercer su derecho al voto iba en aumento, para descrédito del partido naranja. Entre otros motivos porque está siendo investigado judicialmente por sendos pucherazos en el proceso del voto telemático de las últimas primarias para elegir a los candidatos de Murcia y Castilla y León a las generales. A las acusaciones particulares de “fraude”, “chapuza”, "espectáculo lamentable" y “vergüenza”, entre otros, que se vertían por Twitter y Facebook de los afectados se iban sumando las del sector crítico de Ciudadanos, con el vicepresidente de Castilla y León, Francisco Igea, a la cabeza.

El propio Igea ha atendido a los medios de comunicación antes de comenzar un acto de Ciudadanos Eres Tú en Valencia y ha pedido a la gestora de Cs “un acto valiente”: que convoque unas nuevas votaciones “con un sistema limpio, seguro y en urna”, ha precisado el líder del sector crítico. Igea ha argumentado que si se mantiene el actual sistema de voto telemático “difícilmente se va a dar al partido la tranquilidad que necesita”.

Los críticos alertaron de la vulnerabilidad del sistema

El enojo del vicepresidente castellano-leonés ha sido tal que ha advertido que “en estas condiciones (el sector crítico) no presentaremos una candidatura a la presidencia del partido, porque no validaremos un sistema que está cuestionado”. Igea ha recordado que lleva meses advirtiendo de que el voto telemático “no era una buena idea porque era una opción frágil, vulnerable, que entrañaba riesgos y que está cuestionada. En Europa Occidental nadie la utiliza y no debería hacerse en un partido con dos procesos judiciales en marcha”, ha subrayado el líder del ala crítica.

Algunos tuiteros han puesto el foco directamente en los responsables de haber adjudicado el servicio a Scyl, una empresa que se encuentra en preconcurso de acreedores y con vinculaciones con el DiploCat. Scytl es la mercantil con sede en Cataluña que se encargó tanto del escrutinio como de la difusión de los datos para toda España de las elecciones municipales y europeas del pasado 26 de mayo de 2019. Se da la circunstancia de que la elección de los compromisarios para su V Asamblea General era la primera votación que Cs externalizaba en lugar de de organizarla por su propia cuenta como hasta ahora, para evitar las suspicacias levantadas por las últimas primarias.

Hacia media tarde, Ciudadanos ha remitido un comunicado a todos los militantes en el que lamentaba lo sucedido y aseguraba "estar molesto con la situación" provocada por la imposibilidad para votar. Por este motivo, desde la dirección de Cs se ha anunciado que "se tomarán las medidas oportunas respecto a este proveedor", pero que esto se haría una vez estuviera resuelta la incidencia informática "de la manera más rápida posible, que es lo más importante y prioritario".

Ciudadanos se jugaba el prestigio en las votaciones

El fiasco informático no podía explotarle en las manos a Ciudadanos en peor momento: con una imparable caída en la intención de voto, una sangría de bajas entre la militancia y de críticas por la falta de democracia y de transparencia del sistema organizativo interno y de sus máximos dirigentes. Francisco Igea ha definido a la perfección la losa que cae ahora sobre la credibilidad de la formación naranja. “Advertimos que Ciudadanos se jugaba su prestigio en estas elecciones, que se ponía en riesgo su imagen. Lo que ha ocurrido es inadmisible. Los 20.000 militantes del partido no se lo merecen”, ha sentenciado el vicepresidente de Castilla y León.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba